Causas, síntomas y tratamiento de la dermatitis herpetiforme

La Enfermedad de Duhring (DH) o dermatitis herpetiforme es una erupción cutánea que se manifiesta como grupos de ampollas con agua que pican mucho.

Causas, síntomas y tratamiento de la dermatitis herpetiforme
Esta afección crónica de la piel se relaciona con la celiaquía

Como ya hemos visto en anteriores entradas, hay muchos tipos de dermatitis. Uno de ellos es la dermatitis herpetiforme, una erupción cutánea que se manifiesta como grupos de ampollas con agua que pican mucho.

También llamada Enfermedad de Duhring (DH), esta afección crónica de la piel se relaciona con la celiaquía. Se calcula que una de cada cuatro personas celíacas también tiene dermatitis herpetiforme.

Al ingerir alimentos con gluten, el sistema inmunológico de las personas que sufren DH deposita anticuerpos IgA bajo la capa superficial de la piel y se producen las lesiones cutáneas.

Es importante señalar que se trata de una enfermedad que puede ser hereditaria. Los datos hablan por sí solos. Entre un 10% y un 15% de familiares de primer grado de pacientes con dermatitis herpetiforme desarrolla DH o enfermedad celíaca.

 

Síntomas de la dermatitis herpetiforme


Dermatitis herpetiforme

Algunos de los síntomas más comunes de la dermatitis herpetiforme son los siguientes:

  • Múltiples lesiones cutáneas que suelen aparecer en grupo.
  • Generalmente son ampollas, sarpullidos o vesículas que causan mucho picor.
  • Las ampollas son pequeñas y acuosas, similares a las espinillas.
  • Las zonas afectadas son, generalmente, las rodillas (30% de los casos), los codos (90% de los casos), los glúteos y/o la espalda. También pueden verse afectados la región sacra, la nuca, los hombros, las ingles, la cara y el cuero cabelludo.
  • Las erupciones aparecen en ambas partes del cuerpo, de forma simétrica.
  • Las erupciones son parecidas a los eczemas.
  • La forma y tamaño de las erupciones son similares.
  • Las lesiones pueden ser como marcas de rascado o erosiones.
  • La mayoría de quienes tienen DH sufren daños en el intestino tras consumir alimentos con gluten. En cambio, pocas presentan síntomas intestinales.
  • La enfermedad tiende a evolucionar con períodos de agudización y remisión.
  • La frecuencia e intensidad de los brotes son variables.

 

Diagnóstico de la dermatitis herpetiforme


Para diagnosticar la DH, se suele realizar una biopsia de la piel (de la parte no afectada más cercana a la erupción), una prueba de inmunofluorescencia directa, un análisis de sangre o una biopsia de los intestinos. Si se confirma el diagnóstico, algunos de los tratamientos incluyen antibióticos o fármacos que suprimen el sistema inmunitario.

También es necesario llevar una dieta libre de gluten, es decir, eliminar alimentos que lleven trigo, cebada o centeno, entre otros. En definitiva, incorporar en nuestra dieta alimentos sin gluten.

Si la dermatitis herpetiforme no se trata, puede llegar a ocasionar complicaciones como una enfermedad autoinmune de la tiroides (se sabe que los trastornos tiroideos están presentes en al menos el 50% de los pacientes con dermatitis herpetiforme) o ciertos tipos de cáncer, como pueden ser el de intestino o el de tiroides.

 

Historia de la dermatitis herpetiforme


Como adelantábamos al principio de este artículo, la dermatitis herpetiforme también recibe el nombre de Enfermedad de Duhring (DH), en honor a Louis Dühri, el médico francés que la describió por primera vez en el año 1884. No fue hasta el año 1940 que se demostró la eficacia de la sulfpiridina para su tratamiento, y habría que esperar hasta 1973 para que se demostrara que la dieta sin gluten ayudaba a la remisión de las lesiones de la piel.

Hoy en día se sabe que hay tres trastornos autoinmunes relacionados con el gluten: la enfermedad celiaca, la ataxia por gluten y la dermatitis herpetiforme.

 

¿A quién afecta la dermatitis herpetiforme?


Numerosos estudios también han concluido que la DH puede presentarse a cualquier edad, aunque si hay que elegir una etapa en la que se manifiesta más frecuentemente, la mayoría de los casos aparecen en adultos jóvenes.

Por sexos, durante la edad adulta es más frecuente en hombres que en mujeres, aunque en niños y jóvenes las mujeres son las más afectadas.

 

Puede interesarte: