Aprende a detectar síntomas de intolerancia al gluten en niños

Los síntomas de la intolerancia al gluten en niños son muy concretos. Dolor abdominal, diarrea crónica (o estreñimiento), falta de apetito, gases, cólicos, pérdida de peso o vómitos sin motivo aparente son las más comunes. El problema es que, en ocasiones, las molestias son tan vagas que se tarda tiempo en detectar la enfermedad.

Aprende a detectar síntomas de intolerancia al gluten en niños
Los más habituales son trastornos digestivos, pérdida de peso o diarrea crónica

Los síntomas de la intolerancia al gluten en niños son muy concretos. Dolor abdominal, diarrea crónica (o estreñimiento), falta de apetito, gases, cólicos, pérdida de peso o vómitos sin motivo aparente son las más comunes. El problema es que, en ocasiones, las molestias son tan vagas que se tarda tiempo en detectar la enfermedad.

Aunque la mayoría de los casos se detectan entre los 6 meses y los 2 años de edad, hay ocasiones en las que pueden pasar años sin que nadie se dé cuenta de que el pequeño es celiaco.

No solo el pediatra, sino muchos padres no se percatan de que lo que sus hijos están manifestando son los síntomas de intolerancia al gluten en niños.

 

5 preguntas sobre síntomas de intolerancia al gluten en niños


Síntomas de intolerancia al gluten en niños

Para tratar de facilitar una detección precoz en casa, un hospital danés elaboró hace algún tiempo un cuestionario con 5 preguntas muy simples que los propios padres pueden responder. Dichas preguntas son las siguientes:

1. ¿Ha sufrido tu hijo dolor abdominal más de dos veces durante los últimos tres meses?

2. ¿Ha tenido tu hijo diarrea durante más de dos semanas?

3. ¿Tiene tu hijo tendencia a presentar heces firmes y duras?

4. ¿Gana tu hijo peso suficiente?

5. ¿Gana tu hijo altura suficiente?

 

Si las contestas y ves que algunas de las respuestas coincide con los síntomas de intolerancia al gluten en niños, el siguiente paso es acudir al pediatra para que haga un diagnóstico. En su día se hizo la prueba en una pequeña localidad danesa y se comprobó que solamente la mitad de los niños que eran celiacos habían sido diagnosticados.

En este sentido, hay que recordar que se calcula que un 75% de los celiacos no están diagnosticados. Al menos en España.

 

Los síntomas de intolerancia al gluten en niños varían


Aparte de los síntomas de intolerancia al gluten en niños que ya hemos enumerado, es importante saber que todos los casos no son iguales. Según los expertos, sólo uno de cada siete celiacos presenta síntomas claramente identificados con la enfermedad.

Puede haber niños que no ganen peso, otros que pierdan kilos, otros que se muestren irritables, otros que no consigan concentrarse… Además, los síntomas no siempre son permanentes.

Los síntomas más habituales de la celiaquía son los trastornos digestivos, desde la pérdida de peso hasta la falta de apetito, pasando por vómitos frecuentes, diarrea crónica, heces de color claro o hinchazón de barriga.

 

Todos los síntomas de intolerancia al gluten en niños


Resumiendo, los síntomas de intolerancia al gluten en niños son los siguientes:

  • Señales relacionadas con la digestión: Estas incluyen hinchazón de vientre frecuente, numerosas náuseas que derivan en vómitos, heces más malolientes de los habitual y de color muy claro, estreñimiento habitual, diarrea frecuente y que se alarga muchos días, gases excesivos y calambres abdominales que se repiten muchas veces.
  • Dermatitis. Se da, sobre todo, en los niños más mayores. Las lesiones suelen localizarse en cabeza, codos, rodillas y muslos.
  • Cambios repentinos de estado de ánimo o de humor.
  • Constante irritabilidad.
  • Episodios de hiperactividad.
  • Apatía.
  • Cansancio permanente.
  • Tristeza sin motivo.
  • Irritabilidad.
  • Falta de energía.
  • Huesos frágiles.
  • Astenia.
  • Aspecto desnutrido.
  • Retraso en el crecimiento.
  • Anemia que no responde al tratamiento habitual.
  • Lesiones en la boca, tales como aftas, úlceras o alteración del esmalte dental.

 

Si sospechas que tu hijo puede ser celiaco debes llevarlo al pediatra para que este lo derive al especialista. Las pruebas para confirmar el diagnóstico comienzan con un análisis de sangre y un estudio histológico o, lo que es lo mismo, una muestra de la mucosa intestinal. No te preocupes, pues esta prueba se hace con sedación para que al niño no le duela.

También suele hacerse un estudio genético, pues en un alto porcentaje de los casos, la enfermedad es hereditaria.

 

Puede interesarte: