Canastilla bebé: ¿cómo prepararla?

La canastilla de tu bebé debe ser preparada con un mes antes de dar a luz. Estos son los indispensables que debe llevar la primera maletita de tu bebé.

Canastilla bebé: ¿cómo prepararla?
Su primera maletita de viaje

La canastilla de tu bebé, es como una pequeña maleta de viaje en la que, deberás meter todo lo indispensable para tu bebé en esos primeros días de vida.

Después de dar a luz, lo más probable es que además de ser la mujer más feliz del mundo, también no hayas podido pegado ni ojo y estés algo cansada.

Para hacerte la vida más fácil, es muy importante que tengas a mano las ropas y los complementos para esos primeros días.

 

Preparando la canastilla de tu bebé


Recuerda que los recién nacidos, no tienen una regulación térmica. Por eso, es recomendable tenerlo bien abrigado. También es importante, que el tamaño de las prendas de la ropa para vestir a tu bebé, sea de una talla 0 y/o para prematuros.

No te olvides qué, aunque la ropa sea nueva o bien, sea reciclada o de herencia, asegúrate de lavarla para evitar posibles alergias. Con un suavizante hipo alergénico las prendas quedarán aún más suaves.

Escoge ropas fáciles de poner y quitar. Sobre todo selecciona las más cómodas.

 

¿Qué poner en la canastilla de tu bebé?

La canastilla de tu bebé deberá incluir: ropa, pañales, cremitas y otros complementos. La cantidad de ropa, dependerá del espacio que quieras llevar. Tanto si eres primeriza, como no, te aconsejamos llevar unas 6 piezas por cada tipo de ropa. En los complementos como guantes, gorros, chupetes… bastarán con incluir un par de cada:

  • Bodies;
  • Pijamas: El pijama es muy fácil de poner gracias a los cierres de la espalda y la entrepierna; además, viste al bebé de los pies a la cabeza;
  • Gorritos: mejor de algodón. Recuerda que los bebés menos de 3 meses, deben llevar gorro también en otoño y primavera;
  • Manoplas: evitarás que se arañe con sus primeras uñitas y, combatirán el frío en sus manitas;
  • Chaquetitas de perlé;
  • Calcetines o patucos: es bueno que no use zapatos, así estimulará el puente. Y con los calcetines tendrá suficiente para no tener frío en los pies;
  • Baberos;
  • Mantita;
  • Chupete;
  • Toallas;
  • Pañales de recién nacido (1 paquete);
  • Gasas de algodón (en las farmacias las venden);
  • Crema hidratante específica para recién nacidos.

 

Qué no poner en la canastilla de tu bebé:

  • Cordones, lazos, alfileres, botones grandes… todos estos podrían ser peligrosos para tu bebé;
  • Tejidos sintéticos y/o de la lana. No absorben la transpiración, y podrían irritar la piel.

 

La canastilla para la mamá

Si ya has preparado la canastilla para tu bebé, ahora te toca hacer una maletilla para ti, mamá. Te recomendamos que las prendas que vayas a poner, sean de tejidos suaves y naturales:

  • Camisolas que se puedan abrir fácilmente, son ideales para dar el pecho;
  • Estola para cubrirte cuando des de mamar, lo ideal es de algodón 100% o de lino;
  • Bata de tejido suave y natural y zapatillas de andar por casa;
  • Albornoz y toallas de cuerpo y mano…un must que nunca están demás;
  • Camisetas de manga corta o larga según la época y las que te sientas más cómoda;
  • Una rebequita, típico consejo de mamá y de abuela: por si refresca;
  • Sujetadores de lactancia;
  • Braguitas cómodas;
  • Compresas higiénicas: en el mercado existen unas específicas para la maternidad;
  • Discos protectores de lactancia;
  • Cremas hidratantes corporales y faciales, mejor sin perfume y por último, tu bolsa de aseo personal.

 

No te olvides de incluir en la canastilla:

  • Una bolsa para meter la ropa sucia;
  • DNI del padre y de la madre, el libro de familia para registrar al bebé;
  • La tarjeta sanitaria de la Seguridad Social o el seguro médico;
  • Si vais a una clínica privada, posiblemente te haga falta el volante de ingreso emitido por el ginecólogo y, también su informe evolutivo de tu embarazo.

 

Recuerda que al estar fuera de casa, necesitarás sentirte segura, por lo que si preparas con antelación la canastilla de tu bebé y tu maleta con todo lo indispensable, te sentirás mucho más tranquila. ¡Disfrutad del viaje juntos!

 

Puede interesarte: