¿Cuál es la diferencia entre matrona y doula?

La principal diferencia entre matrona y doula está en que la primera tiene un título de Enfermera Especialista en Obstetricia y Ginecología y proporcionan asistencia profesional, mientras que las doulas ofrecen sobre todo asistencia emocional.

¿Cuál es la diferencia entre matrona y doula?
Las doulas pueden complementar a las matronas, pero no sustituirlas

Desde siempre, las mujeres han estado acompañadas durante el embarazo, el parto y el postparto por otras mujeres con experiencia en la maternidad. En la actualidad, de ese proceso se encargan generalmente las matronas. Pero no son las únicas. También las doulas están empezando a popularizarse como figura de apoyo a las futuras mamás.

La labor de ambas puede parecer la misma, pero lo cierto es que hay diferencias entre ellas. En este artículo analizaremos la diferencia entre matrona y doula, tanto a nivel de formación como de labor.

Para conocer cuál es la principal diferencia entre matrona y doula lo mejor es explicar por separado qué son cada una de estas figuras.

 

Diferencia entre matrona y doula: qué son las matronas


Diferencia entre matrona y doula

Empezaremos por las matronas. Son las más conocidas por todas, pues son las que normalmente atienden a las mujeres embarazadas en las clases de preparación al parto y en las consultas rutinarias del centro de salud. En este caso hablamos de enfermeras tituladas que acompañan a las futuras mamás durante su embarazo, el parto y el postparto en el hospital.

Como son enfermeras, su labor no se limita solo a ayudar durante el trabajo de parto y a recibir al bebé. También están capacitadas para realizar pequeñas intervenciones, como puede ser una episotomía. No en vano, han estudiado 6 años (cuatro de estudios universitarios y dos de formación especializada) para sacarse el título de Enfermera Especialista en Obstetricia y Ginecología.

En cuanto te quedas embarazada, tu médico de cabecera te recomendará que pidas cita para la matrona. Ella será la encargada de hacer el seguimiento de tu embarazo (junto con el ginecólogo), de evaluar posibles factores de riesgo, de informarte sobre todas las pruebas prenatales que debes hacerte y de aconsejarte sobre hábitos saludables. Llegado el momento, también monitorizará el feto y dirigirá tus clases de preparación al parto.

Una vez llegado el gran día, las matronas están presentes durante la dilatación y el trabajo de parto. Si no hay ninguna complicación, pueden incluso atender el parto completo.

Durante el postparto, las matronas asesoran a la mamá sobre lactancia, atienden sus dudas y vigilan que los puntos de la episotomía (o cesárea) estén bien. Su coste está cubierto por la Seguridad Social.

 

Diferencia entre matrona y doula: qué son las doulas


Diferencia entre matrona y doula

Por su parte, las doulas son profesionales que debes contratar y pagar de tu bolsillo (sus honorarios oscilan entre los 1.000 y los 1.200 euros). Al contrario que las matronas, para ejercer no necesitan tener ninguna titulación. Muchas son mujeres que han sido madres y que comparten su experiencia.

Su figura está contemplada en la Estrategia de atención al parto normal en el Sistema Nacional de Salud, publicada por el Ministerio de Sanidad en 2008 y revisada en 2010.

Dicho documento no especifica sus funciones ni cómo debe ser su formación. Su labor consiste, básicamente, en dar apoyo emocional y físico a las mujeres durante el embarazo, el parto y el postparto. Dicho apoyo nunca puede ser sanitario, por lo que no puede realizar ningún tipo de examen médico.

Su labor debe limitarse a prepararte mentalmente para el parto, explicarte cómo funcionan las cosas y escuchar tus miedos y preocupaciones. En el momento del parto, hacen todo lo posible porque estés cómoda y la experiencia sea lo menos dolorosa posible. Una vez en casa, pueden ayudarte con tus tareas para que descanses y te recuperes.

Pero una cosa debe quedar clara: las doulas no sustituyen a las matronas en ningún caso. Si quieres contratar una, te brindará servicios complementarios.

La principal diferencia entre matrona y doula está, por tanto, en el hecho de que la primera tiene una formación oficial. En cuanto a su trabajo, mientras que las matronas proporcionan asistencia profesional, las doulas ofrecen, sobre todo, asistencia emocional.

 

Puede interesarte: