Toallitas húmedas para bebé: pros y contras

Las toallitas húmedas para bebé son un elemento muy común y práctico en la higiene diaria. Aprende un poco más acerca de este tipo de toallitas.

Toallitas húmedas para bebé: pros y contras
Unas toallitas con muchos usos

Las toallitas húmedas para bebé son un clásico en los cuidados de la higiene de nuestros hijos. Ayudan a mantener una limpieza óptima y a mantener una piel saludable.

Sin embargo, debido a que existe un gran debate entorno a la nocividad de las toallitas húmedas para bebés en el entorno, es decir, el impacto que su uso tiene sobre el medio ambiente, así como si son o no beneficiosas para la piel, existen diferentes tipos de toallitas como pueden ser las ecológicas o las fabricadas sin phenoxyethanol.

 

Usos de las toallitas húmedas para bebé


Toallitas húmedas para bebé

Las toallitas húmedas para bebé, compuestas de sustrato suave e iguales a una tela fabricada en celulosa modificada, maximizan el poder de la absorción, además, el polipropileno que las compone da suavidad a la tela.

Por otro lado, las toallitas húmedas contienen una serie de conservantes que les ayuda a mantenerse frescas por un largo tiempo, así como a evitar que se contaminen.

Además, contienen una loción a base de agua que limpia y ayuda a quitar la suciedad, y una loción de emulsión que disuelve las manchas pegadas tanto en la piel como en cualquier otro tipo de residuo. En un principio, esta loción contiene estabilizadores de pH que no modifican el balance natural de pH del bebé.

Algunos de los beneficios de las toallitas húmedas son los siguientes:

  • Nutren la piel de tu bebé.
  • Pueden reducir los síntomas que causa la dermatitis atópica, como son la sequedad, el enrojecimiento o el hinchazón.
  • Son perfectas a la hora de limpiar en profundidad las zonas irritadas del bebé. Podría decirse que son tan prácticas como un tejido de algodón o agua.

 

No cabe duda de que las toallitas húmedas para bebé son de lo más útiles y cómodas, y no solo para los cuidados higiénicos, sino también para otras utilidades como pueden ser:

  • Si tus hijos o hijas han hecho travesuras y han pintado las paredes de casa con crayones, ¡prueba a limpiar las manchas con toallitas húmedas!
  • Puedes usarlas para desmaquillarte, son útiles y rápidas.
  • Si usas un sofá de cuero y quieres tanto darle brillo como quitar alguna mancha incómoda, puedes echar mano de las toallitas húmedas sin problema.
  • Los zócalos de la pared también admiten muy bien la limpieza con toallitas húmedas.
  • Si en casa tenéis una pizarra blanca para que tus hijos jueguen, es posible que pasado un tiempo queden manchas de los marcadores que no se han limpiado correctamente, elimínalas al completo con las toallitas húmedas.
  • También pueden ser muy útiles para limpiar los juguetes que tienen restos de comida o manchas no muy adheridas.
  • Puedes hacer que tus plantas brillen limpiando las hojas con toallitas húmedas.
  • El teclado del ordenador puede llenarse de polvo, migas o suciedad en general, puedes sacudirlo bien pero darle también el toque final de limpieza con una toallita húmeda.

 

Una vez presentados los diversos usos y beneficios de las toallitas húmedas para bebés, debes saber que es importante hacer un consumo responsable de ellas. Esto es debido a que pueden ser muy nocivas para el medio ambiente porque, a diferencia del papel higiénico, este tipo de toallitas no se desintegra con facilidad ya que están confeccionadas para durar en el tiempo. Las toallitas húmedas son robustas, mantienen su estructura y no se deshacen.

Lo mejor es no abusar de su consumo y además de esto, es muy importante no tirar las toallitas por el retrete ya que no se rompen dentro de el sistema de cloacas, deben ser desechadas siempre en la papelera.

 

Puede interesarte: