Episiotomía en el parto: ¿está justificada?

España es uno de los países europeos en los que hay más casos de episiotomía en el parto. Nos referimos a la incisión que se hace a las mujeres en la zona del periné (entre la vulva y el ano) en el momento del parto para agrandar la abertura vaginal y permitir la salida de la cabeza del bebé.

Episiotomía en el parto: ¿está justificada?
La OMS recomienda este procedimiento para el 20% de los partos

España es uno de los países europeos en los que hay más casos de episiotomía en el parto. Nos referimos a la incisión que se hace a las mujeres en la zona del periné (entre la vulva y el ano) en el momento del parto para agrandar la abertura vaginal y permitir la salida de la cabeza del bebé.

Se trata de una técnica que empezó a realizarse a mediados del siglo XX. Hacia los 80 se generalizó y, hoy en día, tiende a emplearse solo en casos puntuales.

 

¿Cuándo se realiza la episiotomía en el parto?


Episiotomía en el parto

En teoría, la episiotomía en el parto se realiza en las siguientes situaciones:

  • Cuando el bebé es muy grande y necesita más espacio para salir.
  • Cuando el médico tiene que utilizar instrumental para ayudar a nacer al bebé, como pueden ser ventosas, fórceps o espátulas.
  • Cuando es necesario acelerar el nacimiento del bebé porque está sufriendo alguna complicación.

 

También tienen más probabilidades de sufrir una episiotomía en el parto las madres primerizas, sobre todo si son mayores de 35 años y son deportistas, pues los tejidos están más endurecidos. Aunque si vas a tener tu bebé en España puede que las posibilidades aumenten.

En este sentido, cabe recordar que la OMS recomienda no superar el 20% de episiotomías en los partos. En países como Suecia, la cifra baja hasta el 6%. En Holanda, el porcentaje es del 8% y en el Reino Unido del 13%. Francia supera esa cifra, con un 70%. ¿Te parece mucho? Pues en España las cifras que se manejan hablan de un 90%.

 

Episiotomía en el parto: ¿sí o no?


Así las cosas, la opinión pública está divida entre quienes defienden la episiotomía en el parto y quienes se muestran en contra. Los primeros dicen que la lesión de un desgarro es peor que un corte limpio. Además, defienden que el parto es más rápido.

Quienes se muestran en contra, cuentan con una lista de argumentos más larga. Estas son las principales razones:

  • La episiotomía en el parto no es necesaria ni beneficiosa.
  • La práctica se realiza sin el consentimiento de la mujer que va a parir.
  • Puede tener riesgos, como infecciones, una pérdida de sangre abundante o complicaciones durante la cicatrización.
  • Puede ocasionar secuelas a largo plazo. Para empezar, la episiotomía es dolorosa, lo que dificulta el proceso de recuperación del parto. También se dan casos de desprendimiento de útero (prolapso), dolor al sentarse, dolor al mantener relaciones sexuales o incontinencia (urinaria y/o anal).
  • Las mujeres que tienen una episiotomía tienen muchas papeletas para sufrir un desgarro en un parto posterior.
  • La lesión provocada por un desgarro es, generalmente, menos profunda que un incisión hecha con un bisturí o una tijera.

 

Si estás embarazada y no quieres que se te realice una episiotomía en el parto que no esté justificada, puedes dejarlo por escrito en tu plan de parto y presentarlo en el hospital antes de que des a luz. No obstante, la decisión de realizar esta incisión no se toma hasta el último momento.

 

¿Cómo es una episiotomía en el parto?


Llegado el caso, a la madre se le aplicará anestesia local en el área. Normalmente, la incisión mide entre 1 y 3 cm. Esta puede ser de dos tipos:

1. Central: va desde la vagina hasta el ano. Sangra menos y la recuperación es más rápida, pero se corre el riesgo de que se produzca un desgarro hacia el recto.

2. Mediolateral: desde la vulva hacia el periné, en línea oblicua (a la derecha o a la izquierda). Es la más utilizada, aunque sea algo más molesta.

 

Si en partos posteriores fuera necesario volver a realizar una episotomía, esta suele realizarse sobre la cicatriz anterior.

Por regla general, una episiotomía suele tardar en curarse un par de semanas y los puntos se caen solos.

 

Puede interesarte: