¿Necesitas apoyo durante tu embarazo? Descubre qué es una doula

¿Estás embarazada y necesitas apoyo durante estos 9 meses? La matrona puede guiarte, pero no es la única. La doula también es una persona con experiencia en partos que puede prepararte mentalmente para dar a luz, explicarte cómo funcionan las cosas y escuchar tus miedos y preocupaciones.

¿Necesitas apoyo durante tu embarazo? Descubre qué es una doula
Para ayudarte en el parto recurren a técnicas de respiración, relajación y masajes

¿Estás embarazada y necesitas apoyo durante estos 9 meses? La matrona puede guiarte, pero no es la única. De un tiempo a esta parte está empezando a popularizarse (no sin cierta controversia) la figura de la doula.

La principal diferencia entre ambas es que las matronas son enfermeras especializadas que se encargan de seguir tu embarazo en la consulta. También son las que imparten las clases de preparación al parto y están cualificadas para asistir un parto natural.

En cambio, las doulas ejercen una labor más de apoyo emocional. Al no tener una preparación académica específica, no pueden realizar exámenes médicos. Pero sí pueden orientarte tanto en el embarazo como durante el postparto. Pueden prepararte mentalmente para el parto, explicarte cómo funcionan las cosas y escuchar tus miedos y preocupaciones.

 

¿Qué es una doula?


Doula

La figura de la doula está contemplada en la Estrategia de atención al parto normal en el Sistema Nacional de Salud, publicada por el Ministerio de Sanidad en 2008 y revisada en 2010. Aunque no especifica sus funciones ni cómo debe ser su formación.

Muchas doulas son mujeres que ya han sido madres, por lo que comparten su experiencia con otras futuras mamás. ¿Cómo será el momento del parto? ¿Estoy preparada para cuidar un bebé? ¿Cuál es la postura más cómoda a la hora de dar a luz? Todas esas preguntas y muchas más asaltan a las madres primerizas.

Puedes preguntar todas esas dudas al equipo médico que hace el seguimiento de tu embarazo. Pero si necesitas más información, ahí están las doulas para dártela.

Puede parecer que la figura de la doula es una moda, pero lo cierto es que durante toda la historia las mujeres han sido acompañadas durante el embarazo y el parto por otras mujeres con más experiencia en maternidad. De hecho, la palabra doula proviene del griego y significa “mujer que sirve a otra”.

Lo que ocurre es que esta persona fue desapareciendo conforme se generalizó el parto en los hospitales.

 

El papel de la doula durante el parto


En caso de que tengas una doula y quieras que te acompañe durante el parto, deberás pedir permiso en el hospital. En caso de que pueda acompañarte, su labor es la de ayudarte a que tengas un parto más humanizado y menos doloroso. Para ello pueden recurrir a técnicas de respiración, relajación e, incluso, masajes.

También se encargan de explicarte las indicaciones de tu ginecólogo y te ayudan a cambiar de posición para que encuentres la postura que te resulte más cómoda. Una vez el bebé está en tus brazos, te asesoran sobre temas como la lactancia.

 

El papel de la doula durante el postparto


Pero su labor no acaba con el nacimiento del bebé. Una vez en casa hay que adaptarse a la nueva situación, y las doulas ofrecen su apoyo incluso realizando tareas como lavar la ropa del bebé o cocinando para que puedas descansar y recuperarte. También deben estar alerta por si perciben alguna señal de ansiedad o depresión en la mamá.

 

¿Cuáles son los beneficios de tener una doula?


Aunque la figura de la doula tiene sus detractores, hay algunos estudios que defienden los beneficios de contar con su ayuda. Según una información publicada en Cochrane, el que las mujeres tengan un apoyo continuo durante el parto es muy positivo. “Con el apoyo de una doula, las mujeres eran menos propensas a necesitar medicamentos para aliviar el dolor y tenían menos probabilidades de tener un parto por cesárea”.

Otros estudios han demostrado que tener una doula como un miembro del equipo de nacimiento disminuye la tasa general de cesárea en un 50%, la duración del parto en un 25%, el uso de oxitocina en un 40% y las solicitudes de una epidural en un 60%.

 

Consejos para buscar una doula


Si estás pensando en contratar una doula, tómate tu tiempo para encontrar aquella con la que te encuentres cómoda. Para conocer su capacidad puedes preguntarle sobre su formación o experiencia, los servicios que ofrece, sus honorarios o su disponibilidad (no vaya a ser que cuando salgas de cuentas no pueda atenderte).

 

Puede interesarte: