La importancia de las vacunas: beneficios y razones para vacunar

Las vacunas son una de las principales causas de que la esperanza de vida haya ido aumentando. A pesar de que hay una tendencia creciente de personas contrarias a estos medicamentos biológicos, los profesionales no se cansan de recalcar la importancia de las vacunas tanto en niños como en adultos.

La importancia de las vacunas: beneficios y razones para vacunar
Según la OMS, cada año se evitan 3 millones de muertes gracias a las vacunas

Las vacunas son una de las principales causas de que la esperanza de vida haya ido aumentando a lo largo de los años. A pesar de que hay una tendencia creciente de personas contrarias a estos medicamentos biológicos, los profesionales no se cansan de recalcar la importancia de las vacunas tanto en niños como en adultos.

 

La importancia de las vacunas para reducir las muertes


Vacunas

Gracias a las vacunas, hoy somos capaces de prevenir o curarnos de enfermedades que antes causaban grandes epidemias, muertes y graves secuelas. Según las cifras que maneja la OMS, cada año se evitan entre dos y tres millones de muertes gracias a la protección que ofrecen las vacunas contra enfermedades como sarampión, rubeola, difteria, rotavirus, neumonía, tétanos o polio.

En este punto es importante recordar que las vacunas son un medicamento (se puede tomar de forma oral o inyectado) que generan anticuerpos en las personas sanas. De esta forma, las protegen ante futuras infecciones o enfermedades. Al mismo tiempo, están protegiendo a las personas de su entorno.

Gracias a las vacunas se ha conseguido erradicar enfermedades como la viruela. La erradicación de la poliomielitis está cerca y enfermedades como el tétanos, la tos ferina, la hepatitis B, el sarampión o las meningitis meningocócicas pueden ser controladas.

No vacunarse, o no vacunar a nuestros hijos, puede provocar que vuelvan a darse casos de enfermedades que ya han sido olvidadas en muchos países.

 

La importancia de las vacunas frente a las posibles reacciones


Aparte de defender la importancia de las vacunas, los profesionales destacan que se trata de medicamentos eficaces y seguros. Eso no quita para que algunas personas puedan sufrir algunas reacciones, como puede ser dolor en el lugar donde se ha puesto la inyección, enrojecimiento e hinchazón de esa zona, dolores musculares, pérdida de apetito o fiebre. Generalmente los síntomas son leves y desaparecen pronto.

Son contados los casos en los que se han producido reacciones alérgicas. Tanto en esos casos, como si las reacciones no pasan al cabo de tres días, hay que acudir al médico para que haga una evaluación.

Pero eso son casos aislados. Lo normal, según defienden los profesionales médicos, es que los riesgos de las vacunas sean inferiores a sus beneficios.

 

La importancia de las vacunas en los niños


Por lo que respecta a la importancia de las vacunas en niños, tan importante es vacunarlos como saber en qué momento hay que hacerlo. Cuando nacen, el pediatra da a todos los padres un calendario de vacunación para que sepan cuándo deben administrar a sus hijos las vacunas.

Este calendario varía en función del país y, en el caso de España, de cada Comunidad Autónoma. Este es el último que ha publicado la Asociación Española de Pediatría.

Como puedes ver, todos los niños deberían recibir las siguientes vacunas:

  • Vacuna antihepatitis B (HB)
  • Vacuna frente a difteria, tétanos y tos ferina acelular (DTPa/Tdpa)
  • Vacuna antipoliomielítica inactivada (VPI)
  • Vacuna conjugada frente al Haemophilus influenzae tipo b (Hib)
  • Vacuna conjugada frente al meningococo C (MenC)
  • Vacuna conjugada frente al neumococo (VNC)
  • Vacuna frente al sarampión, rubeola y parotiditis (SRP)
  • Vacuna frente al virus del papiloma humano (VPH)
  • Vacuna frente al rotavirus (RV)
  • Vacuna frente a la varicela (Var)
  • Vacuna antigripal (Gripe)
  • Vacuna antihepatitis A (HA)

 

Algunas de ellas son combinadas, por lo que permiten inmunizar simultáneamente frente a varias enfermedades importantes. Es el caso de la vacuna trivalente, también llamada vacuna triple vírica o vacuna triple viral (también conocida como SPR y SRP). Esta inyección inmuniza contra el sarampión, la parotiditis o paperas y la rubéola.

Por su parte, la vacuna hexavalente, contiene DTap (Difteria, Tétano y Tosferina acelular), IPV (Polio Intramuscular), Hepatitis B y HIB (Haemophilus Influenzae tipo B).

 

Puede interesarte: