Trabajo de parto: aprende de qué se trata

Se llama trabajo de parto al momento en que comienza el proceso en el que el feto y la placenta salen del útero. Sigue leyendo para saber más.

Trabajo de parto: aprende de qué se trata
El trabajo de parto tiene 3 etapas

El trabajo de parto se produce cuando el feto y la placenta abandonan el útero. El parto puede ser o bien a través de la vagina, o bien por cesárea.

El trabajo de parto se da por diferentes motivos y existen diferentes teorías que explican porque ocurre, algunas de ellas son las siguientes:

  • Debido a que el útero llega a un punto crucial de distensión que puede provocar tensión en las fibras musculares, y por lo tanto estimular su actividad.
  • Por el envejecimiento físico de la placenta que podría no enviar suficientes nutrientes para el feto.
  • Ya que el nivel de la hormona progesterona desciende, pueden causarse cambios en el útero que desemboquen en el trabajo de parto.
  • La liberación de prostaglandina de la parte del útero también podría iniciar el trabajo de parto.
  • Debido a la liberación de oxitocina (hormona que incita la contracción del útero) provocada por los impulsos nerviosos del útero a la glándula pituitaria posterior.
  • Por último, el trabajo de parto podría estar estimulado por una sustancia liberada por las glándulas suprarrenales del feto cuando maduran.

 

Qué es el trabajo de parto


Trabajo de parto

Como decíamos, el trabajo de parto es un proceso que cuenta con 3 fases o periodos. Estos pueden empezar incluso semanas antes de que el bebé nazca.

  • Un primer periodo que empieza con las primeras contracciones de la mujer y que se da hasta una dilatación completa (10 centímetros). Esto significará que el cuello uterino esta suficientemente estirado y preparado para el parto.
  • El segundo periodo es la etapa activa en la cual la mujer empieza a empujar para abajo. Se inicia así la dilatación completa del cuello uterino que acaba con el nacimiento del bebé.
  • El tercer periodo, o también llamado etapa placentaria, se da con el nacimiento y termina cuando la placenta y las secundinas (el conjunto de las membranas y la placenta que se expulsa después de haber nacido el bebé) se han expulsado por completo.

 

Cómo saber si estás de trabajo de parto


Si bien es cierto que hay unos rasgos comunes a todos los embarazos, cada embarazo es diferente según la mujer, por lo que los signos del trabajo de parto, así como el tiempo que puede demorar cada uno de los periodos, será diferente dependiendo de cada una.

Por otro lado, existen algunos signos comunes que podrían indicar que el trabajo de parto está cerca, son los siguientes:

  • Cuando el feto baja a la parte inferior del útero se da el aligeramiento. Cuando esto ocurre puede aparecer una sensación de ligereza o alivio.
  • Aumenta el flujo vaginal, que puede ser rosado, claro o levemente sanguinolento. Esto se produce ya que el cuello del útero empieza a dilatarse y puede ocurrir, o bien algunos días antes de que el trabajo de parto empiece, o cuando se inicia.

 

En cuanto a las contracciones características del momento de parto, son de esta forma:

  • Contracciones irregulares que acaban por volverse regulares.
  • Contracciones que van haciéndose más fuertes, prolongadas y frecuentes. Es posible que al caminar esto ocurra con más intensidad.
  • Contracciones que no desaparecen al recostarse.
  • Contracciones que comienzan en la espalda y que van trasladándose hacia el frente.

 

Cuando se va a iniciar el trabajo de parto, las contracciones provocarán que el cuello del útero se vaya adelgazando a la vez que se abre. Esto incentivará a que el bebé baje a través de la pelvis.

Por último, algunos signos importantes y que serían motivo de consulta inmediata con el personal médico:

  • Presión en la pelvis.
  • Contracciones cada 10 minutos o con más frecuencia.
  • Un cambio en el color del flujo vaginal.
  • Sangrado vaginal.
  • Calambres en la parte del abdomen acompañados o no por diarrea.

 

Puede interesarte: