Cuidados en el embarazo que debes tener en cuenta

Los cuidados en el embarazo son básicos e imprescindibles ya que pueden ayudar a que tu bebé crezca y se desarrolle de manera saludable.

Cuidados en el embarazo que debes tener en cuenta
Presta atención a los cuidados durante el periodo de gestación

Es primordial saber que existen unos cuidados en el embarazo que hay que tener en cuenta. Un cuidado apropiado durante la gestación incluye buenos hábitos de salud, poner atención a la alimentación, al ejercicio físico y al sueño.

Una vez hayas confirmado que estás embarazada, ya sea mediante un test de embarazo o en el médico, deberás poner atención a estos cuidados. Por ello, te proponemos aquellos que consideramos imprescindibles y que toda mamá debería tener en cuenta.

Pese a todo, si tienes cualquier duda, acude a tu médico. En las primeras consultas y durante todo el proceso de embarazo, será quien se encargue de recomendarte los mejores cuidados para ti y tu bebé.

Recuerda que uno de los cuidados en el embarazo más importantes es asistir a las consultas y exámenes con el personal médico.

 

4 cuidados en el embarazo a los que poner atención


Cuidados en el embarazo

Para disfrutar de una gestación segura y sana es importante seguir una serie de cuidados en el embarazo:

 

1. Alimentación

Durante el embarazo debes ponerte al día con la alimentación, y es que es muy importante comer saludable. Si tu alimentación es sana y equilibrada, podrás prevenir el aumento excesivo de peso, las probabilidades de cesárea, la diabetes gestacional, la anemia o las infecciones, un nacimiento prematuro, una cicatrización deficiente, o que tu bebé nazca con bajo peso.

Debes saber que comer por dos no significa que tengas que comer el doble, necesitarás aproximadamente 300 calorías adicionales y es importante que tengas en cuenta de donde provienen estas calorías.

Estos son los alimentos que no deberán faltar en tu dieta:

  • Alimentos ricos en grasas poliisaturadas omega 3.
  • Alimentos bajos en azúcar o carbohidratos refinados altos en fibra.

 

Son positivos los alimentos ricos en calcio, hierro y ácido fólico. Recuerda que este último reduce el riesgo de anencefalia, espina bífida y otros posibles defectos de nacimiento.

Por otro lado, debes evitar a toda costa los alimentos con grasas trans y grasas saturadas, como la bollería industrial o los alimentos procesados.

Echa un vistazo a esta lista con algunos de los alimentos prohibidos en embarazadas.

Ten en cuenta también que debes mantenerte hidratada, ingerir líquidos en abundancia es fundamental. Toma 2 litros de agua diarios, también puedes ingerir zumos, infusiones o lácteos.

 

2. Ejercicio físico

El ejercicio físico es recomendado durante todo el embarazo. De hecho, es importante no adoptar una actitud pasiva durante el periodo de gestación.

Algunos de los deportes más recomendados durante el embarazo son:

  • Bicicleta
  • Danza del vientre

 

No es necesario practicar de manera obligatoria cualquiera de estos ejercicios, puedes salir a pasear o caminar un rato todos los días y también será positivo.

 

3. Descanso

Es común que las mujeres embarazadas tengan problemas para dormir por lo que es importante prestar atención a este aspecto.

Debes intentar dormir todo lo que te sea posible y hacerlo, si es posible, sobre el lado izquierdo. De esta manera, no comprimirás los grandes vasos sanguíneos y facilitarás un mayor flujo sanguíneo al feto.

Por otra parte, también ayuda a prevenir las piernas hinchadas, algo muy habitual en las mujeres embarazadas.

 

4. Calcetines y medias

El uso de calcetines y medias muy ajustadas provoca que las piernas estén comprimidas, algo que no es beneficioso si estás embarazada. Esta compresión puede dificultar la circulación y provocar varices, por lo que es recomendable usar calcetines y medias que no aprieten o que sean de compresión.

 

Otros cuidados a tener en cuenta


  • Si estás tomando algún tipo de medicación, sea la que sea, tendrás que comentarlo con tu médico, ya que solo deberás consumir aquellas medicinas que sean seguras y no pongan en riesgo la salud del bebé.
  • Si eres fumadora, lo mejor es que dejes de fumar. En caso contrario, estarás exponiendo al feto a varias sustancias perjudiciales como son el monóxido de carbono, el alquitrán y la nicotina.
  • Evita en todo caso el uso de drogas y alcohol.
  • Limita el consumo de cafeína.

 

Puede interesarte: