¿Cómo combatir la flacidez abdominal tras el parto?

La flacidez abdominal es la pérdida de firmeza de la piel en el vientre, su aparición puede deberse a varias causas. Una de ellas es el embarazo.

¿Cómo combatir la flacidez abdominal tras el parto?
Amamantar y el ejercicio físico ayudarán en el proceso de reestructuración

Una de las cosas que puede que más te sorprenda tras el parto es la flacidez abdominal. Ya has dado a luz pero notas la zona alrededor del ombligo flácida, redondeada y hasta hinchada, como si aún estuvieras en el quinto mes de embarazo.

Debes saber que tu cuerpo, y especialmente tu abdomen, tardará un tiempo en recuperarse completamente del embarazo. Tu abdomen se ha hinchado como un globo durante el periodo de gestación y, cuando das a luz, no desaparece todo de golpe, sino que es un proceso que camina poco a poco.

 

¿Cómo acabar con la flacidez abdominal tras el parto?


El útero ha cambiado de tamaño (agrandándose) durante el embarazo, y puede que entres en pánico tras el nacimiento de tu bebé debido al estado de tu abdomen. Pero mantén la calma, los cambios hormonales postparto harán que tu útero se vaya contrayendo poco a poco hasta llegar a su estado original anterior al embarazo.

Así, si el exceso de peso durante el embarazo ha sido moderado, el útero demorará aproximadamente 4 semanas en recuperar su tamaño habitual.

La manera de eliminar el exceso de líquido acumulado durante la gestación será a través de la transpiración, la orina y las secreciones vaginales. Además, la grasa almacenada para la alimentación de tu bebé comenzará a quemarse, sobre todo si das de amamantar y practicas ejercicio.

 

Amamantar

Combatir la flacidez abdominal tras el parto: amamantar

En los primeros meses tras el nacimiento de tu bebé, la lactancia materna te ayudará a quemar calorías adicionales para la elaboración de la leche. Por otro lado, dar de amamantar produce contracciones beneficiosas a la hora de reducir el útero y, por tanto, la flacidez abdominal.

 

Ejercicio físico

Combatir la flacidez abdominal tras el parto: ejercicio físico

Otra solución que ayuda a combatir la flacidez abdominal tras el parto es el ejercicio físico. No tienes que ponerte a hacer ejercicio de manera intensiva, pero sí será positivo hacer ejercicio de manera regular, como puede ser pasear o practicar yoga de postparto.

La actividad física hará que los músculos del estómago se tonifiquen y te ayudará a quemar calorías. Prueba a proponerte una rutina de ejercicios en la que cuentes con una parte de ejercicios aeróbicos y otra con movimientos centrados en los abdominales.

Si tienes dudas sobre qué hacer exactamente, lo mejor será que te asesores con un entrenador personal que te ayude a crear una rutina específica para tu caso. ¡No olvides que tienes que sentir que tu cuerpo está preparado!

 

Hay algunos casos en los que el esfuerzo para acabar con la flacidez abdominal tras el parto es mayor. Por ejemplo, cuando se ha dado una separación de los músculos que envuelven la zona del abdomen, es decir, si padeces diástasis de los rectos abdominales. Las mujeres que ya han pasado por otros partos tienen más posibilidades de que esto ocurra.

 

Productos reafirmantes tras el parto

Combatir la flacidez abdominal tras el parto: productos reafirmantes

Además de practicar ejercicio, puede que la piel necesite algunos cuidados específicos tras el parto, sobre todo respecto a la flacidez abdominal.

  • Reafirmante postparto Velasia: La marca ISDIN cuenta con este producto que ayuda a regenerar la piel y a recuperar la elasticidad a base de aceite de rosa mosqueta y centella asiática.
  • Reestructurante corporal Mustela: Este producto se encuentra dentro de la línea Mustela 9 y te ayudará a reparar las acumulaciones de grasa y la flacidez cutánea. Se presenta en crema gel, ¡por lo que no dejará sensación pegajosa!
  • Reestructurante corporal Suavinex: Este reestructurante postparto contiene una fórmula con aceite de germen de trigo que ayuda a disminuir las estrías, hidroxiprolisilano, que pelea contra la flacidez, manteca de karité, que ayuda a reestructurar la piel, y vitamina E para la reafirmación de los tejidos.

 

Puede interesarte: