Galletas de avena fácil: ¡cocínalas en casa!

Siempre podemos encontrar galletas en el supermercado, aunque siempre es más saludable y beneficioso prepararlas en casa. ¿Te animas con esta receta de galletas de avena fácil y rápida?

Galletas de avena fácil: ¡cocínalas en casa!
Prepara tus galletas de avena caseras

Las galletas de avena son un postre, desayuno o tentempié fácil de elaborar, además de ser deliciosas y sanas.

La avena es rica en grasas saludables, proteínas, vitaminas (como por ejemplo la vitamina B1) e hidratos de carbono. Asimismo, es un alimento depurativo gracias a sus contenido en aminoácidos y fibra, que nos ayuda a eliminar las toxinas que acumula nuestro organismo.

¡Beneficíate de sus propiedades y prepara esta receta de galletas de avena fácil en casa!

 

Receta de galletas de avena fácil


Galletas de avena fácil

Vamos a exponeros una receta fácil y básica de las galletas de avena, siempre abierta, claro, a que incorporéis otros ingredientes como por ejemplo: pasas, pepitas de chocolate negro o blanco, un toque de canela, coco…

– Ingredientes –

  • 230 g de copos de avena
  • 100 g de harina
  • 150 g de azúcar moreno
  • Sal
  • 2 huevos
  • 1/2 cucharadita de levadura química
  • 150 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla o avellana

 

– Preparación –

  • Vamos a necesitar dos cuencos para mezclar todos los ingredientes. En uno añadiremos los copos de avena, el azúcar moreno, la levadura, una pizca de sal y la harina. Removemos bien.
  • En el otro recipiente o cuenco, incorporamos el aceite, la esencia de vainilla y los huevos. Mezclamos bien para que se cree una especie de masa homogénea.
  • Una vez hecho esto, mezclamos el contenido de los dos cuencos y lo removemos todo. No hace falta una batidora, puedes remover con una cuchara, tenedor o espátula.
  • Precalentamos el horno a 180ºC.
  • Ahora que tenemos todo mezclado, es hora de dar forma a las galletas. Vamos cogiendo trocitos de la masa y creamos bolitas, después las vamos aplanando con la mano, dándoles forma. Podemos intentar que todas tengan una forma homogénea.
  • Colocamos nuestras galletas en una bandeja para el horno, ¡y es el momento de hornear nuestras sabrosas galletas!
  • Introducimos la bandeja en nuestro horno a 180ºC (previamente precalentado) y dejamos dentro aproximadamente 15 minutos. Un truco para saber si están listas es cuando los bordes de las galletas estén dorados.
  • Cuando retiremos las galletas del horno, las dejamos en la rejilla hasta que se enfríen y se endurezcan. ¡Así ya estarán listas para comer!

 

Si quieres añadir otros ingredientes, como hemos dicho antes, puedes hacerlo cuando construyes las galletas con la masa, por ejemplo, puedes incorporar pepitas de chocolate.

 

Puede interesarte: