Qué es y cuáles son las causas de la flacidez

Existen diferentes causas por las que puede darse la flacidez. Te contamos cuáles son y qué puedes hacer para acabar con ella.

Qué es y cuáles son las causas de la flacidez
El estilo de vida es importante para luchar contra la pérdida de firmeza en la piel

Si has notado que tienes flacidez en algunas partes de tu cuerpo, es posible que te hayas planteado acabar con ella. Si no sabes exactamente de qué se trata, la flacidez es la pérdida en la firmeza de la piel causada por la debilidad o la disminución de los tejidos que la sostienen y la mantienen firme y elástica: la elastina y el colágeno.

Las zonas del cuerpo en las que es más frecuente que aparezca son la cara, centrándose en los párpados, la papada o el ángulo de la mandíbula, en la parte interna de los muslos y de los brazos, en los glúteos y en el abdomen.

 

¿Por qué puede aparecer la flacidez?


Flacidez

Existen diversas y diferentes causas por las que se da la flacidez.

  • El paso del tiempo es la causa más frecuente, ya que con el paso de los años las proteínas que se encargan de mantener la piel firme y ligada a los músculos, van perdiendo fuerza y efectividad.
  • La exposición prolongada a los rayos del sol hace que la piel pierda firmeza y que aparezcan arrugas.
  • La dieta y la mala alimentación. Aunque no exista un sobrepeso excesivo, una dieta rica en grasas, harina y azúcares se refleja en un cuerpo con consistencia más bien flácida. Además, las dietas que no tienen control, y que buscan la pérdida de peso de manera brusca y hacen que se reduzca repentinamente el volumen de grasa, también producen la pérdida de elasticidad en la piel, que puede quedar flácida, colgando o formando pliegues.
  • Una vida sedentaria con falta de ejercicio físico que provoca la pérdida de masa muscular y ósea.
  • Padecer obesidad.
  • Haber pasado por varios embarazos, sobre todo si han sido múltiples.
  • Cambios frecuentes en el peso.

 

Cómo combatir la flacidez


Combatir la flacidez

Sentir que tenemos flacidez en algunas zonas de nuestro cuerpo puede ser molesto, pero hay algunas cosas que podemos hacer, o bien para prevenir, o bien para tratar de combatirla.

 

Ejercicio físico

Los mejores ejercicios serán aquellos que se centren en las partes afectadas por la flacidez.

  • Si en tu caso se encuentra en la cintura y el abdomen, son recomendados los estiramientos o las flexiones. Puedes llevar a cabo una rutina que trabaje los abdominales en casa, realizando 3 series de 20 repeticiones cada una, ¡será óptimo para tonificar!
  • Si quieres tonificar y fortalecer glúteos y piernas, puedes dedicar entre media hora y cuarenta minutos a caminar, nadar o andar en bicicleta. ¡Esto último es ideal para dar firmeza a tus piernas!

 

Si estás dispuesta a comenzar con el ejercicio físico, debes saber que requerirá regularidad y esfuerzo para conseguir los mejores resultados, combatir la flacidez y mejorar la tonicidad muscular.

 

Alimentación

Además del ejercicio físico, la alimentación deberá ser adecuada y saludable, por lo que es posible que debas hacer algunos cambios en tu estilo de vida y en tus hábitos de consumo.

  • Incluye en tu día a día alimentos que ayuden a quemar grasa y al mismo tiempo fortalezcan tus músculos. Por lo tanto, pon atención a las proteínas, ya que son fundamentales para fortalecer los músculos. Las más recomendables se encuentran en las carnes magras (pavo o pollo), los huevos, las almendras, el salmón y la manzana (con piel).
  • Los antioxidantes, tus mejores amigos. Estos son el mejor aliado para combatir los radicales libres, que hacen que nuestra piel envejezca y por lo tanto, que la flacidez tenga vía libre. En este sentido, ¡los frutos rojos son ideales! Aportan gran cantidad de antioxidantes y de vitamina C. También será beneficioso el limón y la naranja, que además contienen colágeno, esencial para preservar la piel firme.
  • Deja de lado la comida basura y con alto contenido en grasas saturadas.
  • Por último, el tabaco no ayuda nada con la flacidez, así que intenta reducir su consumo o dejar de fumar de manera definitiva.

 

Puede interesarte: