Gripe en el embarazo: ¿qué puedo hacer?

Contraer gripe en el embarazo puede ser común. Esto se debe a que durante este periodo es más difícil para el sistema inmunitario combatir infecciones, por lo que si estás embarazada puede que seas más susceptible. Te contamos cómo reconocer los síntomas y cómo cuidarte.

Gripe en el embarazo: ¿qué puedo hacer?
Infórmate con tu médico sobre la gripe durante este periodo

Estar embarazada puede implicar un mayor riesgo a la hora de padecer complicaciones ligadas a determinadas enfermedades, una de estas es la gripe. La gripe en el embarazo debe ser tratada con precauciones especiales para mantener la salud y evitar complicaciones.

Los síntomas de la gripe en el embarazo son los mismos que los de cualquier persona adulta, y estos incluyen dolor de garganta, tos, fiebre (temperatura corporal superior a 37,5ºC), mayor mucosidad nasal, dolor de cabeza, vómitos, diarrea, fatiga y dolor de espalda.

Si crees que puedes tener gripe en el embarazo, lo mejor será que pidas cita con tu médico. Así, podrá llevar a cabo una exploración, con base en la descripción de los síntomas, determinar de qué se trata y establecer un tratamiento.

 

¿Qué debes saber sobre la gripe en el embarazo?


Gripe en el embarazo

Si estás embarazada o planeas quedarte embaraza en un periodo en el que es fácil contraer gripe, es decir, en épocas como el invierno, es recomendable que recibas la vacuna antigripal. Esta manera de prevenir la gripe se debe a que se considera que las mujeres en periodo de embarazo tienen un mayor riesgo de contraerla y de sufrir algunas complicaciones relacionadas.

Recibiendo la vacuna antigripal el riesgo de contraer la enfermedad será mucho menor, y además será también muy poco probable que presentes un cuadro de gripe grave o inusual que pueda ocasionar daños tanto a tu bebé como a ti misma.

Por otro lado, la vacuna servirá también para tu bebé, ya que le protegerá desde que nazca hasta el sexto mes de vida.

Lo más apropiado será que te informes sobre el tema de la vacuna contra la gripe con tu médico.

En caso de que ya hayas contraído la gripe en el embarazo, lo mejor será que visites a tu médico, y lo normal será que este quiera iniciar el tratamiento lo antes posible.

  • No necesitará llevar a cabo análisis, ya que podrá basarse en los síntomas para realizar el diagnóstico. Además, no es apropiado esperar a los resultados de los análisis antes de empezar con el tratamiento.
  • Aunque pueden utilizarse después, lo más normal y apropiado es que comiences con los medicamentos antigripales durante las 48 horas posteriores al desarrollo de los primeros síntomas. La primera opción recetada suele ser Oseltamivir, también llamado Tamiflu, siendo necesario tomarlo 2 veces al día y durante 5 días.

 

Es importante que no optes por medicarte si no has acudido al médico previamente. Recuerda que la medicación debe ser indicada por un médico, quien se encargará de recomendarte y prescribirte lo necesario.

 

Consejos para aliviar los síntomas


En épocas de alto riesgo de contagio puedes tomar algunas medidas para evitar contraer la gripe en el embarazo. Algunas de ellas son:

  • Evita compartir tazas, utensilios o alimentos con personas que estén padeciendo la gripe.
  • Lleva contigo desinfectante para las manos y úsalo con frecuencia.
  • Evita tocarte la nariz, la garganta o los ojos.

 

Además, una vez hayas contraído la gripe en el embarazo, puedes hacer algunas cosas para aliviar los síntomas:

  • Bebe líquidos en abundancia, ya que la fiebre, la mucosidad y el sudor hacen que tu cuerpo pierda más líquidos y puedes deshidratarte. Zumos naturales ricos en vitamina C (por ejemplo de naranja) o sopas pueden ayudarte a sentirte mejor.
  • Usa un humidificador, te ayudará a respirar mejor y a que tus orificios nasales no se sequen.
  • Si te sientes muy cansada lo mejor será hacer caso a tu cuerpo y descansar. No es que tumbarte o descansar acorte la gripe, pero te ayudará a sentirte mejor.

 

Puede interesarte