¿Qué es una episiotomía?

Cuando van a dar a luz, a algunas mujeres hay que hacerles un corte quirúrgico para ampliar la apertura vaginal y facilitar el parto. A esa incisión, que se realiza entre la vagina y el ano, se la conoce como episiotomía. Descubre aquí qué es y cómo se cura.

¿Qué es una episiotomía?
La OMS asegura que menos del 30% de los partos necesitan una episiotomía

Cuando van a dar a luz, a algunas mujeres hay que hacerles un corte quirúrgico para ampliar la apertura vaginal y facilitar el parto. A esa incisión, que se realiza entre la vagina y el ano, se la conoce como episiotomía.

 

¿Cuándo se realiza una episiotomía?


Hace algunos años, los obstetras realizaban las episiotomías de forma rutinaria, pues consideraban que era la mejor opción para evitar desgarros en la vagina y prevenir la incontinencia. Hoy se cree que las mujeres a las que se les realiza este procedimiento pierden más sangre y tardan más tiempo en recuperarse, así que solo se practica en casos concretos. Por ejemplo:

  • Cuando el bebé es muy grande y necesita más espacio para salir.
  • Cuando el médico tiene que utilizar instrumental para ayudar a nacer al bebé, como pueden ser los fórceps.
  • Cuando es necesario acelerar el nacimiento del bebé porque está sufriendo alguna complicación.

 

Como ves, no a todas las mujeres se les tiene que practicar una episiotomía. De hecho, la OMS señala que el uso sistemático de la episiotomía no está justificado. “La protección del periné a través de métodos alternativos debe ser evaluada y adaptada”, considera el organismo.

El problema está en que algunos hospitales y países pasan por alto esa recomendación. España, por ejemplo, es uno de los que realiza más episiotomías de las necesarias. Los estudios concluyen que en menos del 30% de los partos es necesario realizar una episiotomía, y en nuestro país ese porcentaje es mayor.

No obstante, si tú no quieres que se te realice esa incisión si no es necesario, puedes hablarlo con los profesionales que te atiendan durante tu embarazo.

Si por lo que fuera durante el parto hubiera que realizarte una episiotomía, debes saber que el problema no es tanto durante, sino después. Para practicar la incisión, la zona se duerme con anestesia local. Después del parto, la incisión se cose también con la zona anestesiada. Los puntos no hará falta quitarlos, se caerán solos.

 

Cuidados tras una episiotomía


Cuidados tras una episiotomía

Después del parto es cuando notarás las molestias. Estas durarán varios días, incluso puede que semanas. Lo que puedes hacer para aliviarlas es colocar compresas de agua fría o paquetes de hielo en la zona perineal después del parto y repetir el proceso de forma periódica durante al menos 12 horas.

Otras recomendaciones son: usar ropa interior de algodón, mantener la zona limpia y seca y añadir a tu dieta alimentos ricos en fibra para no forzar el área a la hora de ir al servicio.

Tras un mes y medio, deberías estar curada. Solo en algunos casos se detectan secuelas a largo plazo, como pueden ser desprendimiento de útero (prolapso), dolor al sentarse, dolor al mantener relaciones sexuales o incontinencia (urinaria y/o anal).

Por eso es importante realizar alguna terapia para recuperar la función del perineo tras una episiotomía. A continuación, te proponemos alguna:

  • Ejercicios de Kegel: Están indicados para fortalecer el suelo pélvico, pues consisten en contraer y relajar la zona anal y vaginal. Como cuando te estás aguantando las ganas de ir al baño. Contraes la zona, aguantas unos segundos (puedes empezar por 2 segundos el primer día e ir subiendo hasta llegar a los 10 segundos) y relajas. Debes repetir el ejercicio varias veces al día.
  • Gimnasia hipopresiva: También para fortalecer el suelo pélvico. Lo mejor es acudir a clases impartidas por un profesional.
  • Masaje perineal: El objetivo es aumentar la elasticidad del periné, por lo que se recomienda empezar a hacerlos antes del parto. Para ello tienes que ponerte aceite de rosa mosqueta en los dedos, introducir el pulgar en la vagina y presionar a los lados y hacia abajo, dando un masaje suave.

 

Puede interesarte: