Conoce en qué consiste el parto humanizado

En el parto humanizado se respetan totalmente los derechos y valores de la madre y el bebé. Conoce todos los beneficios sobre este tipo de parto.

Conoce en qué consiste el parto humanizado
Aprende sobre este tipo de parto

El parto humanizado es una forma de atención a la madre y al bebé durante el parto. Esta atención se caracteriza por la reducción drástica de medicamentos, la escasa o nula intervención médica durante el parto, el empoderamiento de la mujer y la consideración plena de sus creencias, valores y sentimientos, respetando así su autonomía y dignidad a la hora de dar a luz. Podríamos decir que es la manera más natural de tener un bebé, pero sobretodo de tenerlo como la madre quiere.

En el parto humanizado se tienen en cuenta factores como la posición en la que la madre se siente más cómoda a la hora de dar a luz, si quiere tener el bebé en una cama o en una bañera, el tipo de anestesia, o si desea que le acompañe el padre u otros familiares.

Otros factores son el uso de métodos más sensibles y agradables en la atención al parto. Se trata de reducir al máximo el estrés del bebé en su paso por el útero al mundo exterior, así que para ello, si se está en un quirófano o sala de parto, se suelen llevar a cabo los siguientes procedimientos: se bajan las luces y el tono de voz, justo en el momento en el que el bebé nace se le pone junto a su madre, piel con piel, se corta el cordón umbilical pasados unos minutos para permitir el paso paulatino de la respiración umbilical a la pulmonar, y se ofrece al recién nacido un masaje y/o un baño caliente y relajante.

 

Ventajas del parto humanizado


Ventajas-del-parto-humanizado

En líneas generales, el parto humanizado trata de hacer del parto un proceso y experiencia agradable, tranquila y cómoda tanto para la madre como para el bebé.

 

Ventajas para la madre

  • El entorno de tranquilidad y respeto creado por el personal de salud hace que la mujer se sienta protagonista y con la energía necesaria para tener confianza en su cuerpo y afrontar el parto.
  • La posición de la madre será escogida por ella (bajo información previa), para que sea lo más cómoda posible. Así se evitará el riesgo de desgarros de tejidos y de contracturas musculares.
  • Bienestar emocional, ya que se reduce considerablemente el nivel de estrés. Esto ayuda y hace que disminuya el hecho de sufrir una depresión post parto.

 

 Ventajas para el bebé

  • Si se ha decidido una posición vertical por parte de la madre, ésta favorecerá el flujo de oxígeno y nutrientes a la placenta, por lo que será positivo para el bebé. Por esta razón, se da una mejor oxigenación general y cerebral.
  • El contacto con la piel de la madre nada más nacer representa el inicio del vínculo entre ambos. Este vínculo tiene cierta repercusión en el desarrollo emocional, psicológico y cognitivo del bebé, que se manifiesta en el crecimiento posterior. Además, este contacto es también positivo en la producción de la leche materna.

 

Consejos para un parto humanizado

Si te planteas llevar a cabo un parto humanizado o estás decidida a hacerlo, te recomendamos que leas los siguientes consejos:

  • Pregunta sin miedo al personal médico, es decir, no te quedes con dudas al respecto. Es primordial conocer al máximo las opciones, los servicios y el trato que vas a recibir.
  • No tengas prisa a la hora de escoger al médico que estará contigo durante el parto.
  • Intenta conocer antes de dar a luz el lugar donde se llevará a cabo todo el proceso. Es positivo familiarizarse con el espacio y, por qué no, pensar en personalizarla, por ejemplo, si quieres poner una silla para tu pareja, llevar tu música…

 

¡Baraja esta opción de parto ya que puede ser muy beneficiosa tanto para ti como para tu bebé!

 

Puede interesarte: