Porcentaje de éxito en la fecundación in vitro

La investigación y el desarrollo científico trabajan continuamente por aumentar el porcentaje de éxito en la fecundación in vitro.

Porcentaje de éxito en la fecundación in vitro
Hay varios elementos que influyen en el porcentaje de éxito

El porcentaje de éxito en la fecundación in vitro se ha ido incrementando desde 1978, cuando se produjo el primer nacimiento gracias a este tipo de tratamiento dentro de la reproducción asistida.

La fecundación in vitro (FIV) lleva consigo un proceso médico complejo en el que se llevan a cabo diferentes pasos, y podríamos decir que el éxito completo no es solo lograr el embarazo, sino conseguir el nacimiento de un bebé sano.

 

De qué depende el porcentaje de éxito de la fecundación in vitro


Porcentaje de éxito en la fecundación in vitro

Antes de nada, podemos hablar de unos porcentajes de éxito generales. Son los siguientes:

  • En mujeres menores de 35 años, el porcentaje de éxito del 20 al 25%;
  • En mujeres de 35 a 39 años, el porcentaje de éxito está entre un 15 y un 20%;
  • En mujeres de más de 40 años, el porcentaje se sitúa entre el 6 y el 10%.

 

La fecundación in vitro puede llevarse a cabo tanto en la Seguridad Social, siempre teniendo en cuenta una serie de requisitos, como en clínicas privadas. En ambos lugares se garantiza un porcentaje de éxito que va a depender de algunas condiciones y factores, te contamos cuales son:

Estudio

Un estudio previo de calidad que localice patologías que puedan influir en el resultado final será esencial, ya que si se encuentra alguna alteración podrá ser solucionada antes de comenzar con el ciclo de la fecundación in vitro.

 

Edad

La edad influye directamente en el porcentaje de éxito en la fecundación in vitro, ya que con el paso del tiempo la reserva ovárica es menor y por lo tanto el potencial reproductivo también. Además, la calidad de los óvulos tendrá gran importancia.

En los casos en los que la edad de la mujer es avanzada, las clínicas privadas pueden ofrecer algunas alternativas para lograr el embarazo: la ovodonación.

 

Causa de infertilidad

Dependiendo del problema de fertilidad por el que se hace necesaria la intervención, el porcentaje de éxito en la fecundación in vitro será mayor o menor. Por ejemplo, será más complicado lograr un embarazo si se trata de un caso de endometriosis grave que si se trata de una baja movilidad seminal.

 

Óvulos

Cuanto mayor sea el número de óvulos, mayor será el porcentaje de éxito de la fecundación in vitro ya que podrán obtenerse más embriones y congelarlos para llevar a cabo varios intentos.

La transferencia de más de un embrión puede aumentar las posibilidades de que por lo menos uno de ellos se establezca en el útero de la madre y de lugar al embarazo. Por otro lado, este hecho puede aumentar la tasa de embarazo múltiple que presenta más riesgos, tanto fetales como maternos, en comparación con un embarazo único.

 

Selección de embriones

Es primordial una buena clasificación de los embriones en función de su calidad. Teniendo en cuenta esta clasificación, deberá escogerse el de mayor potencial implantatorio a la hora de realizar la transferencia.

 

Medicación

La medicación que se administre durante la estimulación ovárica y la preparación endometrial será importante, ya que las hormonas que obtiene la paciente pueden influir tanto en la calidad de los ovarios como en las características del útero en el momento en que se haga la transferencia.

 

Clínica

Si en vez de a través de la Seguridad Social, el proceso de fecundación in vitro es llevado a cabo en una clínica de fertilidad, se deberá tener en cuenta que cada centro reproductivo tiene un protocolo de trabajo distinto.

Por otro lado, la experiencia de los embriólogos tiene gran importancia y es fundamental en la consecución del éxito del tratamiento. Además, cuanto mejor sea la tecnología en el laboratorio, mayor será el porcentaje de éxito en la fecundación in vitro.

 

Puede interesarte: