Conoce los síntomas del reflujo en bebés y cómo tratarlo

Existen unos síntomas del reflujo en bebés que puedes observar y reconocer, te presentamos cuales son para que estés atento.

Conoce los síntomas del reflujo en bebés y cómo tratarlo
Fíjate en los síntomas que presenta tu bebé

Si tu bebé suele escupir la leche pero no parece incómodo con ello y crece y aumenta de peso de manera normal, no tienes porque preocuparte. Pero, si tu bebé está regurgitando la leche de manera habitual, tal vez tenga reflujo gastroesofágico. Pero tranquilo, hay algunos síntomas del reflujo en bebés que puedes reconocer y pueden avisarte de que deberías hacer una visita al pediatra.

A continuación te presentamos una serie de síntomas que pueden ir asociados a esta dolencia, y a los que puedes poner atención si es que piensas que tu bebé puede estar padeciendo reflujo.

Recuerda que siempre es importante concertar una cita con el pediatra, pues será él quien lleve a cabo un diagnóstico. Además, debes saber que existen algunos remedios para aliviar el reflujo de tu bebé que puedes llevar a cabo.

 

Síntomas del reflujo en bebés


Síntomas del reflujo en bebés

Si tu bebé está padeciendo reflujo, seguramente se deba a que su esfínter esofágico es débil y aún no está funcionando como debería. Por ello, los jugos gástricos y los alimentos suben desde el estómago a la boca del bebé.

Hay algunos síntomas del reflujo en bebés a los que puedes prestar atención:

  • Mal aliento o un exceso de saliva.
  • Tos, que se da especialmente después de las comidas.
  • Pérdida de peso.
  • Si tu bebé no se está alimentando bien, se niega a comer y rechaza la comida, es posible que esté sufriendo ardor de estómago y reflujo.
  • Si el bebé llora mucho y está constantemente irritado, así como si tiene dificultades para conciliar el sueño.
  • Vómitos excesivos que se dan en las primeras semanas de vida del bebé y que empeoran después de comer.
  • Problemas respiratorios o silbidos.
  • Crecimiento lento.

 

Es importante saber que tu bebé puede padecer distintos tipos de reflujo y será el pediatra quien determinará cuál es con su diagnóstico. El reflujo gastroesofágico puede ser:

  • Fisiológico: Cuando es leve y se produce únicamente después de las comidas.
  • Sintomático: Si se da muy a menudo a lo largo del día e incluso si el bebé tiene problemas para aumentar de peso.
  • Gastroesofágico real: En este caso, implicaría también una inflamación leve del esófago, broncoespasmos, pérdida de peso y dificultad para respirar.

 

 

¿Qué hacer para aliviar el reflujo?


Tratamiento del reflujo en bebés

Una vez conozcas los síntomas, puedes ayudar a tu bebé a sentirse mejor. Además de consultar al pediatra, puedes llevar a cabo las siguientes mejoras:

  • En primer lugar, puedes aliviar el reflujo de tu bebé poniendo atención a su posición. Si tu bebé tiene reflujo, te recomendamos que duerma boca arriba y en posición semi sentada. También debes tener en cuenta otro factor importante, y es que cuando haya acabado de comer, debes mantenerlo erguido durante aproximadamente media hora.
  • Presta atención a las tomas. Puedes darle menos cantidad de leche cada vez pero compensar y darle más veces. Pon especial cuidado a que saque bien el aire cada vez que come.
  • Procura moverle con cuidado después de comer, y evita tumbarlo hasta pasada media hora.
  • Mantenle siempre alejado del humo del tabaco.
  • Si te han recomendado que pongas a dormir a tu bebé en el asiendo infantil del coche no hagas caso, ya que se ejerce más presión en el estómago del bebé y pueden agravarse los síntomas del reflujo.

 

Saber los síntomas del reflujo en bebés te ayudará a saber que es lo que le pasa a tu hijo, y así poder ponerle remedio, ayudarle a sentirse mejor y tener más tranquilidad.

 

Puede interesarte: