¿Cómo afectan los catarros en los niños?

Podemos decir que con el frío llegan los catarros en los niños. Te explicamos cómo puede afectarles y te damos algunos consejos para tratarlos.

¿Cómo afectan los catarros en los niños?
Un buen descanso y una correcta hidratación y alimentación serán fundamentales

Existen alrededor de 200 virus que causan catarros en los niños. Estos afectan sobre todo en la temporada de invierno, y cuando los más pequeños comienzan a ir a la guardería o a la escuela, ya que están más expuestos.

Si tu hijo o hija comienza con un catarro (tos, nariz tapada, malestar, dolores…), lo más apropiado es que solicites una consulta con el pediatra.

Recuerda que los medicamentos (también los que pueden adquirirse sin receta) están desaconsejados en menores de 6 años si no existe una recomendación médica. Además, es importante poner atención a los prospectos y no suministrar ninguna medicina a niños o niñas con edades por debajo de las recomendadas.

 

Síntomas de los catarros en los niños


Catarros en los niños

El resfriado o catarro es una afección de las vías respiratorias altas. Los niños y niñas tienen una gran sensibilidad a la hora de contraerlo, y pueden padecerlo varias veces a lo largo del año. Esto se debe a que su sistema inmunológico, que les protege de las infecciones, se encuentra aún en desarrollo.

La mayor parte de las veces el contagio de los catarros en los niños y niñas se da como consecuencia del contacto con otros pequeños afectados, que estornudan o tosen, y extienden el virus. Además, puede transmitirse mediante un simple frotamiento de nariz u ojos, o por el contacto con juguetes que están infectados o contaminados por el virus.

El frío, los cambios bruscos de temperatura, que debilitan el sistema de defensa de la garganta y de las mucosas de la nariz, la humedad, la afluencia de gérmenes en los lugares con muchas personas y la atmósfera de la ciudad, son varios de los factores que favorecen la aparición de los catarros en los niños y niñas.

Algunas de las características de los catarros son:

  • Cansancio.
  • Picor en la nariz.
  • Episodios de obstrucción nasal que complican la respiración.
  • Aumento de la mucosidad nasal, que comienza con el goteo nasal (rinorrea). En un inicio es claro y fluido, pero si se da sobreinfección puede transformarse en espeso y verdoso o amarillento.
  • Secreciones.
  • Tos.
  • Fiebre.
  • Malestar general.
  • Estornudos.
  • Ojos lagrimosos.
  • Oídos tapados.

 

En el caso de los bebés, la fiebre aparece mucho más frecuentemente, ya que su sistema inmunológico es todavía más inmaduro. La fiebre servirá para incrementar las defensas del organismo, y aunque suele ser el motivo más común por el que se solicita una consulta con el pediatra, normalmente se curan solos (sin secuelas) en un plazo de aproximadamente 7 días.

 

¿Cómo aliviar el catarro en los niños?


Al ser provocados por un virus, los catarros en los niños y niñas no tienen un tratamiento específico eficaz que acabe con ellos. Sin embargo, se pueden usar algunos medicamentos o remedios que ayudarán a aliviar los síntomas. Estos irán destinados sobre todo a disminuir el goteo o mucosidad de la nariz, que produce obstrucción y que provoca dificultades a la hora de respirar.

De este modo, será positiva la ingesta de líquidos abundantes o el uso de descongestivos, así como la administración de gotas de suero fisiológico en las fosas nasales del bebé, niño o niña, antes de las comidas. Por otro lado, es importante que los pequeños aprendan a sonarse la nariz de manera correcta.

Pueden darse algunas complicaciones como bronquitis, laringitis, sinusitis u otitis, por lo que lo mejor será poner atención en las recomendaciones del pediatra. Además, no debes olvidar que cualquier tratamiento que sea necesario deberá ser recomendado por el personal médico, que conocerá el caso concreto de tu hijo o hija.

 

Puede interesarte: