Miedo al parto: cómo enfrentarse a ello

Sabemos que al igual que te sientes emocionada y entusiasmada por la llegada de tu bebé, puedes estar con miedo al parto. Por ello, vamos a darte algunos consejos y a despejar algunas dudas sobre este momento.

Miedo al parto: cómo enfrentarse a ello
Puedes seguir algunos consejos que harán que te sientas mejor

Si eres madre primeriza, entre las preocupaciones que te rondan por la cabeza, es probable que esté la del miedo al parto.

A medida que pasan los días y el momento de dar a luz va llegando, es posible que experimentes algunos temores que provoquen alteraciones en tus emociones, así como en la manera en que encararás el trabajo de parto.

El miedo ante lo desconocido es totalmente normal, por lo que si estás con miedo al parto, lo mejor es que hables de la angustia que te genera y que te hagas con toda la información que sea necesaria sobre lo que puede ocurrir. Así podrás ir superando tus temores.

Nosotros vamos a despejarte algunas dudas que pueden estar surgiendo, y a proporcionarte algunos consejos que pueden serte de utilidad a la hora de encarar el parto.

 

Miedo al parto: qué puede ocurrir


Miedo al parto

El miedo al parto debido al dolor provoca algunos cambios físicos, como por ejemplo, que los músculos se tensen o que sufras palpitaciones y tengas más sudor. Controlar el miedo puede ayudar a la hora de aliviar el dolor.

Además de tener confianza en el equipo médico que te tratará durante el momento de dar a luz, ten en cuenta que tu cuerpo está preparado de manera natural para el parto.

Vamos a dar respuesta a algunas de las dudas que puedes estar planteándote con respecto a este gran momento.

 

Si te aterra el dolor en el parto:

  • Es posible que te hayan contado algunas historias sobre casos muy dolorosos de parto. Debes saber que cada mujer es un mundo, y cada uno vive el parto de una manera.
  • Prepárate para el parto. Existen diferentes cursos de preparación al parto que pueden ser de gran utilidad. Aprende sobre este, sobre cómo funcionan las contracciones, sobre el desarrollo y la duración de cada fase y lo que puedes hacer. Todo esto te ayudará a estar mucho más tranquila.
  • También cursos de relajación y técnicas de respiración que pueden serte de gran utilidad con respecto al miedo al parto.

 

Si tienes miedo de que le pase algo al bebé:

  • Habla sobre ello. Si piensas que tu bebé puede nacer con alguna malformación o alguna discapacidad te aliviará hablarlo con tu gente. Comunicarte te ayudará a liberar tensiones.
  • Un 3% de los recién nacidos presentan algún problema de ese tipo, y en la mayor parte de los casos son problemas que no necesitan intervención o tratamiento médico.

 

El hecho de estar sola en el parto:

  • Habla con tu pareja, en el caso de que la tengas, o con un amigo/a o familiar cercano. Es posible que quieran acompañarte en el parto y eso te tranquilizará.
  • Si por lo que sea no puedes tener a nadie contigo, no te agobies, puedes conseguirlo tú sola a la perfección.

 

Dolor en el parto:

  • Si te da pánico pensar en el dolor que puedas tener en el momento de dar a luz, además de asistir a cursos de preparación, de técnicas de respiración y relajación, siempre puedes hablar con tu médico sobre la epidural.

 

Algunos consejos para afrontar el miedo al parto


  • Pregunta cualquier duda a tu médico.
  • Optimismo. Ve al parto con una actitud positiva, te ayudará en la liberación de oxitocina, una hormona que ayuda en el nacimiento del bebé.
  • Práctica ejercicio. El ejercicio físico reduce la tensión, manteniendo tus piernas y glúteos ejercitados conseguirás estar en forma cuando llegue el gran momento.

 

Puede interesarte: