¿Qué puede pasar si no sigo el tratamiento de la psoriasis?

El tratamiento de la psoriasis consigue aliviar los síntomas, pero hay que seguirlo a rajatabla si se quieren evitar complicaciones graves.  

¿Qué puede pasar si no sigo el tratamiento de la psoriasis?
Las psoriasis más graves pueden requerir el ingreso hospitalario

La psoriasis no es contagiosa, pero sí es una enfermedad crónica que debe tratarse para que no vaya a más y que la calidad de vida del paciente mejore.

Normalmente el tratamiento de la psoriasis establecido por el dermatólogo consigue aliviar los síntomas, pero hay que seguirlo a rajatabla.

 

El tratamiento de la psoriasis más grave


Tratamiento de la psoriasis

De lo contrario, ciertos tipos de psoriasis pueden llegar a ser bastante peligrosos. Es el caso, por ejemplo, de la psoriasis eritrodérmica. Esta forma de psoriasis puede requerir el ingreso hospitalario, incluso llegar a ser mortal. Algunas de las complicaciones de esta enfermedad son las siguientes:

  • Deshidratación.
  • Pérdida de proteínas. Eso puede llevar a la desnutrición.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Alteración de la temperatura corporal. Los pacientes tienen riesgo de sufrir hipotermia y temblores.
  • Infección.
  • Neumonía.
  • Enrojecimiento de la piel.
  • Descamación de la piel.
  • Hinchazón, sobre todo alrededor de los tobillos.

 

Además, existe la que se conoce como psoriais Zumbusch, que es una combinación de la psoriasis eritrodérmica y pustulosa. Pues bien, esta puede llegar a ser mortal en pacientes de edad avanzada. Entre sus síntomas destacan la pérdida de peso, debilidad muscular, escalofríos y fiebre. Además, los pacientes pueden acumular fluidos en exceso y sufrir un desequilibrio de los balances químicos. En estos casos es necesaria la hospitalización.

 

Las 5 complicaciones más comunes en el tratamiento de la psoriasis


Dejando a un lado este caso particular, la psoriasis mal tratada puede ocasionar una serie de problemas. Entre los más comunes, destacan 5:

1. Problemas emocionales. Los pacientes pueden sentirse avergonzados por su apariencia, lo que puede llegar a ocasionar aislamiento social, baja autoestima y situaciones de depresión.

En una encuesta llevada a cabo en Estados Unidos entre personas con psoriasis severa, el 20% de los pacientes aseguró que su psoriasis había contribuido a la pérdida de un empleo o renuncia, el 25% creía que la psoriasis había causado una ruptura sentimental y un 45% reconoció que le había impedido hacer nuevos amigos.

Por eso es importante señalar que, además del tratamiento adecuado para aliviar los síntomas, existen grupos de apoyo.

2. El riesgo de sufrir otras enfermedades. ¿Cuáles? Por ejemplo, las siguientes:

  • Artritis psoriásica. Afecta a las articulaciones. Los daños progresivos pueden llegar a provocar que estas se deformen y que se debiliten. Además, los pacientes que la sufren tienen más riesgo de contraer enfermedades respiratorias. Se calcula que entre el 10% y el 20% de todos los pacientes con psoriasis desarrollan artritis psoriásica.
  • Problemas oculares, como pueden ser la conjuntivitis, la blefaritis y la uveítis.
  • Diabetes tipo 2.
  • Enfermedades cardiovasculares. El riesgo se multiplica por dos con respecto a las personas que no tienen psoriasis.
  • Afecciones cardíacas: ateroesclerosis, ataques cardíacos, o el endurecimiento de las arterias.
  • Enfermedades autoinmunes. Es el caso de la celiaquía, la esclerosis o la enfermedad de Crohn, por ejemplo.
  • Parkinson.
  • Problemas renales.
  • Cáncer de piel.

 

3. Trastornos metabólicos. Además de la diabetes que ya hemos mencionado en el punto anterior, sin un tratamiento de la psoriasis adecuado pueden surgir varios trastornos metabólicos: presión arterial alta, niveles elevados de insulina, hipercolesterolemia, hígado graso, obesidad, enfermedad inflamatoria intestinal, etc.

4. Las llagas y lesiones pueden sangrar y, con ello, aumenta el riesgo de sufrir infecciones bacterianas en la piel.

5. Deficiencia de folato. El ácido fólico es una de las vitaminas B que interviene en las funciones neurológicas y en la producción de glóbulos rojos. El folato también evita los altos niveles de homocisteína, que aumentan el riesgo de enfermedad cardíaca.

 

Por todo lo descrito, es muy importantes que las personas con psoriasis hagan todo lo posible por tener la enfermedad bajo control. Empezando por seguir el tratamiento de la psoriasis al pie de la letra, mantener la piel limpia, hidratarse, descansar, exponerse al sol de forma controlada y seguir una dieta equilibrada.

 

Puede interesarte: