Insomnio durante el embarazo: qué es y cuáles son sus causas

El insomnio durante el embarazo es uno de los trastornos más frecuentes que puedes padecer si te encuentras en periodo de gestación. Esto es debido a diversas causas. Te contamos cuáles son para que conozcas mejor este trastorno y puedas poner remedio.

Insomnio durante el embarazo: qué es y cuáles son sus causas
El insomnio afecta a un gran número de embarazadas

Durante el periodo de gestación, sea en la etapa que sea, la gran mayoría de las mujeres padecen modificaciones y cambios en el patrón del sueño. Por lo tanto, el insomnio durante el embarazo puede ser de lo más común.

Es posible que estés preocupada con este tema que se caracteriza por escasez en el sueño, sueño muy poco reparador y despertares en medio de la noche. Por ello, te contamos de qué trata exactamente, cómo puede afectarte el insomnio, cuáles son sus causas y a qué puede deberse exactamente.

 

Insomnio durante el embarazo: ¿cuáles son sus síntomas?


Insomnio durante el embarazo

Si bien el insomnio durante el embarazo puede darse en todas las etapas del mismo, es en el tercer trimestre en el que se aprecia un mayor porcentaje de casos de ausencia de sueño.

Antes de comenzar a hablar propiamente del insomnio en el embarazo, es importante remarcar la diferencia entre el insomnio y la falta de sueño impuesta o voluntaria. Durante el embarazo el cuerpo sufre diversas transformaciones que afectan a las horas de descanso, pero no tiene por qué significar que estás padeciendo insomnio, a no ser que venga acompañado de otros síntomas.

 

Síntomas de insomnio durante el embarazo

La Clasificación Internacional de los Trastornos del Sueño que fue publicada en el año 2014 definió el insomnio como una dificultad que persiste en el comienzo del sueño, en su duración, su consolidación o su calidad. Esto sucede aunque existan unas circunstancias favorables para este.

Además, padecer insomnio va ligado a un alto nivel de deterioro en diferentes áreas como pueden ser: laboral, social, académica, educativa, de conducta, o incluso malestar en otras áreas significativas de la actividad humana.

Durante la noche se dan los siguientes síntomas:

  • Grandes dificultades a la hora de conciliar el sueño.
  • Una vez conciliado, se hace difícil mantenerlo debido a despertares repetidos o a la imposibilidad de volver a conciliar el sueño tras despertar.
  • Tienes un sueño poco reparador o no reparador.
  • Se adelanta el despertar final y tienes incapacidad para dormir de nuevo.
  • Estos problemas aparecen como mínimo tres noches a lo largo de la semana.

 

A lo largo del día:

  • Te sientes fatigada.
  • Cumples algunos síntomas relacionados con la depresión y la ansiedad.
  • Sufres disforia, es decir, desorden de las emociones.
  • Padeces déficits leves de concentración y atención.
  • Pueden darse también, aunque en menor medida, un déficit en funciones ejecutivas, déficit en la memoria o somnolencia excesiva.

 

Causas del insomnio durante el embarazo


Reflujo gastroesofágico

Debido a las hormonas del embarazo y al escaso espacio en el estómago, tendrás digestiones más pesadas y alargadas en el tiempo.

La característica principal del reflujo es una sensación de ardor en la garganta o en el pecho que comúnmente llamamos acidez.

 

Náuseas y vómitos

Puede afectarte por la noche llevando consigo complicaciones en el sueño.

 

Orina

En el embarazo es normal orinar con mayor frecuencia, tanto por el día como por la noche. Esto se debe al aumento en el volumen de líquidos de tu organismo, así como al aumento del volumen del útero que presionará cada vez más tu vejiga.

 

Movimiento del feto

Otro de los síntomas referidos por mujeres sobre el insomnio durante el embarazo es el movimiento del feto. Este puede hacerte daño en las costillas y despertarte. Lo bueno es que normalmente tu bebé se relajará durante las horas de la noche.

 

Dolor de espalda

Diversos dolores musculares pueden ser síntoma de insomnio durante el embarazo. Notarás estos dolores con mayor intensidad en la última de las etapas del embarazo, es decir, en el tercer trimestre.

 

 

Es posible que te sientas inquieta con respecto a las noches, pero in

tenta tomártelo con calma, no mires el reloj y, si no puedes relajarte en la cama, será mejor que te levantes y te dediques a alguna actividad no muy estimulante. Regresa a la cama cuando te sientas verdaderamente con sueño.

 

Puede interesarte: