La importancia de las tomas nocturnas en la lactancia

La lactancia materna tiene gran importancia en el desarrollo de tu bebé. ¡Descubre los beneficios de las tomas nocturnas!

La importancia de las tomas nocturnas en la lactancia
Poco a poco irás acostumbrándote al ritmo de la lactancia

Normalmente, una de las principales ocupaciones de la maternidad (sobre todo en las madres primerizas) es la lactancia materna. Y con ella pueden llegar algunas preocupaciones, como las que tienen que ver con las tomas nocturnas.

Es posible que no sepas muy bien cómo tienes que llevarlas a cabo, o si serás capaz de mantenerte despierta en los momentos en que tu bebé demande la teta. Pero, que no cunda el pánico, vamos a resolver todas tus dudas para que puedas tomarte la lactancia con más tranquilidad.

 

¿Por qué son tan importantes las tomas nocturnas?


Importancia de las tomas nocturnas

Uno de los momentos más especiales entre una madre y su bebé, es el de la lactancia materna. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Asociación Española de Pediatría recomiendan la lactancia materna exclusiva, a demanda, durante los 6 primeros meses de vida del bebé. Esto se debe a que el hecho de amamantar se entiende como la mejor manera de alimentar al recién nacido, proporcionándole todos los nutrientes que necesita para su desarrollo.

A partir del sexto mes, se aconseja continuar con la lactancia materna, por lo menos hasta los 2 años de edad, pero complementada con otros alimentos variados que deben introducirse en su dieta progresivamente.

La leche materna se encargará de fortalecer el sistema inmunológico de tu bebé, y los momentos que compartiréis mientras le das el pecho reforzarán la conexión entre ambos favoreciendo así vuestro vínculo. Eso sí, este bonito proceso requerirá de tiempo y paciencia, para que los dos podáis adaptaros de la mejor forma posible.

Dentro de esta adaptación entran las tomas nocturnas, que posiblemente harán que te sientas cansada y con ganas (por momentos) de tirar la toalla. Por este motivo, es importante que conozcas los beneficios que tienen y algunos trucos que te ayudarán llevarlo mejor.

 

Beneficios de las tomas nocturnas

Debido a que los expertos recomiendan la lactancia exclusiva y a demanda durante los primeros 6 meses, no se deberían restringir los horarios. Así, las tomas nocturnas serán tan necesarias e importantes como las tomas de día.

El ritmo lo marcará tu bebé, que irá pidiéndote la teta cada vez que tenga hambre. Durante los primeros meses, es normal que por la noche, el bebé quiera mamar entre 1 y 5 veces. Poco a poco os iréis adaptando a esta situación.

Si tu intención es mantener una lactancia prolongada, las tomas nocturnas serán la clave para favorecer el éxito. La producción y los niveles de la leche materna están estimulados por la hormona prolactina, ¡y estos niveles aumentan por la noche! La prolactina cuenta con una función que apacigua y tranquiliza, que favorece el sueño. Esto te ayudará a tener una mayor sensación de calma y te ayudará a conseguir relajarte.

Una de las recomendaciones respecto a las tomas nocturnas es que en la fase de calibración, cuando el bebé hace pausas largas durante la noche, se le debe estimular ofreciéndole el pecho.

Las tomas nocturnas también ayudan en la prevención de las mastitis y las obstrucciones mamarias, que pueden darse debido a pausas demasiado largas en las tomas. Existen algunos casos en los que se aconseja la extracción de la leche para drenar el pecho y que se mantenga la producción.

Por otro lado, el pecho tranquiliza al recién nacido cuando este se despierta y la causa principal no es el hambre. Se estrecharán los vínculos afectivos entre los dos gracias al contacto piel con piel. Por otro lado, disminuirá el ambiente de estrés que pueda generarse, tanto para la madre como para el bebé.

 

Consejos para llevar mejor las tomas nocturnas

  • Una vez haya acabado la toma, es bueno poner a dormir al bebé sin acunarle para que se acostumbre a volver a dormir sin estímulos externos.

 

Recuerda que intentar saltarte las tomas no servirá de mucho, ya que será tu bebé quien marque el ritmo. ¡Con el tiempo irá espaciando los tiempos entre toma y toma!

 

Puede interesarte: