Edema en las piernas: causas y cuidados básicos

Te contamos a qué se debe el edema en las piernas y cuáles son los cuidados que puedes llevar a cabo para reducir esta hinchazón.

Edema en las piernas: causas y cuidados básicos
Puedes hacer algunas cosas para mejorar la inflamación

Cuando hablamos de edema en las piernas, nos referimos a la inflamación que se produce debido a la retención de líquidos de los tejidos blandos que se acumulan en esta parte del cuerpo.

Esta inflamación o hinchazón indolora de las piernas puede ser un problema común en personas mayores de 40 años. Puede actuar en las dos piernas e incluir las pantorrillas o los muslos, y se nota más en la parte baja del cuerpo como consecuencia del efecto de la gravedad. Además de afectar en mayor medida a personas con edades avanzadas, el edema en las piernas puede ser habitual en personas que:

  • Tienen un coágulo de sangre en la pierna.
  • Tienen sobrepeso.
  • Cuentan con venas en las piernas que no son capaces de bombear la sangre de manera apropiada para que vaya nuevamente al corazón.
  • Tienen una infección en la pierna.

 

Causas del edema en las piernas


Edema en las piernas

Aparte de las causas que hemos nombrado anteriormente, existen otras que también debemos tener en cuenta, y que pueden provocar la aparición del edema en las piernas:

  • Una cirugía o una lesión en la que estén envueltos el tobillo, el pie o la pierna, puede ser causante de la hinchazón.
  • Cirugía de la pelvis, principalmente para cáncer.
  • Viajes largos, ya sean en coche o en avión.
  • Estar mucho tiempo de pie puede hacer aparecer algo de hinchazón en pies y tobillos.
  • Puede aparecer en mujeres que están tomando estrógenos o durante algunas partes del ciclo menstrual.
  • La mayor parte de las mujeres experimentan algo de hinchazón en el embarazo.
  • Insuficiencia cardíaca, insuficiencia hepática o insuficiencia renal, ya que hay un exceso de líquido en el cuerpo.
  • Existen algunos medicamentos que pueden provocar que las piernas se hinchen, algunos de ellos son los siguientes: esteroides; hormonas como la testosterona y el estrógeno que contienen las pastillas anticonceptivas y la hormonoterapia; antidepresivos; ciertos medicamentos utilizados para la presión arterial llamados bloqueadores de los canales de calcio.
  • Consumo excesivo de sal.
  • Quemaduras provocadas por el sol.
  • Problemas que puedan darse en los ganglios linfáticos, sobretodo tras una mastectomía.
  • Problemas hepáticos causados por cirrosis.

 

Cuidados del edema en las piernas


Puedes poner en práctica algunos de los consejos que te damos para aliviar la inflamación:

  • Mantén las piernas elevadas cuando te vayas a sentar, intenta que sea por encima de la cadera. Esto ayudará a mejorar la circulación de la sangre.
  • Lleva a cabo ejercicio, sobre todo activando las piernas. Ayudará a bombear los líquidos hasta el corazón.
  • Si tienes sobrepeso, consulta con tu médico o nutricionista para elaborar una dieta adecuada para bajar de peso.
  • Si vas a viajar en coche, no te olvides de descansar con frecuencia y hacer varias paradas en las que debes ponerte de pie y caminar un poco.
  • Evita utilizar ropas o medias que te aprieten en exceso en la parte de los muslos.
  • Limita el consumo de sal o lleva a cabo una dieta baja en sal. Esto puede ayudarte a reducir la retención de líquidos, y como consecuencia, la inflamación de las piernas.
  • Consigue medias especiales de compresión, puedes conseguirlas en las farmacias. Estas activan la circulación y ayudan a prevenir la hinchazón provocada por el edema en las piernas.
  • Masajes específicos en la zona pueden ayudar a reducir la inflamación.
  • No estés durante mucho tiempo ni de pie ni sentado.

 

Si ya estás tomando medidas para combatir el edema en las piernas pero no notas ninguna mejoría, o al contrario, empeora, lo mejor será que solicites una consulta con tu médico para que pueda valorar la situación y llevar a cabo un diagnóstico adecuado.

 

Puede interesarte: