Entrenar hipertrofia: 7 motivos para hacerlo

Conoce los 7 beneficios de entrenar hipertrofia en tu organismo, una práctica cada vez más presente en la rutina de muchos deportistas.

Entrenar hipertrofia: 7 motivos para hacerlo
Aumenta tu diámetro de masa muscular y gana más fuerza

Entrenar hipertrofia tiene como objetivo aumentar la masa muscular del cuerpo. Tenemos que tener en cuenta que la clave para conseguir este objetivo depende de la combinación de tres factores: el entrenamiento, la nutrición y el descanso.

Los ejercicios ideales para conseguir hipertrofia son los que trabajan la fuerza y la musculación. La intensidad de las cargas y la duración de las mismas será un factor decisivo a la hora de conseguir mayores resultados. A continuación te contamos cuáles son los 7 beneficios que tiene este tipo de entrenamientos.

 

7 BENEFICIOS DE ENTRENAR HIPERTROFIA


1. AUMENTA LA MASA MUSCULAR:

Este beneficio es obvio, ya que es el objetivo principal de este tipo de entrenamientos. Con el paso del tiempo vamos perdiendo masa muscular, esto puede verse agravado al llevar una vida sedentaria, pero a través de entrenar hipertrofia, el tejido muscular aumenta y se regenera.

2. AYUDA A REDUCIR GRASA CORPORAL:

Al aumentar nuestra masa muscular también se fomenta la quema de grasas, ya que al incrementar la masa muscular en nuestro cuerpo activamos nuestro metabolismo y favorece la quema de grasas. Cuanto más músculo tengamos mayor será el gasto calórico tanto en reposo como al realizar cualquier actividad.

3. ACTIVA LA CIRCULACIÓN SANGUÍNEA:

Este tipo de entrenamientos favorece el desarrollo de la fibra muscular lo que ayuda a mejorar la circulación y disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. También ayuda a reducir el colesterol y la presión arterial, ya que nuestros músculos ganan más fuerza y el corazón no tiene que esforzarse tanto en nuestra rutina diaria.

 

4. MEJORA LA POSTURA:

La adopción de malas posturas y los problemas que esto acarrea son causados normalmente por llevar una vida sedentaria y la falta de actividad física. Estos entrenamientos nos ayudan a mejorar nuestra postura y equilibro pues contribuye a fortalecer nuestra musculatura y nuestras articulaciones.

 

5. AYUDA A TONIFICAR:

Además de favorecer una correcta postura corporal, los entrenamientos de fuerza, que tiene como objetivo principal la hipertrofia, también nos ayudan a tonificar los músculos y combatir la flacidez. Los músculos consiguen corregir su posicionamiento, ganando estabilidad y firmeza.

 

6. AUMENTA LA DENSIDAD ÓSEA:

Este entrenamiento contribuye a la correcta formación de la masa ósea ya que el desarrollo muscular y el estímulo de la contracción muscular nos ayuda a fomentar la densidad de masa ósea.

 

7. REDUCE EL RIESGO DE LESIONES:

Además de favorecer nuestro sistema cardiovascular, este tipo de entrenamiento nos ayuda a prevenir y reducir el riesgo de lesiones. El motivo es el desarrollo muscular y el fortalecimiento de las articulaciones, esto sirve como una especie de armadura que ayuda a proteger nuestro cuerpo y facilita nuestra movilidad.

Recuerda que para conseguir unos buenos resultados debes combinar tu entrenamiento con unos hábitos saludables, coordina tu actividad física con una dieta sana y equilibrada.

¿Te animas para entrenar hipertrofia?

 

Puede interesarte: