Dieta vegana para niños: ¿es adecuada?

La dieta vegana para niños es una de las opciones más buscadas por los padres que han adoptado ese tipo de estilo de vida y de alimentación.

Dieta vegana para niños: ¿es adecuada?
¿Puede un niño tener un crecimiento adecuado sin consumir productos de origen animal?

En la actualidad el veganismo y el vegetarianismo son dos opciones alimenticias que están ganando adeptos. Esa es la causa de que muchos padres que han apostado por ese estilo de vida busquen una dieta vegana para niños. Sin embargo, este es un tema que suele suscitar polémica entre los defensores y los detractores de este tipo de alimentación.

Si pensamos que durante los primeros cuatro o seis meses de vida la dieta de los bebés es vegetariana, podemos deducir que este tipo de alimentación puede adoptarse durante el resto de la vida. La dieta vegana para niños debe tener en cuenta que existen muchas demandas nutricionales y muy diferentes a la de los adultos, debido a que el organismo de los más pequeños está en constante crecimiento. Por ello, es necesario cubrir sus necesidades nutricionales con un amplio grupo de alimentos.

La Academia Americana de Nutrición, una de las asociaciones más importantes de dietistas y nutricionistas del mundo, afirmó en el año 2003, que las “dietas vegetarianas y veganas son saludables y nutricionalmente adecuadas, y pueden proporcionar beneficios para la salud en la prevención y en el tratamiento de ciertas enfermedades. La clave está en la planificación”.

 

Dieta vegana para niños: ¿qué hay que tener en cuenta?


Dieta vegana para niños

Las comidas principales, es decir, el desayuno, la comida y la cena, deben suministrar energía, proteínas, vitaminas y minerales. Por ello, hay que incluir cereales y derivados, leches vegetales (si se hacen en casa se tendrá un control total de los ingredientes), tubérculos, legumbres, aceite y semillas, frutos secos.

Las frutas, verduras y hortalizas así como los sustitutos de la carne y del huevo deben ser también una fuente más en las comidas principales.

Lo ideal es que un nutricionista diseñe la dieta vegana para niños, ya que puede guiar a los padres en la combinación de los distintos alimentos. Por ejemplo, si se mezclan lentejas y arroz se obtiene una proteína más completa.

Recuerda que la alimentación es un pilar básico y, si no se tienen conocimientos, lo ideal es encontrar un especialista que nos guíe en ese proceso.

 

Necesidades nutricionales

Como mencionábamos con anterioridad, los niños tienen unas exigencias nutricionales bastante específicas. Una buena dieta vegana para niños debe ser rica en hierro, calcio, proteínas, energía y vitamina B12 (que puede adquirirse tomando un suplemento).

Según la ponencia ‘Niños vegetarianos, ¿Niños sanos?’, moderada por Miriam Martínez Biarge, pediatra en el Department of Paediatrics del Imperial College NHS Trust Hammersmith, la dieta de un niño vegetariano o vegano debe estar planificada siguiendo estas recomendaciones:

  • Las frutas y verduras deben constituir el 50% del volumen total de los alimentos. Deben ser lo más variadas posibles y se debe dar preferencia a las verduras sobre la fruta.
  • Una cuarta parte de los alimentos debe estar formada por cereales, a ser posible integrales.
  • Otra cuarta parte de nuestra alimentación debe destinarse a los alimentos más proteicos. En el caso de la dieta vegana, la proteína se encontrará en las legumbres, frutos secos y semillas.
  • Los lácteos se limitan a un máximo de dos raciones al día, puesto que un consumo más elevado supone una ingesta indeseable de grasas y colesterol.

 

Aceptación de los pediatras

Si hasta ahora gran parte de los pediatras se mostraban escépticos ante la alimentación vegana, en la actualidad cada vez son más los congresos realizados sobre este tema, dotando de información al personal sanitario y así poder dar las recomendaciones adecuadas según el contexto.

 

Puede interesarte: