Dieta para gastroenteritis: ¿qué alimentos debe incluir y cuáles no?

Una dieta para gastroenteritis debe centrarse en mantener el cuerpo hidratado, en aliviar los síntomas y en propiciar una recuperación correcta.

Dieta para gastroenteritis: ¿qué alimentos debe incluir y cuáles no?
Debes reducir tu dieta al consumo de ciertos alimentos

Si bien la gastroenteritis puede causar molestias, sobre todo debido a su principal síntoma, la diarrea, no suele ser grave. Con un tratamiento sencillo y una dieta para gastroenteritis específica, se evitarán posibles complicaciones.

Además, si el personal médico que valora la situación no lo indica, ni se necesitará el uso de antibióticos ni antidiarreicos.

¡Las claves para una buena recuperación serán el reposo y una dieta líquida!

 

¿Qué alimentos incluir en una dieta para gastroenteritis?


Dieta para gastroenteritis

En la dieta para gastroenteritis, los alimentos son importantes, pero también es fundamental mantener un consumo adecuado de líquidos, que no debería ser inferior a 3 litros al día. El agua ayudará tanto a prevenir la deshidratación como a eliminar los gérmenes del cuerpo.

Es importante que las tomas, tanto de líquidos como de alimentos, sean frecuentes y en pequeñas cantidades. Beber o comer mucho de golpe puede provocar más fácilmente los vómitos.

En cuanto a las bebidas más beneficiosas en la dieta para gastroenteritis, a parte del agua, tenemos el agua con limón (que puede resultar más agradable que el agua sola), infusiones relajantes o digestivas como la tila, la manzanilla, la melisa, el hinojo o la hierbaluisa, suero oral y bebidas isotónicas.

Se recomienda no tomar alimentos sólidos en las primeras horas. Simplemente consumir bebidas en pequeñas cantidades de forma continuada, y sin forzar en exceso el cuerpo.

En el momento en el que notes que tu cuerpo ha tolerado los líquidos, comienza poco a poco a introducir diferentes alimentos a tu dieta. Los más beneficiosos son:

  • La manzana y el membrillo: Dos alimentos ricos en taninos, compuestos con propiedades antiinflamatorias y astringentes. Debes comer la manzana pelada, rallada y oscurecida, ya que habrá una gran presencia de estos taninos y será útil contra la diarrea.
  • Plátano: Es considerado un astringente, algo positivo para combatir la diarrea. Gracias al almidón que contiene, ayuda a disminuir la aparición de la dispepsia no ulcerosa y de la úlcera péptica.
  • Pescado hervido o a la plancha.
  • Arroz: Disminuye el volumen de las heces y favorece la rehidratación.
  • Pan tostado: Puedes untarlo con membrillo.
  • Huevo pasado por agua, duro o en tortilla.
  • Puré de patata y zanahoria.
  • Yogur: Es recomendable gracias a su contenido en probióticos, organismos vivos que forman parte de los alimentos o que se agregan a ellos. Ayudan a mantener en equilibrio la flora intestinal y son beneficiosos para la salud.

 

A medida que la persona que sufre gastroenteritis va mejorando, podrá ir haciendo una dieta normal de manera progresiva, evitando hasta el último momento el consumo de lácteos (queso, mantequilla y leche).

 

¿Qué alimentos evitar en una dieta para gastroenteritis?


Existen ciertos alimentos que deben mantenerse lejos de cualquier dieta para gastroenteritis, ya que pueden empeorar los síntomas.

  • Bebidas azucaradas: Harán que el azúcar que pasa a través del sistema digestivo, saque más agua y haga que las heces sean más líquidas. Las bebidas deportivas que contienen electrolitos que el cuerpo necesita, tienen una parte perjudicial, y es que suelen contener demasiado azúcar.
  • Bebidas que contienen cafeína: Actúan como diuréticos y provocan un aumento de la micción. No deshidratan pero tampoco son muy eficaces a la hora de hidratar, y además la cafeína actúa como laxante.
  • Leche u otros lácteos: Si bien es posible tolerar el yogur natural.
  • Frutas (menos las citadas) y verduras crudas: Se recomienda evitar durante unos días (al menos el tiempo que se está bajo los síntomas) el consumo de verduras de color verde, como la lechuga, las acelgas o las espinacas.
  • Dulces: Caramelos, chocolates, azúcar, pastelería…
  • Bebidas muy frías, así como bebidas carbonatadas, es decir, bebidas con gas.

 

Puede interesarte: