Cómo hacer una salsa para carne

Las salsas alegran nuestros platos, así que siempre está bien tener alguna receta de cabecera, como puede ser la salsa de nueces o la de almendras. Para que empieces por algo fácil, en este artículo explicaremos cómo hacer una salsa para carne básica.

Cómo hacer una salsa para carne
Una salsa que sirve para cualquier carne es la de cebolla, ajo, vino y perejil

Las salsas alegran nuestros platos, así que siempre está bien tener alguna receta de cabecera, como puede ser la salsa de nueces o la de almendras. Para que empieces por algo fácil, en este artículo explicaremos cómo hacer una salsa para carne básica.

Pero antes tenemos que dejar claro que, dependiendo del tipo de carne, le irá mejor una salsa que otra. Para una carne que comamos a diario, como puede ser el pollo, podemos escoger cualquier salsa que le aporte algo de sabor.

En cambio, para cortes más caros hay que optar siempre por una salsa que potencie su sabor, pero que no lo enmascare. No podemos olvidar que la salsa es un acompañamiento, un aderezo que complementa al sabor del plato.

 

Cómo hacer una salsa para carne: receta básica


 Cómo hacer una salsa para carne

Las salsas aceptan casi cualquier ingrediente, desde una base con cebolla y ajo hasta ingredientes tan exquisitos como puede ser el marisco. Solo tenemos que saber combinar los sabores.

Empezando por aprender cómo hacer una salsa para carne básica. La mayoría de las salsas llevan unos ingredientes como base y luego se van añadiendo más, en función de la experiencia en la cocina y de las ganas de innovar de cada uno.

Para mí, una salsa básica que sirve para cualquier carne es la de cebolla, ajo, vino y perejil. Para 4 raciones necesitaremos:

– Ingredientes –

  • 1 cebolla
  • 6 dientes de ajo
  • 1 cucharada sopera de perejil fresco y picado
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cucharada sopera de harina
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida

 

– Elaboración –

  • Como ves, no hay ningún ingrediente que no solamos tener en la despensa. A la hora de preparar esta salsa para carne lo primero que hay que hacer es picar los ajos, la cebolla y el perejil y sofreírlos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva.
  • Cuando la cebolla empiece a quedar transparente, salpimentamos y ligamos la salsa incorporando una cucharada de harina. Removemos hasta que no queden grumos y, cuando la harina ya no esté cruda, agregamos el vaso de vino blanco.
  • Seguimos removiendo hasta que veamos que la salsa empieza a hervir. Entonces bajamos el fuego y dejamos espesar.

 

Consejos sobre cómo hacer una salsa para carne


Consejos sobre cómo hacer una salsa para carne

En este punto es importante señalar que cuanto más espese una salsa, más salada quedará. Así que hay que salarla muy poco al principio y, si acaso, rectificar de sal al final.

La salsa ya está lista, pero dependiendo de la carne que queramos cocinar podemos sellarla, colocarla en una cazuela y echar la salsa sobre ella. Agregamos una pastilla de caldo de carne y dejamos cocer todo junto para que los sabores se integren. La cocción dependerá del tipo y corte de cada carne.

 

Cómo hacer una salsa para carne, según el corte


Del tipo de carne también dependerá que le vaya mejor una salsa que otra, como adelantábamos al principio. A continuación te daremos una breve guía sobre qué salsa hacer para cada carne:

  • Carne a la plancha: Alioli, salsa de queso, salsa de pimienta, salsa de champiñones, romesco, sanfaina, tártara, salsa al curry, etc.
  • Pechugas de pollo: Bechamel para hacerlo a la Villeroy. Si es a la plancha, la salsa de vino que hemos preparado antes le va muy bien, al igual que la barbacoa o el chimichurri. Si es frito, cualquier salsa dulce sirve, por ejemplo, la de miel y mostaza. Al pollo asado se le puede echar limón o preparar una salsa de naranja.
  • Carne a la barbacoa y a la parrilla: Chimichurri, romesco, barbacoa o agridulce.

 

Puede interesarte: