Piojos y liendres: todo lo que debes saber para eliminarlos

Los piojos y liendres son una de las mayores preocupaciones que tenemos los padres cuando nuestros hijos e hijas comienzan a ir a la escuela. Conoce de cerca estos parásitos para que puedas ponerles remedio en cuanto ataquen las cabezas de los niños.

Piojos y liendres: todo lo que debes saber para eliminarlos
Conoce de cerca estos pequeños insectos

Los piojos y liendres se contagian fácilmente debido al contacto directo entre las cabezas. Uno de los mayores problemas que dan los piojos, son los huevos que ponen en la cabeza.

Estos huevos son las liendres, y en aproximadamente 9 días nacerán y la infestación crecerá. Por ello, es importante actuar rápido con un tratamiento para piojos adecuado, que los elimine por completo y así no tengan tiempo de poner demasiados huevos.

A continuación vamos a explicar detenidamente las características de estos pequeños insectos, y los síntomas y causas de la infestación, también llamada pediculosis.

 

Piojos y liendres: características, causas y síntomas


Piojos y liendres

Características de los piojos

  • Es un pequeño insecto de cuerpo aplanado que no tiene alas. Cuando es adulto mide de 2 a 4 milímetros.
  • En un inicio es de color blanco, pero tras chupar la sangre a través del cuero cabelludo, se vuelve rojo o negro.
  • Se alimenta únicamente de sangre, por lo que fuera de la cabeza no sobrevive más de 2 días.
  • Pueden vivir en el cuero cabelludo más de un mes.

 

Características de las liendres

  • Las liendres son los huevos de los piojos.
  • En el momento en que la hembra pone los huevos, las liendres son de color caramelo o gris, y cuando están vacías su color es más o menos blanco.
  • Son difíciles de localizar ya que son muy pequeñas, miden aproximadamente 0,3 milímetros de ancho y 0,8 milímetros de largo.
  • Se adhieren al cuero cabelludo con una especie de “cemento” que es secretado por la hembra. Este lugar es perfecto para ellas, debido a la humedad y el calor.
  • Una vez nace el piojo, el huevo vacío (de color blanquecino) puede estar en el pelo varios meses. Se va alejando de la raíz según va creciendo el pelo.
  • Es posible confundir las liendres con caspa, la diferencia está en que las liendres se resisten al cepillado y al lavado del cabello.

 

Causas de pediculosis

Como decíamos, los piojos son capaces de vivir en la cabeza hasta 30 días y las liendres más de 2 semanas.

Los piojos se contagian muy fácilmente, sobre todo entre los niños y niñas que van a la escuela.

Algunas de las causas por las que los piojos y liendres pueden contagiarse son:

  • Tocar las sábanas o las ropas de una persona que tenga piojos.
  • Estar en contacto cercano con una persona que ya tiene piojos.
  • Compartir elementos que se usan en la cabeza como pueden ser toallas de baño, gorros, peines o cepillos.

 

Tener piojos provoca picores de gran intensidad pero no viene acompañado de problemas de salud que puedan ser graves. Los piojos que se instalan en la cabeza nunca llevan ni propagan enfermedades.

 

Síntomas de pediculosis

Tener piojos y liendres lleva consigo algunos síntomas:

  • Picor de una intensidad elevada en el cuero cabelludo.
  • Pequeños bultos rojos en el cuello, el cuero cabelludo y los hombros. Estos bultos pueden causar costras y supurar.
  • Pequeñas motas blancas, es decir, las liendres, muy próximas a la raíz. Hay que tener en cuenta que son muy difíciles de eliminar.

 

Si crees que tu hijo o hija puede tener piojos ya que presenta algunos de los síntomas comentados, deberás examinar su cabeza con mucho detenimiento pues son difíciles detectar.

Observa muy de cerca el pelo bajo una luz brillante (luz del sol o alguna luz intensa que tengas en casa) y usa guantes desechables para evitar contagios. Si te cuesta ver con claridad puedes ayudarte de una lupa.

Una buena forma de buscar los piojos y liendres es separando el pelo en mechones pequeños desde el cuero cabelludo hacia abajo. ¡No olvides observar la parte superior de las orejas y del cuello!

 

Puede interesarte: