Inseminación artificial con donante: ¿de qué se trata?

Dentro de las diferentes técnicas de reproducción asistida tenemos la inseminación artificial con donante, en la cual se hace uso de los espermatozoides de un donante anónimo a través de un banco de semen. Sigue leyendo y aprende más sobre este método.

Inseminación artificial con donante: ¿de qué se trata?
Conoce el procedimiento de esta técnica de reproducción asistida

Existen diferentes técnicas de reproducción asistida que buscan conseguir el embarazo cuando no puede llevarse a cabo de manera natural, debido a problemas de infertilidad o esterilidad, una de estas técnicas es la inseminación artificial con donante.

Grosso modo, este método consiste en el uso de espermatozoides provenientes de un banco de semen, que han pasado unos requisitos mínimos de calidad, para inyectarlos en el útero materno o en el canal cervical con una cánula especial.

 

¿Qué es la inseminación artificial con donante?


Inseminación artificial con donante

La inseminación artificial es un tratamiento eficaz y sencillo, ya que se garantiza que los espermatozoides que van a ser introducidos son de calidad elevada, y por ello la probabilidad de éxito es alta.

Debes saber que la inseminación artificial con donante será recomendada o indicada en los siguientes casos:

  • Parejas que buscan un embarazo pero en las que el hombre presenta alguna enfermedad hereditaria que puede ser transmitida al bebé;
  • Parejas que quieren tener un bebé pero en las que el hombre tiene una alteración irreversible y grave en el semen, o una incapacidad en los testículos que le impiden fabricar espermatozoides;
  • Mujeres que quieren tener hijos y cuya pareja es otra mujer;
  • Mujeres que tienen la voluntad de ser madres sin tener pareja.

 

Proceso de la inseminación artificial con donante


En la inseminación artificial con donante las fases o pasos que se siguen para llevar a cabo el procedimiento completo son casi los mismos que se llevan a cabo en la inseminación artificial. La diferencia importante está en que el semen que se usa durante el proceso no es de la pareja, sino que pertenece a un donante anónimo.

Si estás interesada en recurrir a esta técnica de reproducción asistida, es importante que sepas que el semen puede ajustarse a tus características y a las de tu pareja (en caso de que la tuvieras). Cualquier duda con respecto a este tema será resuelta por el personal médico que lleve tu caso.

Las fases de la inseminación artificial con donante son las siguientes:

 

1. Control y estimulación ovárica

En la estimulación de la ovulación deberás someterte a una medicación específica que será recomendada e indicada por el centro médico en el que estés llevando a cabo el proceso.

Mediante la medicación se te administrará una hormona folículoestimulante, que se encarga de la maduración de varios folículos para tener un mayor número de ovocitos y al mismo tiempo tener mayor probabilidad de éxito.

Es posible que posteriormente al tratamiento debas administrarte otra hormona que provoca la liberación del óvulo.

 

2. Semen de donante

Después de un intenso y completo estudio médico del donante, que cuenta con un análisis del mismo, un análisis de orina y sangre, una exploración general, un examen psicológico y un estudio de la existencia de enfermedades de transmisión sexual, se garantiza la calidad de los espermatozoides y se descartan diferentes patologías para saber si el semen será útil.

El semen es congelado antes de su uso y se conserva durante mínimo 6 meses para una mayor garantía en cuanto a la inexistencia de enfermedades de transmisión sexual.

Los donantes serán mayores de edad y deben firmar un consentimiento, así como garantizar el anonimato de la donación.

 

3. Inseminación

Aquí el procedimiento será igual al de la inseminación artificial llevada a cabo con el semen de la pareja, pero con espermatozoides criopreservados pertenecientes a un banco de semen.

El momento en el que llega la ovulación, será cargada en una fina cánula la muestra de espermatozoides y se introducirá en el útero.

Este proceso es indoloro y sencillo, muy parecido al de cualquier otra revisión que puedas realizarte tu ginecólogo.

 

Puede interesarte: