¿Qué papillas para bebé son más adecuadas para cada edad?

Si tenemos que preparar papillas para bebé empezaremos con cereales sin gluten, seguiremos con la fruta, la verdura, la carne y el pescado blanco.

¿Qué papillas para bebé son más adecuadas para cada edad?
Las verduras de hoja verde y el huevo entero no suele darse hasta los 12 meses

Cuando tenemos un bebé el pediatra nos da un listado con los alimentos que podemos ir incorporando durante los primeros meses de vida. Pero cuando llega el momento de preparar las papillas para los más pequeños a veces nos faltan ideas. En este artículo repasaremos las papillas para bebé más adecuadas durante los dos primeros años.

 

Papillas para bebé: de los 4 a los 6 meses


Papillas para bebé

Papilla de cereales a los 4 meses

La introducción de los alimentos en la dieta de los bebés varía continuamente. La hoja que me dieron a mí cuando nació mi hijo no tiene nada que ver con la de mis sobrinos o los hijos de mis amigas. Mi hijo siempre fue muy grande y muy tragón. La leche no era suficiente para él, así que a los 4 meses ya empezó con los cereales sin gluten (arroz, maíz, soja o tapioca). Otros empiezan a los 5.

Progresivamente fui introduciéndole cereales con gluten (trigo, cebada, centeno o avena) y aumentando la dosis. Según iba aumentando, tenía que ir agrandando el agujero de la tetina del biberón. Llegará un momento en que la papilla de cereales ya no pase por el agujero del biberón y tengas que dársela con cuchara. Antes de empezar con estas primeras papillas para bebé pregunta a tu pediatra.

 

Papilla de fruta a los 6 meses

Hay quien empezó con las papillas de frutas a los 5 meses. Yo empecé a los 6 y lo hice echando primero cada fruta por separado. Una vez que se acostumbró a su sabor comencé a mezclarlas (creo recordar que la primera papilla multifrutas llevaba plátano y naranja). Tu pediatra te dirá cuáles son las variedades más adecuadas para hacer las papillas de fruta de tu bebé, aunque por lo general el orden de introducción suele ser el siguiente:

1. Plátano, pera, naranja, mandarina y manzana: entre los 5 y los 6 meses.

2. Uvas, sandía, melón, kiwi, ciruela y mango: a partir de los 9 meses.

3. Las últimas frutas en introducirse tiene que ser las que pueden producir alergias, como las fresas o los melocotones. Mejor dejarlas hasta que el bebé haya cumplido el año, al igual que las cerezas.

 

También a los 6 meses hay niños que empiezan a comer papillas de verduras con patata (verduras que no sean de hoja verde). En cuanto a las galletas que solemos añadir a las papillas de frutas, hay que esperar a que el bebé pueda comer gluten.

 

Papillas para bebé: de los 7 a los 12 meses


Papillas para bebé

Papilla con carne y gluten a los 7 meses

Además de las papillas de frutas que hemos mencionado antes, a partir de los 7 meses los bebés ya pueden empezar a comer papillas de verduras y de carne. Probablemente el pediatra también te diga que puedes empezar a darle cereales con gluten a tu hijo.

Para el puré de carne puedes empezar con trocitos pequeños de pollo o pavo. Para la ternera yo tuve que esperar algún tiempo pero, de nuevo, haz caso a tu pediatra.

 

Papilla con pasta a los 8 meses

A partir de los 8 meses los bebés ya no paran quietos, así que ha llegado la hora de introducir a las papillas alimentos que les den más energía, como el arroz o la pasta.

 

Papilla con pescado blanco a los 9 meses

Entre los 9 y los 10 meses podemos empezar a introducir a las papillas para bebé el pescado blanco, como puede ser la merluza, el lenguado o el gallo.

 

Papillas con queso a los 11 meses

Llegará el día en que nuestro bebé tenga que estar preparado para masticar. Los expertos recomiendan que a los 11 meses aplastemos el puré con el tenedor en lugar de triturarlo en la batidora. Buena suerte con eso, yo nunca pude hacerlo. Mi hijo pasó de los purés sin un solo grumo al bocadillo (es una exageración, pero ni a día de hoy soporta “los trozos” en los purés o las cremas).

También a partir de los 11 meses suelen darnos luz verde para introducir el queso en las papillas para bebé. ¡Con lo ricos que están los purés con quesitos!

 

Papillas para bebé: a partir de los 12 meses


Papillas para bebé

A partir del año nuestro bebé ya puede comer casi de todo, incluso carnes grasas como el cordero o los huevos enteros, con su clara y todo. También podemos darles verduras de hoja verde, miel y pescados azules pequeños (sardinas o boquerones, por ejemplo).

Así que a la hora de preparar papillas para bebé podemos, básicamente, pasar por la batidora lo que vayamos a comer nosotros. Eso, siempre que no lleve alimentos prohibidos para los más pequeños. En este sentido hay que recordar que hasta que los bebés no hayan cumplido los dos años no se recomienda darles pescado azul grande (pez espada, atún, bonito, etc.) porque tienen mucho mercurio. Tampoco están permitidos el chocolate ni el marisco.

Los alimentos con muchos nitratos (espinacas, alcachofas, coles o nabos) conviene evitarlos hasta los dos años. Por su parte, los frutos secos no son recomendables antes de los 4 años.

 

Puede interesarte: