Dolor de oído en niños: a qué se debe y cómo actuar

El dolor de oído en niños puede ser muy molesto y, en la mayor parte de los casos, es debido a una infección. ¡Conoce todo lo que necesitas sobre el tema!

Dolor de oído en niños: a qué se debe y cómo actuar
La otitis puede ser muy frecuente en niños

La principal causa del dolor de oído en niños es que estén padeciendo una infección. Las infecciones en el oído medio u otitis son bastante comunes en niños, pero no tienen porque constituir un problema grave de salud. Siempre y cuando el pequeño reciba una atención y un tratamiento adecuados.

Otras causas por las que puede darse dolor de oído en niños es que se haya quedado champú o jabón dentro del oído, o que el conducto auditivo externo esté irritado debido al uso de aplicadores de algodón (bastoncillos).

 

Causas del dolor de oído en niños


Dolor de oído en niños

La otitis suele ser la causa más común del dolor de oído en niños. Una infección producida por la acumulación de líquido en el oído medio, que ejerce presión en el tímpano y en otras zonas del oído.

Debido a que el sistema inmunitario de los niños y las niñas aún no está del todo maduro, son más propensos a tener otitis que los adultos.

Existen algunos datos que señalan que la infección aguda del oído es muy habitual en niños y niñas con edades de 6 a 18 meses. Además, los niños y niñas con menos de 10 años, constituyen más del 75% de los casos en que se da otitis media.

 

Síntomas del dolor de oído en niños


Existen otros síntomas, que pueden ir acompañados del dolor de oído, y a los que debes prestar atención.

  • Dificultad para escuchar bien lo que le estás diciendo.
  • Dificultad en mantenerse en equilibrio.
  • Dificultad a la hora de conciliar el sueño.
  • Falta de ganas de comer.
  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Irritabilidad.
  • Dolor mientras mastica o cuando traga la comida.
  • Mal olor en el oído.
  • El oído supura líquido.

 

¿Cuándo llevar a tu hijo o hija a la consulta médica?


Además de prestar atención y observar que se dan algunos de los síntomas comentados anteriormente, existen otros momentos en los que será importante acudir al médico:

  • Si tu hijo o hija tiene fiebre alta, un dolor de gran intensidad, o te da la sensación de que está más enfermo o más afectado de lo que debería por una infección de oído.
  • Si tu hijo o hija sufre un dolor intenso que se acaba de repente, ya que puede significar que se ha dado una ruptura del tímpano.
  • Si tu hijo o hija tiene otros síntomas como: inflamación en la zona alrededor del oído, mareos, debilidad en los músculos de la cara o dolor de cabeza.
  • Si el dolor, la irritabilidad o la fiebre no mejoran después de haber pasado de 24 a 48 horas.

 

Posibles pruebas que se llevarán a cabo en caso de dolor de oído en niños

En la consulta médica, el oído de tu hijo o hija será examinado con un otoscopio para poder ver el interior y poder realizar diferentes observaciones:

  • Líquido o burbujas de aire detrás del tímpano.
  • Perforación en el tímpano.
  • Zonas de enrojecimiento o dolor sordo.

 

¿Existen formas de prevenir el dolor de oído en niños?


Hay algunas cosas que pueden ayudar a prevenir el dolor de oído en niños.

  • Evita fumar cerca de ellos, ya que el humo excesivo es una de las causas de infección de oído.
  • Pon cuidado en secar bien las orejas del pequeño después de que haya tomado baño, o haya estado nadando.
  • Evita introducir objetos en el oído.

 

Pese a que las infecciones de oído pueden presentarse en ocasiones futuras, llevando a cabo un tratamiento adecuado, es un problema que mejora con el tiempo. Por otro lado, debes saber que el líquido en el oído puede provocar una ligera pérdida auditiva temporal después de que la infección haya acabado.

 

Puede interesarte: