Prueba de embarazo: cómo y cuándo realizarla

Si piensas que puedes estar embarazada, lo mejor será que salgas de dudas cuanto antes. Te contamos cuál es la prueba de embarazo más común y todo acerca de ella.

Prueba de embarazo: cómo y cuándo realizarla
El test de embarazo es un método seguro y práctico

Si crees que puedes estar embarazada, lo mejor será salir de dudas, y para ello puedes llevar a cabo una prueba de embarazo. La más común y práctica es el test de embarazo casero, que puede adquirirse en cualquier farmacia, aunque también puedes pedir una consulta médica y realizar una analítica de sangre.

Si te decantas por comprar un test de embarazo, es importante que sepas qué es exactamente, cómo funciona y cuándo utilizarlo. Sigue leyendo para conseguir toda la información necesaria sobre esta prueba de embarazo.

 

Prueba de embarazo casera: el test de embarazo


Prueba de embarazo

Si tienes un retraso en la regla y crees que estás sufriendo algunos síntomas del embarazo, la prueba de embarazo es el recurso más práctico y fiable para confirmar o no tus sospechas.

 

¿Qué es el test de embarazo?

El test de embarazo se vende en cualquier farmacia y sirve para detectar la presencia de la hormona del embarazo (hCG) que se encuentra en la orina.

Esta hormona no está en el cuerpo si no estás embarazada, por lo que a través de la orina, el test detectará su presencia o no.

 

¿Cuándo hacer el test de embarazo?

Es importante hacer una elección correcta del día en que te vas a hacer esta prueba de embarazo. ¿Por qué? Porque la hormona del embarazo es detectada en la orina 15 días después de que se haya producido la concepción, nunca antes. Por tanto, si llevas a cabo el test de embarazo antes de haber tenido un retraso de la menstruación lo más seguro es que el resultado sea un falso negativo.

Entre la semana 7 y la semana 12 del embarazo es cuando el cuerpo alcanza el nivel máximo de hCG. Posteriormente, el nivel baja de manera considerable.

 

¿Cómo hacer un test de embarazo?

Instrucciones:

Es importante que leas con tranquilidad las instrucciones del test de embarazo que has comprado. Si bien todos los test funcionan de la misma manera, pueden darse algunas pequeñas diferencias entre ellos, sobre todo en los tiempos.

Lo más recomendable es que leas las instrucciones el día antes de hacerte el test, así estarás más tranquila y evitarás equivocarte.

 

Horario:

La primera hora del día es cuando se tiene una mayor concentración de la hormona del embarazo, así que lo mejor será que te hagas el test de embarazo por la mañana.

 

Calma:

Llevar a cabo esta prueba de embarazo puede causarte ansiedad, así que lo más recomendable será que te relajes, te mentalices y te tomes tu tiempo. Haz la prueba solo cuando te sientas preparada.

 

El resultado:

Por norma general, el test de embarazo suele tardar en dar el resultado entre uno y cinco minutos, y algunos hasta diez. Por ello, te recomendamos que no te quedes durante ese tiempo mirando o esperando, ya que se te hará infinito. Distráete preparando un té o leyendo algo.

  • Positivo: El falso positivo es muy raro, por lo que si el resultado ha salido positivo, no dudes en concertar una cita con tu médico, que te asesorará e informará sobre cuál es el proceso a partir de ese momento.
  • Negativo: Algunos test de embarazo se venden de dos en dos, y no es en vano. Es posible que te hayas precipitado y hayas mirado el resultado antes de tiempo. Repite la prueba de embarazo pasada una semana, y si vuelve a salir negativo, pero continuas con un retraso e intuyes otros síntomas, ponte en contacto con tu médico.

 

La fiabilidad del test de embarazo cuando el resultado es positivo de un 99%, sigue nuestras indicaciones para que todo salga correctamente.

 

Puede interesarte: