Síntomas, detección y tratamiento de la enfermedad celíaca en niños

Uno de cada 200 niños que nacen en España pueden ser celíacos. Muchos de ellos empezarán a mostrar síntomas desde pequeños. De hecho, la enfermedad celíaca en niños es cinco veces superior a la de los adultos. Los síntomas van desde retraso en el crecimiento hasta pérdida de peso o diarrea crónica.

Síntomas, detección y tratamiento de la enfermedad celíaca en niños
Un simple análisis de sangre puede medir el nivel de anticuerpos

Uno de cada 200 niños que nacen en España pueden ser celíacos. Muchos de ellos empezarán a mostrar síntomas desde pequeños. De hecho, la enfermedad celíaca en niños es cinco veces superior a la de los adultos.

El cuadro sintomático puede variar de un menor a otro, pero hay ciertos síntomas de la enfermedad celíaca en niños que suelen darse con mayor frecuencia.

A lo largo de este artículo hablaremos de ellos y daremos algunas pautas de alimentación para los más pequeños.

 

Síntomas de la enfermedad celíaca en niños


Enfermedad celíaca en niños

Cuando un niño sufre intolerancia al gluten, lo normal es que presente alguno de los siguientes síntomas:

  • Retraso en el crecimiento
  • Estancamiento de peso y talla sin razón aparente
  • Diarrea crónica
  • Estreñimiento
  • Vómitos
  • Pérdida de peso (no necesariamente ligada a la disminución del apetito)
  • Cólicos intestinales
  • Gases continuados
  • Heces de color muy claro y especialmente malolientes
  • Cansancio, fatiga, debilidad y falta de energía
  • Anemia
  • Dolores abdominales frecuentes
  • Hinchazón abdominal
  • Calambres musculares
  • Dolor en huesos y articulaciones
  • Sensación de hormigueo en las piernas
  • Defectos en el esmalte dental
  • Erupciones dolorosas en la piel
  • Pelo frágil
  • Hipotrofia muscular: nalgas, muslos y brazos

 

Muchos de estos síntomas que se dan en la enfermedad celíaca en niños se corresponden con otras enfermedades, por lo que conviene llevar a los menores al médico para que este sea quien efectúe el diagnóstico.

 

Diagnósticos de la enfermedad celíaca en niños


Un simple análisis de sangre puede indicar que existe la intolerancia al gluten, ya que se puede medir el nivel de anticuerpos que reaccionan frente al gluten. Llegado el momento, hay que hacer una biopsia intestinal.

La detección precoz es fundamental, pues la ingesta de gluten en un niño celíaco puede provocar efectos secundarios a largo plazo: anemia por deficiencia de hierro, osteoporosis, talla baja, insuficiencia del páncreas y deficiencia de vitaminas y minerales, entre otros.

También hay que saber que la sintomatología varía en función de la edad. En los bebés, por ejemplo, puede ocurrir que empiecen a perder peso cuando se les introducen las papillas. También suelen mostrarse apáticos y más irritables que de costumbre.

Actualmente, la prevención de la enfermedad celíaca en niños no es posible. Sí se sabe que afecta más a las mujeres, que es hereditaria y que puede relacionarse con ciertas enfermedades, como la diabetes tipo 1 o trastornos en la tiroides.

 

Dieta a seguir en la enfermedad celíaca en niños


En cuanto al tratamiento, el único que existe es llevar una dieta sin gluten. Es la única forma en la que el intestino delgado puede empezar a curarse. Echa un vistazo a nuestra lista de alimentos sin gluten. Hasta hace poco eran mucho más caros que el resto, pero parece que los precios empiezan a equilibrarse.

En el caso de los bebés, los cereales sin gluten son los primeros que se introducen en su dieta como refuerzo a la leche. Esos mismos puedes dárselos a los niños más mayores que sean celíacos. Siempre que se encuentren en grano, hay 8 cereales (y pseudocereales) sin gluten que son los más utilizados en la cocina. Hablamos del arroz, maíz, quinoa, amaranto, mijo, sorgo, teff y trigo sarraceno/alforfón.

Con la avena ocurre un poco como con la harina de arroz. La avena no lleva gluten, pero debes evitarla porque al mercado suele llegar con contaminación cruzada. Hay que comprarla solo en el caso de que la etiqueta ponga avena “sin gluten”. Y aún así muchas personas celíacas tampoco la toleran.

Si tu hijo ha sido diagnosticado de celiaquía y necesitas aprender a lidiar con esta enfermedad, puedes ponerte en contacto con las asociaciones de celíacos o grupos de apoyo que hay en nuestro país. También debes hacer todo lo posible por enseñar al niño a que tome precauciones importantes, como no aceptar comida de otras personas.

 

Puede interesarte: