Los métodos de reproducción asistida más usados

Los métodos de reproducción asistida son las técnicas que permiten la fertilización, dependiendo de cada caso se recomienda optar por uno u otro.

Los métodos de reproducción asistida más usados
Infórmate sobre las diferentes técnicas

Cuando no es posible conseguir el embarazo por métodos naturales, se puede recurrir a métodos de reproducción asistida, por lo que es común que las personas con problemas de fertilidad acudan a especialistas para valorar su situación y conocer cuáles son las técnicas que pueden ayudarles a conseguir ese embarazo tan deseado.

Los métodos de reproducción asistida incluyen técnicas en las que se lleva a cabo la manipulación de gametos de ambos sexos, o solo de uno. La finalidad de estas técnicas es conseguir un embarazo que dé lugar a un recién nacido sano.

 

Qué métodos de reproducción asistida existen


Métodos de reproducción asistida

Existen varios métodos de reproducción asistida que están destinados tanto a parejas heterosexuales en las que uno o ambos han sido diagnosticados como infértiles, como para parejas homosexuales o mujeres sin pareja.

El primer paso para conocer los métodos de reproducción asistida es hablar con personal médico responsable y especializado en este tema. Será así, mediante un estudio personalizado del caso, que podrás conocer de la mejor manera a qué proceso debes someterte para conseguir el embarazo.

No obstante, vamos a hablar de cuatro métodos o técnicas de reproducción asistida que son los más comunes.

 

1. Inseminación artificial

En esta técnica se introducen los espermatozoides en el interior del cuello del útero para que haya más posibilidades de que aumente el potencial de los espermatozoides, y conseguir así la fecundación del óvulo.

La inseminación artificial cuenta con algunos pasos:

  • Estimulación del ovario para la producción de varios óvulos.
  • >Preparación del semen, previamente seleccionado con los espermatozoides más activos.
  • Inseminación sin anestesia y en la consulta.

 

2. Ovulación

Cuando el problema de fertilidad está en la producción de óvulos de la mujer, se puede llevar a cabo la inducción de la ovulación.

>Mediante la administración de hormonas, se busca imitar el proceso natural que se da en el organismo de la mujer, donde el ovario produce y expulsa un óvulo.

También pueden administrarse hormonas a mujeres que ovulan con normalidad, pero que quieren aumentar la cantidad de óvulos que produce el ovario para facilitar las posibilidades del embarazo.

Los medicamentos para llevar a cabo la estimulación ovárica serán administrados por el personal médico responsable del caso, y se llevarán a cabo controles para comprobar la respuesta de los ovarios y prevenir complicaciones.

 

3. Fecundación in vitro

Otro de los métodos de reproducción asistida más comunes es la fecundación in vitro que consiste en unir el óvulo con el espermatozoide fuera del útero.

El proceso se lleva a cabo en un laboratorio especializado, donde, tras darse la fertilización, se concibe un embrión que finalmente es traspasado al útero de la mujer.

La fecundación in vitro lleva consigo los siguientes pasos o etapas:

  • Estudio previo del caso y preparación de la pareja.
  • Estimulación ovárica, que busca la maduración de varios ovarios en un solo ciclo, y posterior recogida de ovocitos.
  • Cultivo de espermatozoides y ovocitos en el laboratorio.
  • Fecundación, cultivo y desarrollo de embriones.
  • Transferencia de embriones al útero materno.

 

4. Microinyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI)

Dentro de la fecundación in vitro, tendríamos el método convencional que es la que hemos visto anteriormente y, por otro lado, la microinyección intracitoplasmática de espermatozoides.

Este método de reproducción asistida es similar a la fecundación in vitro convencional, pero se diferencia de este en que la inseminación de los óvulos se lleva a cabo escogiendo un espermatozoide e introduciéndolo directamente en el interior del óvulo con la ayuda de una microaguja.

 

Si estás interesada en llevar a cabo alguna de estas técnicas, te aconsejamos que pidas una consulta médica y te asesores sobre cuáles son las opciones más adecuadas para ti.

 

Puede interesarte: