Esterilidad femenina: ¿qué es y cuáles son sus causas?

Conoce de qué trata exactamente la esterilidad femenina, qué tipos existen y cuáles pueden ser las causas principales.

Esterilidad femenina: ¿qué es y cuáles son sus causas?
Aprende sobre la esterilidad en las mujeres

La esterilidad femenina es la incapacidad de la mujer para quedarse embarazada. Si tras un año de relaciones sexuales constantes y regulares, sin el uso de métodos anticonceptivos, la mujer no consigue quedarse embarazada, se puede hablar de esterilidad femenina. Además, esta podría ser el resultado de problemas con el sistema reproductor o de problemas hormonales.

 

Qué es la esterilidad femenina y cuáles son sus tipos


Esterilidad femenina

Normalmente, con la esterilidad femenina no se tiene ningún tipo de síntoma ya que no suele manifestarse de ninguna forma, por lo que la mujer no conoce la existencia del problema hasta el momento en que acude a una consulta médica.

Es posible que los términos de esterilidad e infertilidad femenina lleven a confusión, pero debes saber que no son lo mismo. Una mujer estéril no podrá quedarse embarazada debido a que no es posible ni la fecundación ni la implantación y, por otro lado, una mujer infértil sí podrá quedarse embarazada, aunque dicho embarazo no llegará a término.

Existen diversos tipos de esterilidad femenina, en función de si hay alguna posibilidad o no de tratamiento, tenemos los siguientes:

  • Esterilidad relativa: Aquella en la que existe algún agente que puede atenuar la esterilidad femenina. En este caso, puede desaparecer de manera espontánea o con la ayuda de un tratamiento.
  • Esterilidad permanente o absoluta: En este tipo la implantación o la fecundación están completamente invalidadas. No existe ninguna posibilidad de regresión, curación espontánea o tratamiento.

 

Además, podemos hablar de otros dos tipos de esterilidad femenina, en los casos en los que la mujer haya conseguido o no un embarazo previo:

  • Esterilidad primaria: En la que en ningún momento se ha conseguido un embarazo.
  • Esterilidad secundaria: En la que no puede lograrse un embarazo pero ha existido alguno previamente.

 

Por último, se puede hacer una distinción entre esterilidad voluntaria e involuntaria:

  • Esterilidad voluntaria: Es aquella que se conoce como ligadura de trompas o esterilidad quirúrgica y es empleada por la mujer de forma voluntaria.
  • Esterilidad involuntaria: La que aparece sin ninguna intervención médica, es decir, de manera natural. En estas ocasiones la mujer no logra tener descendencia.

 

¿Cuáles son las causas de esterilidad femenina?


Cómo decíamos, la esterilidad femenina puede deberse a diferentes causas y será necesaria la realización de un estudio para saber el tratamiento que se deberá llevar a cabo.

Existen unos motivos principales por los que las mujeres padecen esterilidad femenina. Además, debes saber que esta puede aparecer por uno de estos motivos o por la mezcla de varios. Son los siguientes:

  • Alteraciones uterinas;
  • Problemas de ovulación y hormonales;
  • Alteraciones en las trompas de Falopio;
  • Problemas en el cuello uterino o en el cérvix.

 

En la actualidad, podríamos decir que la causa más frecuente que se da en la esterilidad femenina es la edad materna avanzada. Cuando se superan entre los 35 y 37 años, la cantidad de los óvulos, así como la calidad de estos, es muy baja, por lo tanto la posibilidad de conseguir un embarazo se ve disminuida radicalmente, sobre todo a partir de los 40 años.

Si bien, como decíamos, la esterilidad femenina no suele manifestarse de forma alguna, hay ocasiones en las que pueden darse molestias o señales que hacen sospechar al personal médico sobre alguna patología.

Algunas de estas molestias pueden ser dolores, alteraciones en la menstruación, malestar o incluso fiebre. Si comienzas a notar cualquier signo de alteración o molestia, es recomendable consultarlo con tu médico, además de llevar a cabo las revisiones ginecológicas regulares que te ayudarán a garantizar tu bienestar y salud.

 

Puede interesarte: