La importancia de la lactancia materna

La lactancia materna es la forma más saludable y natural de cuidar a tu bebé desde los primeros meses de vida.

La importancia de la lactancia materna
La alimentación natural y protectora

La lactancia materna según la Organización Mundial de la Salud (OMS),  es la mejor forma de nutrir a los recién nacidos. Pero desgraciadamente, tan solo un 38% de los bebés son amamantados con leche materna.

Las causas más comunes por la que muchas mujeres dejan de hacerlo provienen de unas inadecuadas condiciones para amamantar una vez se reincorporan al trabajo, también por miedo a tener dolor en los pezones y a no tener suficiente leche,así como una cuestión de estética de los senos.

 

Beneficios de la lactancia materna


La lactancia materna, da salud y vida. La OMS lo tiene claro y, argumenta que se podrían salvar cada año, más de 200 mil vidas de niños, solamente dándoles la leche materna como único alimento, durante los primeros 6 meses de vida. A continuación te enseñamos algunos de los beneficios más destacados, de la leche materna:

  • Promueve el desarrollo sensorial y cognitivo de tu hijo: especialmente en el lenguaje, la capacidad motora y la percepción visual.
  • Disminuye hasta un 60% el riesgo de sufrir celiaquía.
  • Protege a tu bebé de sufrir enfermedades infecciosas.
  • Reduce la mortalidad infantil.
  • Son bebés más fértiles.
  • Ayuda a recuperar las defensas de tu bebé.
  • Algunos estudios indican que la lactancia materna ayuda a desarrollar zonas clave del cerebro.

 

¿Sabías qué… las mamás que dan el pecho, reducen el riesgo de sufrir cáncer de mama y ovarios? Y además también contribuyen en su salud y bienestar.

 

Cómo y cuándo empezar la lactancia materna

  • Es recomendable iniciar el amamantamiento en la primera hora de vida del bebé.
  • No la mezcles ni con agua ni la combines con otros alimentos.
  • Lo ideal es darle pecho cuando tu bebé lo reclame.
  • No es aconsejable utilizar tetinas, ni biberones o chupetes.

 

Gracias a la lactancia materna, tus hijos recibirán toda la energía y todos los nutrientes necesarios durante los primeros meses de vida. Pasados el primer año hasta 1 tercio del segundo año de vida, recibirán la mitad de esos nutrientes necesarios, gracias a la leche materna.

 

Leche artificial vs Leche materna

  • La leche artificial, no tiene los anticuerpos necesarios para crear un sistema inmune correcto, capaz de proteger a tu hijo frente a futuras enfermedades.
  • Si la leche artificial se diluye en exceso, podría desembocar en problemas de malnutrición.
  • Recuerda que, si una vez te pasas a la leche artificial, retomar la lactancia materna, podría ser muy difícil.

 

Cuándo no se recomienda la lactancia materna

Si la mamá tiene el VIH puede transmitirse al bebé por medio de la lactancia. Consulta a tu médico sobre cómo darle leche materna de una forma segura.

 

Falsos mitos sobre la lactancia

  • La mamá debe hacer dieta: Si llevas una alimentación equilibrada, no hace falta que cambies tu alimentación, solo si tu bebé tuviera alguna reacción alérgica relacionada con lo que has comido. Y en esos casos, es mejor acudir a tu médico y pediatra.
  • Dar el pecho duele: la lactancia materna no tiene por qué ser dolorosa en ningún caso. Si te diera molestias en los pezones, posiblemente es debido a una mala colocación. Tu matrona o tu médico te aconsejarán las mejores posturas para la lactancia.
  • No me gusta el color que tiene la leche: la leche materna no tiene un color homogéneo. Los primeros días tendrá un color amarillento (calostro) y a medida que pasen los días será más blanquecina.
  • Si estoy estresada no puedo amamantar: no es lo ideal estar ansiosa o estresada a la hora de amamantar y calmar al bebé, pero sin duda, no es un factor para dejar de dar el pecho.
  • Beber agua: si el niño es amamantado no necesitará beber agua ni siquiera durante un caluroso verano. La que sí debe hidratarse muy bien es la mamá, ya que aumentará la producción de la leche.
  • Adiós al ejercicio: es otro mito falso. No existe ninguna contraindicación en practicar algún deporte mientras se da el pecho. Aunque es recomendable que sea un ejercicio suave y moderado.
  • Solo puedo amamantar en casa: algunos prejuicios y rechazo social, pueden hacer que muchas mujeres dejemos de dar el pecho en público privando a nuestros bebés del mejor alimento de vida. Recuerda que está en tus manos escoger la mejor opción para tu bebé.

 

No olvides que la lactancia materna es a la vez un acto natural y un comportamiento que se aprende. Como complemento a la leche materna, a partir de los seis meses los bebés deben empezar a comer alimentos sólidos. Además, la OMS recomienda que se administren en cuchara o taza en lugar de en biberón.

 

Puede interesarte: