3 divertidos experimentos para niños usando el agua

Los experimentos para niños son un recurso genial para los días en los que no tienes nada planeado y quieres pasar un rato divertido, a la vez que didáctico, en familia. Nosotros te proponemos una serie de experimentos relacionados con el agua, un elemento que los niños suelen adorar.

3 divertidos experimentos para niños usando el agua
Diviértete y aprende en familia

Los experimentos para niños no fallan si quieres pasar una tarde o una mañana entretenida y divertida en familia. Nuestras propuestas de experimentos van enfocadas a aquellos que pueden llevarse a cabo utilizando como medio el agua. El agua suele suponer una gran diversión para los niños y las niñas, así que aprovecha este recurso para compartir un buen rato con ellos.

Cuando los niños y niñas llevan a cabo un experimento, son parte de un proceso científico, lo hace que se sientan totalmente estimulados, que presten atención a cada paso que les genera curiosidad, que puedan reflexionar sobre ello, y además comentarlo y hablarlo contigo. Todo este proceso hace que asimilen muy bien los conocimientos que les presentas a modo de experimento, por lo que a parte de ser divertidos, los experimentos para niños tienen una función educativa importante.

 

3 experimentos para niños con agua


1. ¿Por qué llueve?

El primero de los experimentos para niños que te proponemos va destinado a que los más pequeños observen y conozcan mejor el mundo que nos rodea y lo que pasa en él.

– Materiales –

  • Una botella de plástico transparente
  • Agua
  • Rotulador permanente
  • Colorante azul

 

– Instrucciones –

1. En una botella de plástico transparente (puede ser una botella normal de agua o de plástico un poco más duro) dibujad las nubes y el sol en la parte de superior y en la parte inferior.

2. Mezcla medio vaso de agua con unas gotas de colorante azul y añádelo a la botella.

3. Tapa la botella y ponla al lado de la ventana, donde de bien el sol.

4. ¡Observa!

 

¿Qué ha pasado?

Tenemos que decir que en este experimento para niños no se ve el proceso entero de la lluvia, pero si que se puede observar como el sol calienta el agua de la botella, se evapora y forma múltiples gotas de agua que se quedan en las paredes de la botella.

Este recurso visual te ayudará a explicar a tus hijos e hijas cuál es el funcionamiento del ciclo del agua. El agua de los océanos, lagos y ríos es calentado por el sol, por esto, el agua sube a la atmósfera en forma de vapor y se formen las nubes. En el momento en que las nubes se cruzan con corrientes de aire frío, el vapor se condensa y se precipita dando lugar a la lluvia. Con temperaturas más bajas esta precipitación puede ser en forma de granizo o nieve.

 

 

2. ¡El agua no cae!

– Materiales –

  • Agua
  • Una carta de baraja
  • Un vaso de cristal de tubo

 

– Instrucciones –

1. En primer lugar busca una fuente por si el experimento falla. Ponla en una mesa y encima un vaso de agua.

2. Llena con agua el vaso hasta el límite pero sin que llegue a rebosar.

3. Coloca la carta de la baraja tapando el vaso con agua.

4. Con muchísimo cuidado debes coger el vaso de agua y darlo la vuelta. ¡El agua no se caerá!

 

¿Qué ha pasado?

En la carta han actuado dos fuerzas: la presión atmosférica y el peso del agua. La fuerza de la presión atmosférica es mayor y empuja la carta hacia arriba.

Hay que tener mucho cuidado porque si se mueve un poco la carta, el agua se caerá. Es importante que la carta se pegue al borde mojado del vaso.

 

 

3. Lámpara de lava

¡Nuestra última propuesta de experimentos para niños os encantará!

– Materiales –

  • Un vaso de plástico
  • Pastillas efervescentes
  • Agua
  • Aceite
  • Colorante
  • Linterna

 

– Instrucciones –

1. Lo primero es llenar con agua el vaso de plástico hasta la mitad.

2. Incorporar en el agua unas gotas de colorante (también puedes usar témpera de color). ¡Deja que los más pequeños elijan el color!

3. Completa el vaso con aceite, llega hasta arriba.

4. Deja que repose unos minutos y estará listo.

5. Pon el vaso sobre una linterna, por ejemplo la del móvil, y echa la pastilla efervescente.

Disfruta mirando los efectos que produce esta combinación.

 

Si te has quedado con ganas de más, ¡echa un vistazo a más experimentos para niños!

 

Puede interesarte: