Pautas, ingredientes y elaboración de las papillas de cereales

Para preparar las papillas de cereales hay que tener en cuenta el tiempo que tiene el bebé. Empezaremos con cereales sin gluten, como el arroz.

Pautas, ingredientes y elaboración de las papillas de cereales
Podemos comprar nosotros mismos los cereales, cocerlos y triturarlos

Antes de empezar a comer las papillas de frutas o verduras, muchos bebés ya habrán comenzado a tomar cereales en el biberón. Pero poco a poco la cantidad hará que la leche esté tan espesa que no quepa por el agujero de la tetina y tengas que echar mano de una cuchara. En ese momento, ya podemos hablar de las papillas de cereales.

 

¿Qué ingredientes puedo utilizar para las papillas cereales?


Papillas de cereales

A la hora de preparar las papillas de cereales hay que tener en cuenta el tiempo que tiene el bebé. Primero empezarás con los cereales sin gluten para posteriormente incorporar aquellos que llevan gluten. Lo normal es comprarlos en la farmacia (o en el supermercado) y en la caja viene indicada la edad recomendada, así que no te preocupes si no tienes muy claro qué le puedes dar o no a tu bebé. En caso de duda pregúntale a tu pediatra.

Por regla general, los bebés empiezan a tomar cereales a los cuatro o cinco meses si toman biberón, y a los seis cuando están mamando. Se empieza por los cereales sin gluten, como el arroz, el maíz, la tapioca o la soja.

Para cuando hayan cumplido los siete meses ya habrán comenzado a consumir cereales con gluten, como pueden ser el trigo, la cebada, el centeno, la espelta o la avena.

 

Consejos para elaborar las papillas de cereales


Dicho todo esto, daremos algunos consejos para preparar las papillas de cereales de nuestro bebé:

  • Si vamos a comprar los cereales en formato industrial, debemos fijarnos bien en qué llevan, porque los que no llevan azúcar llevan cereales dextrinados o hidrolizados. ¿Y qué es esto? Pues un proceso que convierte los carbohidratos complejos (de cadena larga) en simples (azúcar), tal y como explican en este artículo de consumer. Hay opciones más saludables, como las papillas de copos de avena de Holle o la gama de cereales bio de Hipp, pero no son precisamente baratas.
  • Una opción saludable y económica es comprar nosotros mismos los cereales, cocerlos y triturarlos.
  • Empezaremos siempre por pequeñas cantidades que podemos añadir a la leche. Un par de cacitos serán suficientes al principio. También podemos echar cereales a la papilla de frutas o al caldo de verduras cuando sea el momento de empezar con ellos.
  • Si nuestro bebé aún sigue tomando el pecho, podemos extraernos la leche materna y disolver los cereales en ella.

 

5 recetas de papillas de cereales caseras


A continuación te proponemos cinco recetas de papillas de cereales caseras:

 

1. Receta básica

Con esta receta tendremos la base para preparar una papilla con cualquier cereal. Podemos empezar por una taza de algún cereal que no contenga gluten. Molemos los granos hasta que queden en polvo y cocemos en una cazuela con cuatro tazas de agua mineral. Colamos, añadimos leche y batimos.

Al principio echaremos un solo cereal, pero luego podemos mezclar varios. También podemos usar esos mismos cereales para añadir a la papilla de frutas.

 

2. Papilla de arroz y leche

Para preparar estas papillas de cereales solo necesitaremos media taza de arroz y un vaso de leche (de fórmula o materna extraída). Lo único que tenemos que hacer es hervir el arroz en agua. Una vez blandito, escurrimos bien y trituramos junto con la leche que tome habitualmente el bebé.

 

3. Crema de maíz

En este caso disolvemos una taza y media de harina de maíz en un poco de leche del bebé. En un cazo aparte ponemos a calentar una taza y media de leche. Lo haremos a fuego medio y cuando comience a hervir echamos el maíz, removiendo bien para que no se formen grumos. Cuando obtengamos la textura deseada, retiramos del fuego.

 

4. Papilla de cereales y fruta

Para preparar esta papilla necesitaremos un cuarto de plátano, un cuarto de manzana, el zumo de una naranja, cereales y leche.

En el vaso de la batidora echamos las frutas y trituramos bien. Añadimos los cereales (la cantidad que en ese momento tome el bebé) y batimos. Después incorporamos la leche necesaria para obtener la textura adecuada.

 

5. Papilla de cuscús y fresas

Esta receta está indicada para niños que ya hayan cumplido el año y medio. Lo primero que tenemos que hacer es poner a cocer medio vaso de sémola (cuscús) con medio vaso de agua durante tres minutos.

Transcurrido ese tiempo retiramos del fuego, tapamos y dejamos reposar unos cinco minutos. A continuación vertemos en el vaso de la batidora junto con cuatro fresas lavadas y una cucharada de aceite de oliva. Trituramos.

 

Puede interesarte: