Mitos, errores y verdades sobre el posparto

La realidad de la maternidad es diferente a lo que te han contado. En este post encontrarás todo lo que debes saber sobre el posparto, sin paños calientes.

Mitos, errores y verdades sobre el posparto
Es normal que tengas ganas de llorar, estés cansada y sientas algún dolor

Ya está. Tu bebé ya ha nacido, lo tienes en tus brazos y eres la mujer más feliz del mundo. ¿Y ahora qué? Lo ideal sería decirte que en el posparto todo va a ir genial, que tu bebé va a comer perfectamente, que te va a dejar dormir toda la noche y que podrás volver a ponerte tus vaqueros preferidos nada más llegar a casa.

Ojala tengas suerte y sea así, pero lo más probable es que te toque enfrentarte a una realidad algo diferente. Por eso hemos preparado este post, donde encontrarás todo lo que debes saber sobre el posparto, sin paños calientes.

 

Ganas de llorar durante el posparto


Ganas de llorar durante el posparto

La maternidad debería colmarte de felicidad, pero no sería raro que te entrasen las ganas de llorar sin saber muy bien por qué. Date cuenta que tus hormonas andan revueltas y que, de repente, te das cuenta de que hay una personita que depende de ti.

 

Dolores durante el posparto


A veces el dolor no se termina con la expulsión del bebé. Por una parte están los entuertos, es decir, las contracciones uterinas que se producen durante los primeros días posteriores al parto. Hay mujeres que comparan el dolor al de las contracciones de parto. Otras, ni las notan.

A eso hay que añadir que te saldrán grietas en el pezón si le das el pecho a tu bebé. Solo serán los primeros días, pero cada vez que a tu bebé le toque comer, te va a doler. Puedes probar a ponerte unas pezoneras.

También hay mujeres a las que les duele la espalda con la subida de la leche.

 

¿Recuperar la figura durante el posparto?


Recuperar la figura durante el posparto

Según van pasando los días, te irás dando cuenta de que tu cuerpo ya no es el mismo. Eso probablemente te cree alguna inseguridad. No te obsesiones, tu útero volverá a su ser, tu barriga irá desapareciendo y acabarás perdiendo esos kilos que te sobran.

 

El posparto es cansado


El posparto es cansado

Muy cansado, porque tu bebé va a despertar por la noche para comer. Durante el posparto te darás cuenta de que quien inventó la frase “dormir como un bebé” seguro que nunca tuvo hijos.

 

Los consejos que no has pedido, se multiplicarán durante el posparto


Posparto

Habrá días en que no quieras tener a nadie en casa. Sobre todo, si las visitas vienen acompañadas de consejos sobre cómo tienes que criar a tu bebé. Lo mejor es que asientas y después hagas lo que te diga tu instinto de madre.

 

Errores más frecuentes durante el posparto


Dicho esto último, vamos a darte algunos de esos consejos que no has pedido. Pero que conste que son para que evites caer en algunos de los errores más comunes durante el posparto. A saber:

  • No debes hacer demasiado ejercicio ni cargar mucho peso. Debes evitar forzar el suelo pélvico. Lo que sí te vendrá bien será caminar.
  • No pedir ayuda cuando te sientas superada.
  • No beber suficiente agua, sobre todo si das el pecho.
  • Ponerte a dieta. Si le das el pecho a tu bebé, tendrás que ingerir un mínimo de 1.800 calorías al día.
  • Hincharte a calorías vacías. Que no debas ponerte a dieta no significa que no cuides tu alimentación.
  • Tomar poco calcio. La ingesta debe ser de un litro de lácteos, aproximadamente, si das el pecho.
  • Bañarte. Mientras el cuello del útero siga abierto, es mejor que te duches.
  • Lavar los puntos de la episiotomía o la cesárea en exceso. Se curarán antes si están secos. Del mismo modo, es mejor que dejes la herida al aire.
  • Sentarte sobre un cojín o un flotador puede provocar que los puntos de la episiotomía se abran.
  • Debes esperar a que pase la cuarentena para volver a mantener relaciones sexuales.
  • Decirte que mientras estés dando el pecho no fumes ni bebas alcohol suponemos que sobra.

 

¿Cuánto dura el posparto?


Lo que llamamos coloquialmente posparto en realidad es el puerperio. Esta fase se divide, a su vez, en tres periodos:

  • Puerperio inmediato. Son las 24 horas después del parto.
  • Puerperio clínico. El tiempo que la madre tiene que estar ingresada en el hospital (48 horas para un parto vaginal).
  • Puerperio tardío. Desde el alta médica y hasta las 6 semanas posteriores al parto.

 

Puede interesarte: