Los 5 frutos secos que no pueden faltar en tu dieta

Las frutos secos son un superalimento imprescindible en nuestra dieta, aunque debido a su alto aporte calórico conviene ingerirlos con precaución.

Los 5 frutos secos que no pueden faltar en tu dieta
Las nueces y las almendras nos aportan ácidos grasos necesarios para nuestro organismo

Los frutos secos aportan numerosos beneficios a nuestro organismo.

Además de ser una gran fuente de antioxidantes, proteínas y minerales, ayudan en la prevención de enfermedades cardiovasculares y favorecen la salud cerebral.

También son el aliado perfecto si quieres perder peso, ya que son un alimento muy rico en fibra y aportan una mayor sensación de saciedad.

Como ves, los frutos secos son un snack muy saludable, ideal para picar entre horas o añadir a otros platos. Pero recuerda que al tener una elevada concentración de calorías, lo ideal es consumirlos con moderación y siempre crudos, ya que a los fritos suelen contener grasas saturadas.

 

5 frutos secos imprescindibles en nuestra dieta


1. Nueces

Uno de los mejores frutos secos para incorporar a tu dieta son las nueces, ya que poseen un alto contenido en ácidos grasos omega 3 y son muy beneficiosas para el colesterol y el corazón.

Además, las nueces también nos aportan vitamina E, mucha fibra, hierro y potasio, y son un buen aliado en la prevención de enfermedades coronarias y diabetes.

Pueden consumirse crudas, con yogurt, salteados, masas o panes, las posibilidades son inmensas.

 

2. Almendras

Las almendras también son un ingrediente muy versátil, uno de los frutos secos con menos calorías y con un alto índice proteico.

Nos aportan vitamina E y B, y minerales, como el hierro, el zinc y el magnesio. Las almendras también nos ayudan a reducir el colesterol, favorecen nuestro sistema inmunológico y son buenas para la salud cardiovascular.

Además de consumirlas crudas, en ensaladas o con yogurt, también pueden añadirse a sofritos, salteados o incluso salsas.

 

3. Pistachos

Los pistachos también son bajos en calorías, nos ofrecen inmensos beneficios, y además nos ayudan a prevenir los riesgos de enfermedades circulatorias y cardiovasculares.

Contienen numerosas vitaminas, del grupo A, B, C y E, pero los pistachos también son ricos en fibra, potasio y hierro. Además, contienen arginina, una sustancia muy beneficiosa para la circulación.

Pueden consumirse crudos, en ensalada o simplemente como aperitivo, aunque también quedan genial tostados o salteados.

 

4. Anacardos

Los anacardos son un fruto seco ideal para deportistas, debido sobre todo a su alto contenido en proteínas. Pero también nos ayudan a proteger el corazón y a perder peso.

Las proteínas de este superalimento son absorbidas fácilmente por nuestro organismo, pero además también contienen antioxidantes y nos aportan energía, pues son muy ricos en hidratos de carbono.

Puedes añadir anacardos a tus batidos dietéticos, ya que aportan cremosidad e incrementan la sensación de saciedad. También quedan genial remojados o tostados como aperitivo, en sopas o ensaladas.

 

5. Avellanas

Gracias a su alto contenido en ácidos grasos insaturados, las avellanas nos ayudan a reducir el colesterol y mejorar el correcto funcionamiento de nuestro metabolismo.

Son ricas en proteínas, fibra, vitamina E y minerales. Además, contienen ácido fólico, un aliado para combatir enfermedades cardiovasculares y degenerativas.

Además de crudas, las puedes consumir molidas para añadirlas a tus batidos o smoothies. También son muy utilizadas para elaboración de cremas y mantequillas vegetales.

 

Como ves los frutos secos ofrecen numerosos beneficios a nuestro organismo, así que no lo dudes y empieza a incorporarlos en tu dieta diaria para sentirte mejor y mantenerte en buena forma.

 

Puede interesarte: