Síndrome premenstrual: qué es y cuáles son sus síntomas

Los síntomas que se dan 1 o 2 semanas antes de la menstruación, y que interfieren en tus actividades cotidianas tienen un nombre: síndrome premenstrual.

Síndrome premenstrual: qué es y cuáles son sus síntomas
Conoce cómo puede afectarte este síndrome

El síndrome premenstrual puede definirse como el conjunto de síntomas y alteraciones, tanto emocionales como físicas, que pueden manifestarse algunos días antes de la llegada de la menstruación.

No todas las mujeres tenemos el mismo tipo de alteraciones premenstruales, e incluso puede que los síntomas no se repitan siempre en una misma persona.

Podemos decir entonces que hay mujeres para las que estos síntomas y cambios no son del todo reseñables, pero por otro lado, para otras, pueden tener gran importancia y llegar a afectar en sus actividades diarias.

 

¿Qué debes saber sobre el síndrome premenstrual?


El síndrome premenstrual fue definido médicamente por primera vez en 1931. Este grupo de alteraciones y síntomas variables que aparecen antes de la menstruación afecta del 30% al 80% de las mujeres fértiles. Por lo tanto, pueden presentarse desde la etapa de la adolescencia hasta la menopausia.

 

Causas del síndrome premenstrual

No se conoce la causa exacta del síndrome premenstrual pero los síntomas pueden asociarse a los cambios hormonales producidos en el cerebro. Además, este síndrome puede estar asociado con factores culturales, sociales, psicológicos y biológicos.

Puede decirse que hay algunas mujeres a las que les puede afectar con mayor frecuencia:

  • Mujeres que tienen por lo menos un hijo o una hija;
  • Mujeres que tienen antecedentes de depresión puerperal (depresión posparto) o algún trastorno anímico afectivo;
  • Mujeres que se acercan a los 30 años o que tienen 40 y pocos;
  • Mujeres con antecedentes personales o familiares de depresión grave.

 

Síntomas del síndrome premenstrual

El síndrome premenstrual tiene algunos síntomas físicos comunes:

  • Dolor de cabeza, o focalizado en diferentes articulaciones y músculos.
  • Pechos inflamados, con mayor sensibilidad y con posible sensación de dolor.
  • Estreñimiento o, por el contrario, diarrea.
  • Acné.
  • Distensión en el abdomen.
  • Aumento de peso.
  • Mayor apetito y ganas de comer.

 

Otros síntomas, en este caso psíquicos:

  • Sentimientos de tristeza.
  • Ansiedad o nerviosismo.
  • Mayor irritabilidad.
  • Altibajos o cambios de humor.
  • Problemas a la hora de dormir, ya sea por dormir poco o demasiado.
  • Mayor dificultad para adquirir concentración en diferentes tareas.
  • Bajo impulso sexual.
  • Aumento de miedos.
  • Baja autoestima.

 

¿Qué puedo hacer?

Se recomienda llevar un estilo de vida saludable, lo cual puede ayudar a controlar algunos de los síntomas. Algunas recomendaciones más específicas son las siguientes:

  • Hacer ejercicio aeróbico de manera regular durante todo el mes y con más intensidad durante el síndrome premenstrual.
  • Descansar y dormir lo suficiente (cambiando los hábitos del sueño si fuese necesario).
  • Llevar a cabo una dieta equilibrada, limitando la sal y los azúcares, e incluyendo más frutas, vegetales y granos enteros en el día a día.
  • Evitar la cafeína, el alcohol y el tabaco.
  • Beber mucho líquido, tanto agua como tés o zumos naturales, lo cual ayudará disminuir la distensión y la retención de líquidos.
  • Evitar los refrescos.

 

Además, el médico puede recomendarte incluir en tu dieta suplementos nutricionales, los más comunes son el calcio, el magnesio y la vitamina B6. Para los dolores más físicos, puede administrarse aspirina o ibuprofeno.

El síndrome premenstrual puede durar poco tiempo y desaparecer, pero hay casos en los que se repite cada mes e interfiere en el día a día. Si estás sufriendo algunos de los síntomas citados anteriormente, te sientes triste o de mal humor, y crees que lo estás padeciendo, lo mejor será comentarlo con tu entorno para contar con su apoyo. Además, te recomendamos que consultes con tu médico para saber qué puedes hacer para aliviar los síntomas.

Recuerda que es importante no desesperar, ya que la gran parte de las mujeres que reciben tratamiento para el síndrome premenstrual consiguen una mejora y un alivio importantes.

 

Puede interesarte: