Tipos de contracciones según el trimestre de embarazo

Cuando hablamos de contracciones solemos generalizar y referirnos a ellas como una señal de que el parto está a punto de producirse. Pero lo cierto es que hay varios tipos de contracciones y, por regla general, suelen darse más o menos durante el mismo trimestre de embarazo. Incluso después del parto.

Tipos de contracciones según el trimestre de embarazo
Desde la semana 1 a la 28 pueden manifestarse las contracciones de tipo A

Cuando hablamos de contracciones solemos generalizar y referirnos a ellas como una señal de que el parto está a punto de producirse. Pero lo cierto es que hay varios tipos de contracciones y, por regla general, suelen darse más o menos durante el mismo trimestre de embarazo.

 

Tipos de contracciones durante el primer trimestre de embarazo


Las contracciones uterinas son un fenómeno fisiológico causado por la oxitocina, una hormona activa durante todo el embarazo. Por tanto, desde el mismo momento en que te quedas embarazada puedes notar cómo en ocasiones el útero se contrae y se relaja.

Pues bien, durante el primer trimestre pueden manifestarse las denominadas contracciones fisiológicas. Estas se producen porque el útero se expande para acoger al embrión. Se caracterizan porque son suaves y solo se manifiestan de forma ocasional. Si sangras o sientes dolor debes acudir al médico.

 

Tipos de contracciones durante el segundo trimestre de embarazo


Tipos de contracciones

Desde la semana 1 a la 28 pueden manifestarse las contracciones de tipo A o focales, por lo que en este período también puedes sentirlas. Son tan leves que puede que ni las notes. Se producen porque el útero se está preparando para expandirse conforme el bebé va creciendo.

Como decimos, no son dolorosas y son esporádicas, por lo que si notas dolor o ves que se producen a intervalos regulares, debes acudir al médico.

 

Tipos de contracciones durante el tercer trimestre de embarazo


Tipos de contracciones

A partir de la semana 28 de embarazo las contracciones ya son más notables, pero, salvo las contracciones de parto, tampoco duelen. Así que si las notas pero no tienes ninguna molestia, estate tranquila. A lo largo de estos tres meses sentirás varios tipos de contracciones que te listaremos a continuación, en orden de aparición:

  • Contracciones de Braxton Hicks. Son las primeras que notarás (hay mujeres que nos las perciben). Normalmente se producen hacia el octavo mes de embarazo, más o menos. Se caracterizan porque no son dolorosas, cesan con el reposo, están localizadas en la parte baja del abdomen y lo endurecen.
  • Contracciones preparto. Aparecen dos semanas antes del parto, para preparar al cuello del útero. Son algo más intensas y frecuentes que las anteriores.
  • Contracciones prodrómicas. Se sienten en la última semana de embarazo. A veces se produce la expulsión del tapón mucoso y su función es ir borrando el cuello del útero. No suelen durar más de 30 segundos y tal como llegan, se van. Se localizan en la zona lumbar.
  • Contracciones de dilatación. Se podría decir que son la antesala de las contracciones de trabajo de parto. Tienen una frecuencia regular, duran unos 20 segundos y se dan en intervalos de 15 o 20 minutos. Se localizan en la zona del bajo vientre. Si notas que se hacen más frecuentes, es que el momento del parto se va acercando. Cuando se produzcan cada 10 minutos es el momento de ir al hospital. El proceso de dilatación dura entre 8 y 12 horas en las madres primerizas y de 4 a 6 en las que ya han tenido hijos antes.
  • Contracciones de transición. Son las que se manifiestan cuando has alcanzado al menos 2 cm de dilatación. En ese momento el bebé empieza a descender por el canal de parto. Son más largas, intensas y se producen cada minuto y medio.
  • Contracciones de expulsión. Son las que se producen en el momento del parto. Cuando ya hayas dilatado 10 cm, la matrona te indicará que empujes cada vez que notes una contracción.

 

Asimismo, antes de la semana 37 de embarazo puede ocurrir que se manifiesten las conocidas como contracciones prematuras. Son parecidas a las de las primeras semanas, pero si tienes más de 24 contracciones al día, estas duran unos 40 segundos y no desaparecen aunque cambies de postura o descanses, mejor que acudas al hospital porque pueden que se trate de un parto prematuro.

 

Tipos de contracciones posparto


Una vez que el bebé haya salido, notarás que sigues teniendo contracciones, esta vez menos dolorosas. Estas se producen para expulsar la placenta.

Durante los días siguientes puedes notar otras contracciones, denominadas “entuertos”. Se producen porque el útero necesita volver a su sitio. También sirven para eliminar los restos de membranas y otros materiales biológicos, así como para evitar hemorragias. Son como retortijones que se localizan en la zona del pubis.

 

Puede interesarte: