Dermatitis en bebés: conoce la dermatitis atópica

La dermatitis en bebés puede aparecer y presentarse de diversas formas, así como focalizarse en diferentes partes del cuerpo.

Dermatitis en bebés: conoce la dermatitis atópica
Pon atención a la dermatitis atópica

Los aliados de la dermatitis en bebés son el calor, la humedad y la suciedad. La piel de los bebés es muy sensible y fina (es cinco veces más delgada que la piel de una persona adulta) y necesita unos cuidados específicos para que se mantenga sana.

Existen varios tipo de dermatitis que pueden afectar a tu bebé:

  • Dermatitis del pañal: se da mayoritariamente en los bebés de menos de un año y se manifiesta en un enrojecimiento en la zona de los glúteos debido al roce de los pañales, la orina o las heces. También puede aparecer como reacción a algún componente del pañal.
  • Dermatitis seborreica: es habitual en los bebés recién nacidos y desaparece a los 8 meses, aunque en ocasiones puede reaparecer en la adolescencia en forma de caspa. Este tipo de dermatitis en bebés es una inflamación de la piel que afecta en su mayor parte al cuero cabelludo y puede expandirse a las cejas, los párpados y las aletas de la nariz.
  • Dermatitis atópica: desarrollamos este tipo de dermatitis a continuación.

 

Dermatitis atópica en bebés


Dermatitis en bebés

La dermatitis atópica es un tipo de dermatitis en bebés que aparece normalmente durante los primeros cinco meses de vida. Es una enfermedad benigna de carácter crónico, pero cabe destacar que disminuye notablemente con la edad.

Se trata de una inflamación en la piel y se presenta en forma de irritación, sequedad y piel escamosa. Puede afectar de manera leve pero también se dan casos severos.

Los bebés que sufren dermatitis atópica tienen el sistema inmunológico de la piel alterado, así como el manto lípido que la recubre que se encarga de protegerla de las agresiones externas y la deshidratación.

La inflamación en la piel se produce por una acumulación en la piel de linfocitos que provienen de la médula ósea. Lo que ocurre es que estos se renuevan más rápido de lo normal provocando que los lípidos de la superficie de la piel sufran una alteración que les lleva a perder agua, y esto es lo que causa la sequedad.

En un inicio, la sequedad comienza en la cara, a partir de los dos años es más frecuente que aparezca en los pliegues del cuerpo como son: la parte de detrás de la rodilla, los codos, las muñecas o las orejas. El síntoma principal es el picor. Este picor provoca un eccema que suele estresar, alterar e irritar al bebé, y además puede causarle dificultades para dormir.

 

Causas de la dermatitis atópica

No hay una causa concreta que provoque la dermatitis atópica, pero hay algunos motivos que pueden desencadenar brotes, algunos de ellos son:

  • No tener la piel suficientemente hidratada
  • El estrés
  • El sudor
  • Las infecciones
  • Un clima frío y seco (como el que se da durante el invierno)

 

¿Cómo aliviar el picor del bebé?

Prevención de la dermatitis en bebés

En caso de que fuera necesario, un médico se encargará de proporcionar la medicación o la pomada adecuada para la dermatitis. No obstante, puedes llevar a cabo algunas recomendaciones para ayudar a aliviar el picor.

Higiene:

  • Da a tu bebé baños frescos y cortos sin frotar demasiado en la zona afectada.
  • Cuando seques su piel, hazlo delicadamente, sin frotar.
  • Si utilizas productos cosméticos, evita los perfumes y opta siempre por productos naturales.

 

Ropa:

  • Intenta no abrigar a tu bebé en exceso, ya que el calor y el sudor podrán provocar el eccema.
  • Utiliza tejidos ligeros, suaves y con una buena transpiración, como pueden ser el algodón o el lino. En ningún caso utilices tejidos de lana o fibras sintéticas.
  • Lava la ropa sin utilizar ningún tipo de suavizante y con muy poco jabón.
  • Si tu bebé siente mucho picor, puedes colocar sobre las zonas afectadas paños frescos y húmedos.

 

Puede interesarte: