Champús para piojos: lo que debes saber

Sabemos que acabar con los piojos no siempre es tan fácil como nos gustaría, por ello vamos a hablar de uno de los productos más utilizados para combatirlos, los champús para piojos. Te contamos qué componentes químicos incluyen estos champús y cuáles debes evitar debido a su toxicidad.

Champús para piojos: lo que debes saber
Conoce los componentes químicos de estos productos

Si tu hijo o hija siente un picor intenso en la cabeza, es posible que tenga piojos. Una vez hayas confirmado que es así, te plantearás qué hacer para combatirlos. Nosotros te informamos sobre cuáles son los componentes de los champús para piojos para ayudarte en tu decisión de compra.

Ten en cuenta que es importante tratar los piojos con eficacia, ya que cuando estos llegan a la cabeza y se agarran a los pelos, comienzan a alimentarse chupando la sangre que hay en el cuero cabelludo.

Pero no acaba aquí, ya que las hembras ponen huevos, las llamadas liendres, que se quedan pegados en el pelo y que pronto nacen en forma de piojos que pondrán más huevos.

 

Champús para piojos: componentes y toxicidad


Champús para piojos

Las liendres y los piojos provocan picor y otras molestias. Es importante mantener siempre vigilada la cabeza de los niños y niñas, y si se observa la existencia de piojos, se debe iniciar un tratamiento para acabar con estos pequeños insectos.

Cuando se habla de tratamientos antipiojos, los insecticidas químicos son los más habituales, la mayoría de las personas escogen los champús para piojos o lociones antipiojos. Los principios activos que llevan estos productos son varios, pero muchos tienen sustancias que se usan como insecticidas, algunos de los más conocidos son la permetrina, el lindano y las piretrinas. Estas sustancias son utilizadas para actuar contra los piojos y las liendres, aunque su acción en las liendres es más limitada.

Debes tener en cuenta que los champús para piojos no son productos que prevengan la infestación, sino que deben ser utilizados únicamente si se han detectado piojos. Son eficaces, aunque algunos pueden provocar efectos adversos, como puede ser picor o irritación del cuero cabelludo. Y, por otro lado, algunos piojos ya se han hecho resistente a ellos, y hay veces que pasados unos días es necesario un segundo tratamiento.

Hablemos de algunos de los componentes de los champús para piojos:

 

Permetrina

A partir del 1% en la composición del champú para piojos o loción. Es considerado el tratamiento más apropiado para combatir a estos parásitos, aunque cabe decir que algunos piojos son inmunes.

Los insecticidas que se fabrican a base de esta sustancia, son los más estudiados en los ensayos clínicos, y dentro de toda la gama de insecticidas que existen es el tratamiento de menor toxicidad.

Puedes encontrar permetrina tanto en champú como en loción. Sin embargo, recomendamos en mayor medida la loción, ya que el champú se queda menos tiempo en contacto con el cuero cabelludo y suele tener menos concentración.

 

Lindano

Este componente está en varios productos para piojos y cuenta con un nivel de toxicidad medio, por lo que es mejor evitarlo. Es un tipo de pesticida que puede llevar consigo toxicidad neurológica. Además, hay productos más eficaces que este.

 

¿Qué tipo de champú es más económico?

Los champús para piojos pueden tener diferentes precios dependiendo de algunos factores, pero normalmente cuestan entre 8 y 12 euros. En los supermercados puedes encontrar este tipo de productos (a base de permetrina) a un precio más económico que en otros lugares como las farmacias.

 

Algunos consejos para eliminar los piojos


Antes de acabar, te recordamos dos consejos esenciales ante los piojos:

  • Es mejor prevenir que curar, así que examina regularmente y con atención la cabeza de los niños, sobre todo en las sienes, la nuca y detrás de las orejas.
  • No utilices productos antipiojos de manera preventiva. Los insecticidas solo serán útiles si existen piojos vivos. Pon atención al prospecto del producto, donde se indica el tiempo del tratamiento y la cantidad necesaria para un resultado positivo.

 

Puede interesarte: