Recetas de papillas para bebés de 4 meses

Las papillas para bebés de 4 meses deben contener alimentos sin gluten, como el maíz y el arroz, y las primeras frutas que debes usar en su elaboración son el plátano y la manzana. En este artículo te informamos sobre este tipo de papillas y te proponemos algunas recetas para que puedas ponerlas en práctica.

Recetas de papillas para bebés de 4 meses
Presta atención a los ingredientes de las papillas a esta edad

La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda comenzar con la alimentación complementaria del bebé, es decir, darle algo más a parte de la leche materna, a partir de los 6 meses de edad. Pero, si antes de este tiempo, la leche materna no es bastante para la nutrición de tu bebé, los especialistas pueden sugerirte complementar su alimentación. Por ello, te proponemos algunas recetas de papillas para bebés de 4 meses.

Si tienes cualquier duda con respecto a la alimentación de tu bebé, te recomendamos concertar una cita con pediatría, y así tener un asesoramiento personalizado a las necesidades de tu bebé.

 

Papillas para bebés de 4 meses: qué deben incluir


Papillas para bebés de 4 meses

Normalmente, otros alimentos que no sean leche materna, están recomendados solo a partir de los 5 o 6 meses. Las papillas para bebés de 4 meses te serán útiles si tu pediatra te recomienda complementar la alimentación de tu bebé porque la leche materna ya no es suficiente.

Los alimentos que puedes incluir en las papillas para bebés de 4 meses son cereales sin gluten, como el maíz y el arroz. Así se evitarán problemas de intolerancias y sensibilizaciones a esta proteína. Algunos de los cereales que contienen gluten son la avena, el trigo, la cebada y el centeno.

En cuanto a las frutas, que a esta edad no deberán sustituir a la leche materna, si no complementarla, constituirán un buena aporte vitamínico. Lo más apropiado es introducirlas una a una y separadas por días, así podrás comprobar que tu bebé las tolera y se va acostumbrando tanto a su aroma como a su sabor. Comienza con frutas como la manzana, el plátano, la pera o la naranja.

 

Recetas de papillas para bebés de 4 meses


En este periodo tu bebé no ha dejado aún la etapa del destete, por lo que las papillas serán especiales y habrá que poner atención a sus ingredientes.

No debes obligar a tu bebé a que termine de comer toda la papilla, con una o dos cucharadas después de la lactancia será suficiente para que pueda ir reconociendo los alimentos.

Papilla de leche y arroz

Papilla de leche y arroz

– Ingredientes –

  • 1 taza de leche infantil o de fórmula
  • 1/2 taza de arroz

 

– Preparación –

1. El primer paso para elaborar esta papilla para bebés de 4 meses será hervir el arroz en 1/2 taza de agua.

2. Una vez esté hervido, deberás poner el arroz en el vaso de la licuadora.

3. Posteriormente debes añadir la leche infantil o de fórmula de manera gradual para conseguir una papilla cremosa.

4. Una vez hayas logrado la consistencia adecuada, sírvela o guárdala en la nevera para usarla en el momento en que tu bebé tenga hambre.

 

 

 Papilla de plátano

Papilla de plátano

– Ingredientes –

  • 1 plátano muy maduro
  • Leche materna o de fórmula

 

– Preparación –

1. En primer lugar, corta el plátano en rodajas pequeñas y, con la ayuda de un tenedor, tritúralo bien.

2. Cuando se haya formado una mezcla homogénea, deberás añadir la leche materna o de fórmula.

3. Si te ha quedado más espeso de lo que querías, puedes añadir más leche.

 

 

Papilla de cereales sin glúten y manzana

Papilla de cereales sin glúten y manzana

– Ingredientes –

  • 1 cuchara pequeña de cereales sin gluten
  • 1/2 manzana
  • 60 ml de agua
  • 3 cucharadas de leche de continuación

 

– Preparación –

1. Primero, debes lavar bien la manzana, pelarla y partirla por la mitad.

2. Retírale las semillas y córtala en trozos más pequeños.

3. En un cazo de pequeño tamaño, calienta el agua a fuego suave.

4. Una vez se haya calentado (no en exceso), cambia el agua a un cuenco, añade la leche de continuación y mezcla bien.

5. Con la ayuda de una batidora, tritura bien la manzana. Lo ideal es que quede un puré muy fino.

6. Finalmente, incorpora la manzana que has triturado al cuenco con la leche y el agua mezclados, y añade la cucharada de cereales sin gluten. Mezcla bien, ¡y estará listo para comer!

 

Puede interesarte: