¿Cómo saber si un niño tiene retraso en el desarrollo del habla?

¿Tu bebé no dice ni una palabra o no se le entiende nada? Podría no ser nada o deberse a un retraso en el desarrollo del habla. El especialista será quien haga el diagnóstico.

¿Cómo saber si un niño tiene retraso en el desarrollo del habla?
Si no reacciona a los sonidos o a los 12 meses no señala, debes consultar al médico

¿Tu bebé no dice ni una palabra o no se le entiende nada? No te preocupes por lo que te diga la gente, cada niño tiene su ritmo. Los hay que andan y no hablan, que hablan y no caminan, que ni hablan ni caminan… Hasta que tu pediatra no te diga que tu hijo puede tener retraso en el desarrollo del habla, todo va bien.

Para que te hagas una idea de lo que pueden empezar a tardar algunos bebés en hablar, solo tienes que echar un vistazo a las tablas de desarrollo.

Según la Tabla de Haizea-Llevant, por ejemplo, hasta casi los 10 meses 9 de cada 10 niños no dicen papá o mamá. Y solo la mitad de los bebés son capaces de juntar palabras a los 21 meses. El 95% tarda en hacerlo hasta los 25 meses.

 

Signos de alerta del retraso en el desarrollo del habla


Signos de alerta del retraso en el desarrollo del habla

De todas formas, si estás preocupada porque tu bebé pueda tener retraso en el desarrollo del habla, hay una serie de signos que podrían indicar que algo ocurre:

– Si el bebé no reacciona a los sonidos. Antes del año, los bebés deberían prestar atención a los sonidos ya reconocer algunos nombres de uso frecuente. Si el niño observa el entorno pero no reacciona a los sonidos, puede tener problemas de oído.

– Si a los 12 meses no realiza gestos tan habituales como señalar un objeto.

– Si ya ha cumplido los 18 meses y todavía no vocaliza, se comunica solo con gestos, tiene dificultad para imitar sonidos o le cuesta entender órdenes sencillas.

– Si ya ha cumplido los dos años y notas alguna de las siguientes situaciones:

  • Puede imitar palabras y sonidos, pero no dice palabras por sí solo.
  • Solo emite determinados sonidos y palabras y los repite, pero solo para las necesidades inmediatas.
  • No es capaz de seguir una orden sencilla.
  • No se entiende lo que dice (los padres deberían entender la mitad de las palabras que dice un niño a esa edad).
  • Su tono de voz es raro.

 

Además de todo esto, es útil saber que entre los 2 y los 3 años, la mayoría de los niños ya puede combinar tres o más palabras. A partir del tercer año, ya identifican colores y entienden instrucciones sencillas, como puede ser “pon la pelota en la caja” o “dame el muñeco”.

 

Diagnóstico y tratamiento del retraso en el desarrollo del habla


Diagnóstico y tratamiento del retraso en el desarrollo del habla

En esos casos, lo mejor es que acudas al médico para que te oriente y, en caso de que sea necesario, haga un diagnóstico. Si el pediatra lo ve conveniente, podrá derivar al niño al especialista, quien realizará una serie de pruebas para comprobar qué es lo que es capaz de decir el niño, lo que entiende, la claridad con la que se expresa, los sonidos que puede repetir, el desarrollo oral-motor o la forma de comunicarse con lenguaje no verbal.

El tratamiento variará en función del niño, pero suele incluir sesiones de terapia del habla. En casa, los padres pueden ayudar hablando mucho con el niño, leyéndole cuentos en voz alta, cantándole, dándole libros adaptados a su edad para que vea los dibujos y vaya aprendiendo palabras o diciendo el nombre de los objetos cotidianos.

 

Causas del retraso en el desarrollo del habla


El especialista también indicará cuáles son las posibles causas del retraso en el desarrollo del habla del niño. Los motivos pueden ser varios:

  • Problemas en la lengua o en el paladar. Por ejemplo, si el niño tiene el frenillo corto, los movimientos de la lengua pueden estar limitados.
  • Problemas orales-motores. Pueden ir desde dificultades para comer hasta problemas para coordinar los labios, la lengua y la mandíbula.
  • Problemas auditivos.

 

Puede interesarte: