Infertilidad masculina: posibles causas

Se habla de infertilidad masculina cuando el hombre es incapaz de causar un embarazo. Te contamos cuáles son las posibles causas.

Infertilidad masculina: posibles causas
Existen diversas causas de infertilidad

La causa más común de infertilidad masculina tiene que ver con los espermatozoides, ya que se puede tener una baja concentración, una mala movilidad, una gran cantidad de estos con morfología anormal, una elevada cantidad que estén muertos, o directamente puede no haber espermatozoides después de eyacular.

Existen casos en los que se da un problema con la eyaculación o en los que el origen de la infertilidad masculina es desconocido. En estos últimos, se ignoran totalmente los motivos que impiden la unión del espermatozoide con el óvulo para desencadenar el desarrollo del embrión.

Siempre será tras un estudio y en la consulta médica donde se conocerá si el problema a la hora de concebir viene por un problema en el esperma o por otros motivos, por lo que si crees que puedes ser infértil, lo mejor es que acudas a la consulta médica.

 

Posibles causas de la infertilidad masculina


Existen una gran variedad de causas de infertilidad masculina. Algunas de ellas son:

  • Problemas hormonales.
  • Enfermedades genéticas.
  • Bloqueos en los tubos que trasladan el semen.
  • Haber tenido paperas o fiebre alta.
  • Estilo de vida o factores ambientales.
  • Problemas físicos en los testículos.

 

Por otro lado, podemos hablar de algunos riesgos en cuanto a la infertilidad o a la bajada de la calidad de los espermatozoides:

  • Haberse sometido a una radioterapia o quimioterapia para tratar un cáncer.
  • Alteraciones hormonales que se encuentran en múltiples enfermedades del sistema endocrino, como puede ser el déficit aislado de testosterona, el hipotiroidismo o el síndrome de Kallman (ligado al cromosoma X).
  • Haber estado expuesto a toxinas ambientales como lo son los pesticidas o el plomo.
  • Se dan casos de hombres infértiles que presentan una modificación en sus cromosomas como el síndrome XYY, o que sufren azoospermia, es decir, ausencia total de espermatozoides en la eyaculación.
  • El consumo de diversas drogas, así como de la marihuana, puede afectar a la calidad del semen.
  • El consumo excesivo de alcohol está también relacionado con una menor fertilidad masculina, ya que consumir muchas bebidas alcohólicas interviene en el eje hipotálamo-hipófiso-testicular y los niveles de testosterona se ven afectados, también la calidad y la cantidad de los espermatozoides.
  • La obesidad también puede ir ligada a la infertilidad masculina. Esto se debe a que el sobrepeso se ha vinculado directamente con la producción insuficiente de espermatozoides.
  • Siguiendo el punto de la obesidad, una dieta poco equilibrada, así como una mala alimentación, está relacionado con una escasa producción de espermatozoides. Es importante lleva una dieta saludable y equilibrada antes de concebir el bebé para evitar defectos y efectos adversos en este.
  • En cuanto al tabaco, es evidente que fumar es dañino en varios aspectos, incluyendo la infertilidad masculina. Es interesante barajar la posibilidad de dejar de fumar antes de intentar concebir, así si se logra el embarazo, será más fácil no perjudicar posteriormente ni a la madre ni al bebé.
  • La infertilidad puede relacionarse también con haber dado un calor excesivo a los testículos, como puede ser bañarse con frecuencia con agua muy caliente.
  • Sufrir lesiones en los testículos y en el escroto, tener un testículo que no desciende, o la obstrucción de conductos.
  • Una vida sedentaria puede reducir la calidad del semen.
  • Puede llevar consigo infertilidad el consumo de algunos fármacos como la cimetidina, nitrofurantoina y espironolactona. Además de estas, existen multitud de medicaciones que pueden tener un efecto tóxico en la producción de los espermatozoides.
  • Haber sufrido situaciones puntuales y muy traumáticas de estrés también puede alterar la calidad del esperma.

 

Puede interesarte: