Todo lo que debes saber sobre el sarampión en niños

El sarampión en niños es una de las enfermedades más contagiosas. Te contamos cuáles son sus síntomas y qué precauciones puedes tomar.

Todo lo que debes saber sobre el sarampión en niños
Los picores pueden causar grandes molestias

Si tienes hijos o hijas, te interesará saber cómo afecta el sarampión en niños, una enfermedad muy contagiosa provocada por el paramyxovirus.

El sarampión se transmite por el contacto con los fluidos de la boca, la nariz o la garganta, de una persona que esté infectada. Una de las maneras más frecuentes de que esto ocurra es mediante los estornudos o la tos, ya que pueden emitir fluidos contaminados al aire.

Así, el 90% de las personas que no hayan sido vacunadas y que entren en contacto con una persona que tiene sarampión, contraerá la enfermedad.

 

¿Cómo actúa el sarampión en niños?


Sarampión en niños

La edad habitual en que aparece el sarampión en niños va desde los 8 meses hasta los 7 años y el contagio se produce por vía respiratoria.

El periodo de incubación (tiempo que transcurre desde que se tiene el primer contacto con el virus hasta que aparecen los primeros síntomas) es de 10 días.

 

Síntomas del sarampión en niños

  • Fiebre.
  • Catarro nasal.
  • Ojos llorosos y rojos, conjuntivitis.
  • Erupciones en forma de puntitos rojos que se extiende por todo el cuerpo. Su aparición comienza en la cabeza, detrás de las orejas, y va extendiéndose por el resto del cuerpo, afectando a la cara, el tronco y los miembros. Estos sarpullidos van evolucionando durante 10 días hacia un aspecto escamoso, como si creasen costras.
  • Puede aparecer tos.
  • Manchas de Koplik. Se trata de pequeñas manchas rojas con un centro blanco que aparecen en la parte interior de las mejillas (dentro de la boca).

 

El sarampión debe ser siempre diagnosticado por un profesional de la salud, que se encargará de valorar los síntomas. Por lo que si tu hijo o hija sufre alguno de ellos, lo más apropiado es que solicites una consulta médica.

 

Complicaciones de la enfermedad

El sarampión en niños puede complicarse con:

  • Convulsiones.
  • Encefalitis: inflamación del cerebro.
  • Neumonía.
  • Queratitis: inflamación que afecta a la córnea.

 

Tratamiento del sarampión en niños


Tratamiento del sarampión en niños

Debido a que el sarampión es causado por un virus, no existe ningún tratamiento específico, simplemente debe dejarse que el virus siga su camino. Por lo tanto, el niño o niña que se contagia debe beber mucho líquido, guardar reposo y no acudir a la escuela hasta pasado el quinto día tras la aparición de la erupción cutánea, para evitar así el contagio de la infección a otras personas. No obstante, se puede recurrir a algunos medicamentos para aliviar los síntomas.

  • Paracetamol, si la fiebre es muy alta o provoca malestar.
  • Vaporizaciones o nebulizadores para la desinfección de la nariz y la faringe.

 

El mejor tratamiento para la prevención del sarampión en niños es la vacuna Triple Víricaque protege también contra la rubéola y las paperas. Su administración se lleva a cabo en 2 dosis a partir de los 12 meses de edad. Aunque el tema de la vacunación ha generado debate y controversia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda vacunar en los tiempos acordados, ya que es la manera más eficiente de prevenir el sarampión.

 

Algunos consejos a tener en cuenta

  • Es importante que no mediques a tu hijo o hija sin la aprobación del personal médico, ya que puede ser peligroso. Lo mejor en caso de duda es acudir al pediatra.
  • El picor puede ser muy molesto e irritante, por lo que será mejor que no te enfades si tu pequeño se quiere rascar. Debes tener paciencia y buscar remedios que le alivien, ya que puede hacerse heridas que dejen cicatriz.
  • Confirma que estás vacunada de sarampión o que ya lo has pasado, si también caes enferma, no podrás dar los cuidados necesarios a tu hijo o hija. Si no estás segura de si estás vacunada o no, puedes acudir al hospital para revisar tu historial.

 

Puede interesarte: