¿Qué es la dermatitis de contacto?

La dermatitis de contacto aparece tras entrar en contacto la piel con alguna sustancia que provoca una erupción alérgica o una irritación.

¿Qué es la dermatitis de contacto?
La dermatitis de contacto puede ser alérgica, irritante o por fotocontacto

La dermatitis es una afección cutánea bastante común. En función de las causas o de los síntomas, la tipología es diferente. Por tanto, la localización y el tratamiento también pueden variar. En este artículo nos centraremos en la dermatitis de contacto.

Este tipo de dermatitis suele afectar más a las personas adultas y, como su propio nombre indica, aparece tras entrar en contacto con alguna sustancia que provoca una erupción alérgica. Este producto irritante puede ir desde una prenda de ropa fabricada con algún material específico a bisutería, joyería, un artículo que lleve látex, un determinado producto químico, una crema, etc.

 

Síntomas de la dermatitis de contacto


Dermatitis de contacto

Principalmente, la dermatitis de contacto afecta a las ingles y las extremidades. Los síntomas son los siguientes:

  • Ronchas o ampollas
  • Ardor intenso
  • Enrojecimiento de la piel
  • Picor
  • Hinchazón de la piel

 

El dermatólogo es quien tiene que administrar el tratamiento en estos casos. Dependiendo de la reacción, podría incluso recomendar corticoides.

 

Tipos de dermatitis de contacto


En este sentido, hay que especificar que, al igual que hay varios tipos de dermatitis, también hay tres variedades diferentes de dermatitis de contacto.

 

Dermatitis alérgica de contacto

Es la provocada exposición a sustancias que provocan alergia. Los alérgenos más frecuentes son los perfumes, las joyas de fantasía, los cosméticos, los tintes de pelo o plantas como la hiedra venenosa. Se caracteriza por una serie de síntomas o signos:

  • Bultos o erupción cutánea de color rojo.
  • Ampollas con líquido y costras.
  • Hinchazón y picazón de la piel.
  • Normalmente solo se ve afectada la zona que haya entrado en contacto con los alérgenos.
  • En ocasiones, la erupción no aparece hasta pasadas 24 o 72 horas desde la exposición al alérgeno.
  • La erupción suele ser más picante que dolorosa.

 

Dermatitis irritante de contacto

Es la producida por la exposición a sustancias irritantes. Los irritantes más frecuentes son los limpiadores, blanqueadores, jabones y cosméticos. Se caracteriza por una serie de síntomas o signos:

  • Granos o erupción de color rojo.
  • Comezón, ardor o irritación, bastante intensos en algunos casos.
  • El aspecto de las zonas afectadas parece que hayan sufrido una quemadura.
  • Normalmente solo se ve afectada la zona expuesta, aunque puede extenderse.
  • La erupción aparece inmediatamente.
  • La erupción tiende a ser más dolorosa que picante.

 

En función de la sustancia que provoca la irritación se habla de dermatitis irritante de contacto química (causada por disolventes, fluidos metalúrgicos, látex, queroseno, óxido de etileno, tensoactivos…) o dermatitis irritante de contacto física (causada por algunas plantas o por la fricción prolongada de papel, fibra de vidrio o ropa áspera).

 

Dermatitis de fotocontacto

Esta, a su vez, se divide en dos categorías:

  • Fototóxica. Es la que se produce cuando la sustancia irritante se activa por la luz del sol.
  • Fotoalérgica. Es la que se produce cuando la sustancia que produce la alergia se activa por la luz del sol.

 

Tratamiento de la dermatitis de contacto


Tratamiento de la dermatitis de contacto

Tanto en la dermatitis irritante como alérgica, el primer paso es lavarse bien, con agua y jabón, la zona expuesta a la sustancia que haya provocado la irritación o alergia.

Si es leve, puede tratarse con emolientes. También pueden aplicarse soluciones con limón o vinagre, lociones de calamina, avena coloidal o tomar antihistamínicos. En caso de que salgan ampollas, las compresas frías alivian el dolor o picor.

Cuando la irritación no desaparece al cabo de un par de días o si el picor o dolor son muy fuertes, es necesario acudir al médico. Algunos de los tratamientos que suelen administrar los dermatólogos incluyen corticosteroides o antihistamínicos.

Asimismo, es muy importante identificar la sustancia que ha causado la alergia o irritación para no volver a utilizarla.

 

Puede interesarte: